Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/7/2014 12:00:00 AM

Luis Alfredo Ramos sí deberá ir a juicio por ‘parapolítica’

La Corte Suprema tiene pruebas suficientes para demostrar que el excongresista antioqueño tuvo nexos con jefes ‘paras’.

La Corte Suprema de Justicia negó este miércoles un recurso de reposición que buscaba librar de un juicio al exsenador Luis Alfredo Ramos por vínculos con paramilitares.

Para el alto tribunal, los presuntos nexos estarían probados tras conocerse de una reunión en Bello (Antioquia) que fue convocada por el excongresista Óscar Suárez Mira. Tanto el exgobernador como el exlegislador se reunieron con jefes paramilitares antes de las elecciones del 2006.

Según Ramos y su defensa, en el encuentro no se trató un tema diferente del proceso de paz que se adelantaba en el gobierno de Álvaro Uribe. Pero la Corte encontró que la polémica reunión no tenía el visto bueno de la Presidencia de la República y por eso consideró que se trató de un acto ilegal.

Ramos aceptó haber participado en la reunión y dijo que se limitó a escuchar inquietudes sobre el proceso de paz. Él ha insistido en que fue la única reunión con paramilitares y que no recibió apoyo alguno de ellos.

Contrario a su versión, la Corte encontró a un testigo que lo compromete con un encuentro más. El hombre hacía parte del círculo de confianza de Albeiro Quintero, conocido como el 'patrón de Bello’, dueño de la flota de buses Bellanita. Quintero ya pagó una condena por concierto para delinquir.

De acuerdo con el desmovilizado, el exgobernador Ramos se reunió con Quintero a finales del 2006, antes de las elecciones para la Gobernación de Antioquia. Según la versión, Ramos iba acompañado de un político cercano, que luego ocupó un alto cargo en esa dependencia durante su mandato.

“También estuvo el señor Vicente Castaño Gil”, dijo el testigo y explicó que el motivo de la reunión “era la entrega de 800 millones de pesos en efectivo. Le escuché decir al señor Vicente Castaño que era una vaca de varios amigos (entre ellos Juan Carlos, el ‘Tuso’ Sierra) para financiar la campaña de Luis Alfredo Ramos a la Gobernación”. Finalmente, da fe de su declaración diciendo: “Esto lo sé y lo declaro porque fui testigo presencial”.

Dentro del análisis de la Corte Suprema quedó consignado contra Ramos un hecho que para los magistrados simboliza el nivel de relación al que llegó con los paramilitares: “Luis Alfredo Ramos en enero del 2005 tomó whisky con Iván Roberto Duque Gaviria, alias ‘Ernesto Báez', en una finca de Bello”.

Según el alto tribunal, fue una reunión “placentera” y allí Ramos se comprometió a impulsar la Ley de Justicia y Paz.

Otro de los testimonios tenidos en cuenta contra el exsenador Ramos fue el de Juan Carlos Sierra, el ‘Tuso’. En su testimonio ha reiterado de manera textual: “Fue en la sede asignada a Iván Roberto Duque en Santa fe Ralito donde asistí a una reunión en la que departía licor con Rodrigo Pérez, alias ‘Julián Bolívar’, y Carlos Alonso Lucio, y se planeó la necesidad de hablar con el procesado (Luis Alfredo Ramos) sobre acompañamiento al proyecto de ley de justicia”.

En los próximos días la Corte Suprema fijará la fecha para que empiece el juicio contra el exsenador, quien deberá emplear a fondo sus argumentos para tumbar la tesis de la Sala Penal, que hasta el momento lo está llevando a una posible condena.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.