Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/19/2015 12:23:00 PM

Auditor general, la nueva meta de Luis Colmenares

El hombre que ha librado una intensa lucha para que la muerte de su hijo no quede impune, espera alcanzar el cargo por su perfil profesional.

Si bien el auditor general de la República no tiene mucha visibilidad, en realidad se trata de un cargo clave para el control del Estado. Ni más ni menos vigila la gestión fiscal de la Contraloría General de la República y de las contralorías territoriales.

También es una entidad que maneja un presupuesto de 30.000 millones de pesos y una planta de personal de 222 funcionarios.  

Por estos días la Corte Suprema de Justicia tiene la lista con los 28 aspirantes para ocupar ese cargo, en vista de que ya termina su periodo la actual auditora, Laura Marulanda Tobón, la misma que abrió investigaciones contra la contralora Sandra Morelli por el tema de un millonario arriendo donde funcionó la sede de la entidad en el centro comercial Gran Estación.

Será este alto tribunal el que defina la terna que presentará al Consejo de Estado para elegir el alto cargo. En el listado hay nombres con cierta trayectoria como Carlos Felipe Córdoba, quien trabajó en la Contraloría General al lado de Morelli, el exsuperintendente de Sociedades Hernando Ruíz López y excontralores departamentales John Jaime Zapata y Claudia Patricia Rodríguez.

Pero hay uno en particular que llama poderosamente la atención. Se trata de Luis Alfonso Colmenares, aquel contador público que el país se acostumbró a ver en los medios luchando para que la justicia esclarezca la muerte de su hijo Luis ocurrida el 30 de octubre del 2010, tras una fiesta de disfraces.

Colmenares cuenta con todos los pergaminos para aspirar al cargo. Se graduó de contador público en la Universidad Central en 1989, realizó seis especializaciones, todas relacionadas con la gestión pública y el presupuesto, hizo dos maestrías y ha sido profesor universitario de posgrado en 20 universidades, entre ellas, la Universidad del Norte y la del Valle. También en instituciones de educación superior de Cartagena, Montería, Sincelejo y Bucaramanga.    

Por si fuera poco, ha ostentado la presidencia del Consejo Técnico de la Contaduría Pública, también fue contador general de la Nación y presidente de la Junta Central de Contadores. Desde enero del 2014, es consultor independiente y trabaja en asesorías en entidades territoriales.  

Colmenares, como los otros candidatos, fue entrevistado este jueves por los magistrados de la Corte Suprema. A ellos les dijo que era necesario que la Auditoría se reformara ya que tiene un presupuesto muy alto y una planta profesional que podría cumplir otras funciones.

“Esa entidad se desnaturalizó y se ha desbordado en su labor. Hoy en día no se distingue en materia de competencias entre la contraloría y la auditoria, parece que tuvieran el mismo trabajo”, les dijo a los magistrados.

La propuesta de Colmenares es controvertida. Según expuso, de los 222 funcionarios que cuenta la entidad, solo deberían quedar 20. Los demás deberían ir a prestar sus servicios a la rama judicial como jueces de descongestión. Una propuesta en momentos en que la justicia hace crisis.

También reclamó porque en el listado de aspirantes aparecen personas que hasta hace poco estuvieron en altos cargos en la Contraloría General, lo que para él no es ético, puesto que considera que no se puede fiscalizar un ente al que pertenecía.

Pero con todo, será el alto tribunal el que definirá la terna a principios de agosto y evalúe estas y otras inquietudes normales en un proceso de selección.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.