Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/19/2013 12:00:00 AM

Luis Carlos Restrepo no descarta volver a la política

Semana.com conoció una carta del excomisionado de paz en la que pone condiciones para un eventual retorno.

A punto de cumplir dos años fuera del país, el excomisionado de paz del gobierno de Álvaro Uribe, Luis Carlos Restrepo, entregó una nueva prueba de supervivencia. Este jueves le dirigió una carta a un grupo de dirigentes uribistas que en días pasados lo habían invitado a regresar a hacer política en el país.

Restrepo, de quien se conocen pocas noticias desde cuando abandonó Colombia para eludir una orden de captura de la Fiscalía que lo acusó de la falsa desmovilización de la columna Cacica Gaitana de las FARC, dejó abierta la posibilidad de un regreso a la arena política.
 
En la carta, conocida por Semana.com, Restrepo dice que no hay escenarios para un pronto regreso suyo, pero convoca a un movimiento de opinión que respete las raíces uribistas para poder volver a ser un actor de la política colombiana.
 
Esta carta es una respuesta a la invitación que un grupo cercano al expresidente, encabezado por Ángela Zuluaga, decidió enviarle a través de otro uribista que abandonó el país, el columnista Ernesto Yamhure. “@ernestoyamhure Ayúdanos por favor a transmitirle al Dr. Luis Carlos Restrepo que por ahora queremos un intercambio epistolar con él. Es necesario conocer sus opiniones sobre lo que pasa en el país”.
 
En esa comunicación le pedían a Restrepo volver a participar del debate político nacional y aportar su experiencia como comisionado de paz para afrontar los retos que se le vienen al país, marcados por el proceso de paz que el actual gobierno adelanta con las FARC en La Habana del cual el uribismo es uno de sus principales opositores.
 
“Doctor Restrepo: en momentos en que los más espantosos crímenes cometidos por las FARC y el ELN están a punto de quedar en la más ignominiosa impunidad y la estabilidad nacional tambalea, queremos contar con usted como el vocero natural de una gran porción de ciudadanos inconformes con el destino que nos espera agazapado a la vuelta de la esquina”, le escribieron los uribistas a Restrepo hace varios días.
 
El excomisionado respondió a esta invitación asegurando que ya no hay espacios para concretar su participación en política, pero dejó sobre la mesa ciertas condiciones que permitirían su eventual regreso a la política nacional.
 
“Recibo con cariño la invitación que me hacen de regresar al país para participar en el debate político. Aunque no veo claro el papel que pueda jugar en la actual coyuntura electoral, cuando ya están definidas por parte del Centro Democrático las candidaturas al Congreso y a la Presidencia de la República, se pueden generar las condiciones para mi retorno si conformamos un movimiento de opinión que desde sus raíces uribistas le hable a la Nación, pensando en los retos que debemos enfrentar en el corto plazo”.
 
Restrepo propuso impulsar un movimiento denominado ‘Pacto por Colombia’ que tenga tres principios irrenunciables: no matar, no mentir, no robar. “Bajo esta consigna podemos exigir compromisos públicos a los candidatos que buscan el voto popular, y proyectarnos hacia una franja de opinión que considera tan importante la recuperación de la seguridad como la lucha contra la corrupción y la politiquería”.
 
El excomisionado de paz insiste en que este movimiento de opinión debe dejar claro que no harán oposición a la paz, pero sí a lo que considera el “engaño” que a su juicio se está generando en la mesa de negociación de La Habana entre el gobierno Santos y la guerrilla de las FARC. “Hay que hablar con claridad y recordar que la combinación de violencia y política ha sido el origen de nuestros males”.

Restrepo considera que este movimiento define un ideario sencillo que se puede replicar en el país. Insiste en que la coyuntura actual es prioritario defender un proyecto colectivo cuya meta sea consolidar a Colombia como una democracia con libertades.
 
Esta es la más reciente noticia que se conoce de Restrepo, quien abandonó el país el 8 de enero del 2012, precisamente cuando la Fiscalía profirió una orden de captura en su contra. Aunque las investigaciones judiciales contra Restrepo continúan, sobre él ya no pesa una orden de detención, pues el pasado 23 de septiembre se vencieron los términos de la orden de captura internacional que la justicia colombiana había proferido en su contra. Sin esta medida, Restrepo podría regresar al país sin ver comprometida su libertad.
 
Restrepo estuvo a punto de incursionar en la política electoral en las elecciones del 2010; en ese entonces, cuando estuvo por varios meses como presidente del Partido de La U, quiso encabezar la lista de candidatos a la Cámara por Bogotá del movimiento. Sin embargo, renunció a esta aspiración.
 
Esta había sido la única oportunidad en la que Restrepo estuvo tentado por la política. Ahora, a punto de cumplir dos años en la clandestinidad, el excomisionado de paz no cierra las puertas a liderar un movimiento político. Así lo dejó en el ambiente en la carta que escribió antes de la Navidad.
 
Lea la carta de Luis Carlos Restrepo

 
Estimada Ángela:
 
Recibo con cariño la invitación que me hacen de regresar al país para participar en el debate político. Aunque no veo claro el papel que pueda jugar en la actual coyuntura electoral, cuando ya están definidas por parte del Centro Democrático las candidaturas al Congreso y a la Presidencia de la República, se pueden generar las condiciones para mi retorno si conformamos un movimiento de opinión que desde sus raíces uribistas le hable a la nación, pensando en los retos que debemos enfrentar en el corto plazo.

Les propongo que impulsemos un PACTO POR COLOMBIA, que tenga como principios irrenunciables: NO MATAR, NO MENTIR, NO ROBAR. Todo dentro de estos principios; nada por fuera de ellos. Bajo esta consigna podemos exigir compromisos públicos a los candidatos que buscan el voto popular, y proyectarnos hacia una franja de opinión que considera tan importante la recuperación de la seguridad como la lucha contra la corrupción y la politiquería.

Frente a los diálogos de La Habana, debe quedar claro que no nos oponemos a la paz, sino al engaño. La manipulación de las ilusiones de paz con fines electorales no nos traerá la paz sino más violencia. Hay que hablar con claridad y recordar que la combinación de violencia y política ha sido el origen de nuestros males.

Definamos un ideario simple, compartido, que podamos replicar por las redes a nuestro alcance. Hoy más que nunca, ante la confusión reinante, se vuelve prioritario defender un proyecto colectivo que tenga como meta consolidar a Colombia como una democracia con libertades.
 
Un abrazo para todos,
 
Luis Carlos Restrepo
Diciembre 19 de 2013
 




¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.