Sábado, 25 de octubre de 2014

| 2013/05/24 00:00

Los Villamizar: de notables a condenados

María Mercedes Meneses, esposa del exsenador Alirio Villamizar, condenada por el ‘carrusel’ de las notarías.

La condena levantó las heridas de un caso que como el de los Villamizar escandalizó a Santander ya que el exsenador y su esposa gozaban de una envidiable reputación. Foto: Cortesía Vanguardia-

Durante la Gran Depresión, una de los periodos más críticos de la economía estadounidense, Bonnie y Clyde conformaron una banda que se hizo famosa por asaltar bancos convirtiéndose en una especie de Robín Hood modernos. Fue tanta su leyenda que su historia fue llevada al cine que contó con la interpretación de Warren Beatty y la bellísima Faye Dunaway. El filme se convirtió en un clásico. ¿Alguien hará una película de los Villamizar?

En caso de que así sea, el guionista encontraría grandes diferencias. Los Villamizar no se enfrentaban a la policía o al FBI, ni se jugaban la vida en cada acción sino recurrían a su poderío político para intimidar a anónimos funcionarios y poner en práctica, el tráfico de influencias y la corrupción.

En efecto, el exsenador conservador Alirio Villamizar está condenado a nueve años y medio de prisión, la sentencia se dictó en julio de 2010, por haber hecho parte del denominado ‘carrusel’ de las notarías durante el gobierno de Álvaro Uribe Vélez. Villamizar votó a favor la reelección de Uribe y a cambio recibió una notaría.

El exsenador conservador no solo hizo gestiones para que Luz Janeth Rojas fuera nombrada por el gobierno como la titular de la Notaría 11 de Bucaramanga en octubre de 2006, sino que le exigió a la funcionaria que firmara una letra en blanco que la obligaba a garantizarle una tajada de las ganancias del despacho notarial. Esto es quedarse con dineros de los ciudadanos.

Villamizar, a quien en el momento de su captura le encontraron 1.000 millones de pesos en su casa, no actuaba solo. La notaria, cansada quizá de la extorsión, denunció que la esposa del exsenador, María Mercedes Meneses Quintero, era la persona encargada de hacer los cobros que se extendieron hasta junio de 2009.

En esa época, y luego de la denuncia de la notaria, comenzó una investigación que terminó este viernes después de que María Mercedes aceptó ante la jueza Esperanza Otero Rodríguez su complicidad. La funcionaria la condenó a tres años y cinco meses por en el delito de concusión en condición de coautora y a título de interviniente. La pena fue menor porque María Mercedes aceptó su responsabilidad en los hechos y le entregó casa por cárcel porque ella alegó que era madre cabeza de familia.

Las autoridades concluyeron que Villamizar y su esposa tenían montada una verdadera empresa criminal. El exsenador hizo nombrar al contador Elías Rodríguez Rodríguez, quien controlaba los ingresos de ese despacho de tal suerte que los Villamizar sabían exactamente cuánto dinero ingresaba. La esposa del político por su parte exigía mensualmente informes de ingresos y egresos de la contabilidad de la Notaría.

Una de las pruebas principales contra María Mercedes fueron las notas que agentes del CTI hallaron en su residencia en agosto de 2009 cuando fue capturado su esposo.

La condena contra María Mercedes levantó las heridas de un caso que como el de los Villamizar escandalizó a Santander ya que el exsenador y su esposa gozaban de una envidiable reputación que, por momentos, los hizo ser los más poderos del departamento. Sin embargo, es posible que su historia no se inmortalice en un clásico del cine sino en una página más de la profundad corrupción de los últimos años.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×