Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/6/2010 12:00:00 AM

Los uniformados de la 'Oficina'

Varios escándalos recientes han dejado muy mal parada a la Policía en Medellín. Los casos muestran que muchos policías y ex policías trabajan para la mafia de esa ciudad.

A las 2 de la tarde del pasado 5 de enero, en el barrio El Poblado, fueron abaleados dos hombres que se movilizaban en un Renault Twingo. Una de las víctimas era el ex agente de la Policía, John Fredy Balanta García, de 30 años. La noticia no pareció sorprender a muchos. Para entonces el nivel de violencia se había expandido en Medellín y no era extraño encontrar policías o ex policías involucrados en hechos criminales.

Uno de los casos más impresionantes es el del comandante de la Policía de Itagüí, mayor Luis Augusto Manrique Mantilla, y de tres de sus agentes, todos destituidos y detenidos hace siete meses por su participación en un crimen cuyos detalles resultan escalofriantes: aparecieron destrozados tres jóvenes y Diego Mejía, conocido con el alias de '28', un jefe de sicarios que, según las autoridades, estaba implicado en el asesinato de Francisco Villalba, protagonista de la masacre de El Aro.

Además, hace poco se supo que el subcomandante de la Metropolitana del Valle de Aburrá, coronel Carlos Alberto García Cala, también podría estar implicado en el crimen de '28', cuya captura y desaparición tendría como objetivo "limpiar" eventuales conexiones que rastrea la justicia en contra de los responsables de la masacre de 15 campesinos antes mencionada.

El problema ya empieza a preocupar en Medellín. Pues si bien el general Óscar Naranjo ha tratado de combatir la delincuencia en esa ciudad, los casos de uniformados comprometidos no son pocos. "No hay un solo hecho delictivo importante en Medellín en donde no estén las manos de policías corruptos", le dijo a SEMANA un investigador de la Fiscalía que prefiere reservar su identidad. Según su testimonio, se han encontrado agentes en casos de bandolerismo como el de 15 uniformados de la estación Candelaria, en el centro de Medellín, involucrados en robos y extorsiones a comerciantes. Cuatro de ellos ya fueron condenados a ocho años de cárcel por concierto para delinquir con fines de narcotráfico. El año pasado también fueron descubiertos policías clonando tarjetas débito; uno de ellos fue condenado el pasado noviembre a 78 meses de prisión.

"Los sicarios más feroces de 'La Oficina' son ex agentes de policía", le dijo a SEMANA un fiscal que lleva procesos contra bandas. Es el caso, por ejemplo, del ex agente Euclides Sánchez Rincón y del ex capitán Iván Darío Castaño, que fueron abaleados en una Toyota Prado al sur del área metropolitana en agosto del año pasado.

Según investigaciones de inteligencia, se calcula que con 'La Oficina' trabajan entre ocho y 10 ex agentes. Dos de los más buscados son Byron Ordóñez Portilla, alias 'Careguayo', mayor retirado de la institución. El otro más buscado es el capitán retirado Edward García, alias 'Orión'. Ambos ex oficiales trabajan para Félix Isaza, alias 'Beto', actual jefe de 'La Oficina'. Al primero de los ex agentes se le acusa de desaparición forzada; al segundo, de concierto para delinquir.

A finales de 2009 fue capturado Hernán Giraldo Gaviria, alias 'Cesarín', uno de los jefes de 'La Oficina' y quien aceptó ser responsable del asesinato del empresario del chance Argemiro Salazar en agosto pasado. Con él estaban dos policías que, al parecer, le servían como escoltas: un agente de apellido Franco, adscrito a la Estación de Envigado y quien fue puesto en libertad porque no tenía requerimiento judicial, y el capitán Édison García Higuita. Para las autoridades el hallazgo de dos uniformados en servicio, escoltando a un reconocido criminal, revela el grado de contaminación de la institución en Medellín.

El capitán García no era cualquier patrullero. Fue el hombre de confianza de altos cargos policiales y escolta del general Dagoberto García, cuando fue comandante en el Valle de Aburrá y luego, en 2008, cuando fue comandante en Medellín. Es decir que mientras el capitán García le hablaba por un oído a uno de los jefes de la temida estructura mafiosa, por el otro también lo hacía con el oficial de mayor rango de la Policía de Medellín.

"Es tan crítica la situación que las grandes capturas que se le han hecho a 'La Oficina' en los últimos meses, las de 'Douglas', 'El Cebollero', 'Cesarín' y Hugo Albeiro Quintero, han sido ejecutadas por agentes traídos directamente de Bogotá", dice uno de los fiscales consultados.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.