Jueves, 19 de enero de 2017

| 2015/12/15 02:29

"Ya dejé los rencores": general (r) Luis Herlindo Mendieta

Dijo el exoficial que hizo parte del tercer grupo de víctimas que viajó a Cuba, y que estuvo casi 12 años secuestrado por las FARC.

Luis Mendieta Foto: Archivo SEMANA
;
AFP

El general de la Policía Luis Mendieta pasó casi 12 años como rehén de las FARC. Este martes testificó en La Habana el inédito pacto a favor de las víctimas que suscribió esa guerrilla con el Gobierno.

"Ya hice mi catarsis y dejé los rencores", dice, sereno, Mendieta, quien pasó secuestrado en la selva entre 1998 y el 2010 antes de ser rescatado por el Ejército.

De 56 años y estatura media, Mendieta respondió las preguntas de las poco después de anunciado el acuerdo con el que las FARC y el Gobierno dieron un paso definitivo hacia la firma de la paz, después tres años de negociaciones en La Habana.

Semana.com: ¿Qué opinión le merece el acuerdo alcanzado?

Luis Mendieta:
Nosotros las víctimas, en este momento, estamos a la expectativa de saber cuáles fueron los puntos del acuerdo porque vinimos al acto protocolario. Pero por supuesto tenemos el máximo interés en que el proceso de paz siga adelante, pero también queremos saber en detalles cuáles fueron los puntos de este acuerdo.

Semana.com: ¿Colombia está preparada para enfrentar un proceso que requiere perdón, y buena voluntad para la reconciliación?


L. M.: Es difícil, por eso algunos teóricos manifiestan que este proceso de reconciliación no se dará en nuestra generación sino en las generaciones venideras, pero nosotros contribuimos en este momento aportando, diría yo, no sólo un grano de arena. Las víctimas hemos sembrado cada una la semilla de la paz. Ya es un aporte muy valioso.

Los colombianos, especialmente con el apoyo de la comunidad internacional, verán si esa semilla crece, da frutos o si por el contrario, aquellos que no quieren la paz la dejan morir.

Semana.com: ¿En lo personal, se cree capaz de perdonar y convivir con sus captores?

L. M.: Yo, desde el tiempo de cautiverio, hice mi catarsis, hice mi cierre de días, dejé los rencores porque como soy católico, creyente, agradezco a Dios cada día que me permite vivir. Entonces, disfruto cada cosa que me pasa día a día, segundo a segundo o minuto a minuto. Es cierto que hay muchas personas que no quieren pasar esa página como los familiares de los secuestrados, familiares de los desaparecidos, que quieren perdonar, pero cuando les regresen a sus seres queridos. Aquellos que han sido objeto de extorsiones, de una cantidad de delitos, pues también están esperando que sean reparados para pasar a ese tema del perdón y también al tema de reconciliación.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.