Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/22/2012 12:00:00 AM

Los tres hombres que impulsaron la carrera de Santoyo

El expresidente Uribe y los generales Castro y Campo fueron decisivos en la vida policial del hoy general detenido en Estados Unidos.

El general retirado Mauricio Santoyo Velasco tuvo una sólida carrera en la Policía Nacional gracias al impulso dado por el expresidente Álvaro Uribe Vélez y los también generales Jorge Daniel Castro y Teodoro Campo. Uribe lo nombró su jefe de seguridad durante su campaña a la presidencia en 2002 y luego lo llevó a la Casa de Nariño como Jefe de seguridad del Presidente. Ambas decisiones fueron tomadas pese a que era público el proceso judicial por la desaparición de dos personas y el escándalo de chuzadas a líneas telefónicas de defensores de derechos humanos en Medellín en los que estaba envuelto Santoyo.

En efecto, entre diciembre de 1997 y febrero de 2001 en la capital de Antioquia se produjo una cascada de interceptaciones ilegales de líneas telefónicas, muchas de ellas de diversas organizaciones no gubernamentales defensoras de derechos humanos. En total, se “chuzaron” 1.808 líneas utilizando firmas falsas de fiscales.

Al proceso de investigación penal y disciplinario fueron vinculados además de Santoyo, un funcionario de Empresas Públicas de Medellín (EPM) y otros cinco miembros de la Policía Nacional. Para la época, el coronel Mauricio Santoyo Velasco se desempeñaba como comandante del Gaula de la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá (1997-1999). Pese a su incierta situación jurídica, Uribe le dio el visto bueno en 2002 para que fuera el hombre encargado de su seguridad.

Entonces en los medios de comunicación se hicieron múltiples artículos en los que se preguntaba sobre la posible vinculación de Santoyo con las chuzadas y el asesinato de dos personas: Ángel José Quintero y Claudia Patricia Monsalve, quienes fueron vistos por última vez el 6 de octubre del año 2000 cerca de la Estación San Antonio del Metro, en el centro de Medellín, donde hacia las 12 y media de la noche hombres armados los interceptaron en una moto y luego los obligaron a subir a una camioneta. Por este caso se señaló a Santoyo. Aunque Santoyo Velasco fue llamado a indagatoria el 18 de abril de 2001, junto al también ex comandante del Gaula Germán Eduardo Flórez Sánchez, el 30 de mayo de ese año la Fiscalía se abstuvo de dictar medida de aseguramiento en contra de ambos, al considerar que “no existió indicio grave de responsabilidad”.

El proceso siguió su curso, Uribe ganó por amplia mayoría las elecciones y el 7 de agosto lo posesionó. Su misión era, según el boletín oficial de la Presidencia de ese día, el “encargado de velar por la integridad física del nuevo mandatario y su familia”.

El 29 de agosto de 2003, cuando Mauricio Santoyo seguía en ese cargo, el ente acusador lo absolvió por no encontrar mérito suficiente para continuar la investigación.

La relación con los generales
 
Pero no solo el expresidente tuvo una influencia importante en la carrera de Santoyo. En realidad, no son pocas las personas que como consecuencia del complejo lio jurídico y la aceptación de cargos de haber colaborado con las AUC y los narcos ahora afirman no haber tenido nada que ver con él. O dicen estar sorprendidos y desconocer las actividades ilegales en las que el ex oficial estuvo involucrado. En la mañana de este miércoles, por ejemplo, en una entrevista con Caracol radio, el ex director de la Policía, general Jorge Daniel Castro, dijo que “las labores de contrainteligencia fallaron”. El asunto no deja de sorprender. Castro fue comandante de la policía metropolitana de Medellín en la época en la que Santoyo era el jefe del Gaula en esa ciudad y cuando asumió la dirección general de la institución fue él quien llamó a ascenso a Santoyo, según estableció semana.com.
 
Pero tal vez uno de los que mayor responsabilidad puede tener es el también ex director de la Policía, general Teodoro Campo, antecesor de Castro. Campo no solo fue comandante de la policía de Antioquia en el período que coincidió con Santoyo. En octubre de 2000 Campo fue retirado de la policía pero dos años mas tarde gracias a su cercanía con Pedro Juan Moreno, logró que aprobaran su reintegro a la Policía y fue designado director general por recomendación de Moreno a Uribe. Campo fue quien designó a Santoyo como jefe de seguridad de Presidencia. Tras una accidentada gestión fue retirado nuevamente en noviembre de 2003, pero Santoyo continuó. Hoy esos viejos amigos de Santoyo dicen que no sabían nada. Mientras tanto, el ex presidente Uribe insiste en que las confesiones de Santoyo son una ofensa para su gobierno porque él lo nombró para cumplir la ley y no para ayudar a criminales.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.