Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/8/2011 12:00:00 AM

Luis Fernando Almario, acusado por la Procuraduría de nexos con grupos ilegales

Según el Ministerio Público, el exrepresentante por Caquetá tuvo nexos con las FARC y estuvo involucrado en el asesinato de miembros de la familia Turbay Cote. Además, desde 2002 tuvo vinculos con el paramilitar ‘Bloque Central Bolívar’.

El procurador General de la Nación, Alejandro Ordóñez, formuló pliego de cargos el viernes al exrepresentante por Caquetá, Luis Fernando Almario Rojas, por cuenta de “presuntos vínculos con grupos armados al margen de la ley” y “por posibles relaciones con la muerte de los Turbay Cote”, según señaló un comunicado del Ministerio Público.
 
Almario, quien se desempeñó como congresista en los periodos constitucionales 1998-2002, 2002-2006 y 2006-2010, de acuerdo con las pruebas que fundamentan la decisión del procurador “acordó pactos desde el año 1999 y el 2001 con las FARC-EP, con fines políticos que terminaron con la muerte de los Turbay Cote”.
 
El 29 de diciembre de 2000, en la vía de El Doncello a Puerto Rico (Caquetá) el parlamentario Diego Turbay Cote y su madre Inés Cote de Turbay fueron muertos en un retén de las FARC junto con cuatro personas más. Un reporte del Ejército señaló que las víctimas fueron obligadas a descender de los vehículos en que se transportaban, los hicieron tender en el suelo y los asesinaron.
 
De acuerdo con los testimonios a los que la Fiscalía dio credibilidad, las Farc actuaron por órdenes del cabecilla Fabián Ramírez, quien estaba convencido de que la madre del congresista era quien había llevado a los paramilitares a Caquetá, donde los habría contactado con comerciantes y ganaderos y les habría conseguido financiación y permiso en fincas para que establecieran sus bases clandestinas. Un emisario del congresista Almario le habría dado toda esta información a Ramírez.
 
La investigación oficial apunta a que, en realidad, el verdadero aliado de los paramilitares era Almario y, al sacar a los Turbay de la escena, consolidaba su cacicazgo político. El excongresista, además de estar relacionado con las Farc por este crimen, también es investigado por parapolítica. En su supuesta relación con estos grupos, incluso habría llevado a trabajar con él al menos a un familiar de los jefes paras de su región.

En su defensa, Almario trató de probar que era perseguido por las Farc. Pero testimonios como el del comisionado de paz del presidente Andrés Pastrana, Víctor G. Ricardo, llamaron la atención sobre la cercanía de Almario con personajes como 'Raúl Reyes'.
 
Incluso, el exparlamentario presentó un atentado que le hicieron en su casa en Florencia como una prueba de la persecución en contra suya por parte de la guerrilla, pero la Fiscalía validó testimonios según los cuales ese ataque fue precisamente una respuesta de las Farc, al ver que habían sido engañadas con la información que les habría dado para asesinar a los Turbay.
 
Hoy, según la Procuraduría, Almario tuvo nexos “a partir de 2002 con miembros del autodenominado grupo paramilitar ‘Bloque Central Bolívar’, comandado por Juan Carlos Monje, pactos que se mantuvieron en el tiempo”, señala la nota.
 
Para la Procuraduría, dichas alianzas “se basaron en intereses de cooperación mutua que finalmente redundaron en beneficio electoral de Luís Fernando Almario Rojas, quien contó con el apoyo y aval de los mencionados grupos armados ilegales”.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.