Lunes, 5 de diciembre de 2016

| 2015/08/21 20:33

Luis Alfonso Hoyos podría ser extraditado

La Fiscalía le imputó cargos al exasesor espiritual del Centro Democrático por cuenta de su relación con el hacker Andrés Sepúlveda.

Luis Alfonso Hoyos. Foto: Archivo SEMANA

Este viernes la Fiscalía dio un paso importante en el proceso que adelanta en contra del exasesor espiritual del Centro Democrático, Luis Alfonso Hoyos. Ante un juez de control de garantías imputó los cargos de concierto para delinquir y delitos informáticos.

La imputación era previsible. Sin embargo, tiene efectos importantes en la suerte jurídica de uno de los funcionarios estrella del uribismo. Según conoció Semana.com, el jueves pasado, una vez se pidió en la audiencia la medida de aseguramiento, también se oficializó la solicitud de circular roja ante la Interpol, que es el paso previo para pedir la extradición.

Durante el desarrollo de la diligencia judicial del jueves, el fiscal Daniel Hernández argumentó que Hoyos tuvo conocimiento de la orden de interceptar los correos del candidato a la Alcaldía de Bogotá Francisco 'Pacho' Santos. Como se recordará, este competía con Óscar Iván Zuluaga para ser el candidato del uribismo a la Presidencia en las pasadas elecciones.

Para sustentar la imputación de los delitos informáticos el fiscal del caso señaló que "Hoyos sabía que para lograr interceptar estas comunicaciones se debía crear un software ilegal". El funcionario agregó que el exasesor espiritual también sabía que el hacker Sepúlveda les pagaba a oficiales de inteligencia de la Policía y el Ejército para que facilitaran el acceso a información secreta del Estado.

"Entre los oficiales que colaboraron están Carlos Alberto Betancourt del (Ejército), Wilson Leonardo Torres, Luis Alberto Moreno Montes, también de inteligencia, vendieron la base de datos de los desmovilizados al hacker Andrés Fernando Sepúlveda. La documentación obtenida era clasificada y privada y aun así fue divulgada y dada a conocer en la página web 'Diálogos a voces', que pertenecía a Sepúlveda", advirtió el fiscal.

El ramillete de delitos que le imputan a Hoyos es de talla mayor: espionaje, concierto para delinquir, uso de software malicioso, acceso abusivo de un sistema informático, cohecho y violación de datos personales agravado. Por esos mismos cargos Sepúlveda fue condenado a 10 años luego de llegar a un acuerdo con la Fiscalía.

Toda la diligencia se desarrolló después de que un juez de Bogotá avaló la solicitud de la Fiscalía para que Hoyos fuera declarado en contumacia, es decir, como persona ausente. Como se sabe, hasta la fecha él exfuncionario se encuentra en Estados Unidos.

La defensa de Hoyos señaló que la actuación de la Fiscalía es arbitraria y abusiva. “Esta audiencia fue sorpresiva porque estaba programada para el 15  de septiembre y en la tarde del jueves llegó la citación con el cambio. Nosotros estábamos preparando el material probatorio y no logramos llegar con la información suficiente que necesitábamos para controvertir lo dicho por el ente acusador”, denunció José Gabriel García Rueda, abogado suplente.

Es muy probable que a Hoyos le toque regresar al país. Fue visto por última vez en un supermercado en Miami (EE. UU.) el pasado 28 de enero. Se sabe que está buscando protección legal en ese país, al igual que otros uribistas como Luis Carlos Restrepo y Andrés Felipe Arias.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.