Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/11/2014 12:00:00 AM

“No hice ningún daño contra esas chocolatinas”

Dijo Luis Mora, el ladrón que enfrenta 45 procesos y 9 condenas por robo.

Luis Augusto Mora ya hizo historia. No por ser un gran empresario, o un jugador de fútbol o un político. El país ahora lo recuerda por tener en sus espaldas 45 procesos y nueve condenas por un delito al que muchos no dan crédito todavía: robar chocolatinas.

Semana.com contó su historia hace pocas semanas cuando fue condenado a 11 meses y 15 días de prisión por robar 25.000 pesos en chocolatinas. Pero sólo este miércoles los colombianos tuvieron la oportunidad de verlo cuando las cámaras mostraron su rostro en momentos en que compareció en una audiencia preparatoria ante un juez por un nuevo proceso y el mismo delito.

¿Por qué las roba? se preguntan quienes llegan poco a poco y van conociendo esta historia. Uno de sus abogados -tiene varios defensores de oficio por cada proceso- explica que las cambia por droga y para su sostenimiento.

El nuevo proceso que enfrenta Mora tiene que ver con hurtar 29.000 pesos en chocolatinas. En la audiencia, que se convirtió en todo un espectáculo, este hombre señaló que su intención no era indemnizar al almacén afectado, porque él no le quitó nada. “Han capturado la chocolatina, yo no las maté, no las secuestré, no hice ningún daño contra esas chocolatinas”, dijo Mora Ferrer en el marco de la segunda diligencia desarrollada este miércoles.

Guillermo Montoya es uno de los defensores de Mora. El abogado criticó que la justicia se desgaste en este tipo de casos que podrían tener otra salida. Aseguró que la conducta del presunto ladrón de chocolatinas no se consumó porque el almacén recuperó las golosinas.

“Son cantidades mínimas de chocolatina, en el caso mío son 29.000 pesos. Es una suma insignificante que no lesiona el interés jurídico del almacén porque es una cantidad que uno podía determinar como un delito bagatelar, de poca monta”, explicó.


Luis Mora Ferrer compareció en una audiencia preparatoria por un nuevo proceso y por el mismo delito.

El abogado cree que su representado es cleptómano porque tiene más de 40 sindicaciones por hechos idénticos. “Él (Mora) manifiesta que tiene su familia en Estados Unidos y ha dicho que hurta estas chocolatinas para cambiarlas por droga. Estamos entonces frente ante un cleptómano y probablemente ante un adicto. En mi opinión, sería injusto que la justicia terminara condenando a una persona que no causó ningún daño”, dijo el jurista.

Para el abogado, la justicia debería preocuparse por casos más grandes y consideró que es insólito el desgaste de tiempo y dinero por conductas que no tienen ninguna significación social.

Y es que en este caso se aplica el viejo adagio de que “un carcelazo no se le niega a nadie”, como medida curativa. Pero además la justicia entra en un desgaste de tiempo y recursos en procesos que, como este, se podrían resolver en el escenario de pequeñas causas. En todo caso, la justicia tiene que actuar.

Un dato más aterrador es que Mora hace parte del grupo poblacional de la cárcel La Picota que integra el viejo Patio Uno donde hay más de 4.088 internos y un hacinamiento superior al 300 %.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.