Martes, 6 de diciembre de 2016

| 2015/10/25 18:14

Luis Pérez regresa a la política en Antioquia

El candidato avalado por Cambio Radical y el Partido Liberal derrotó con una amplia votación al candidato del uribismo, Andrés Felipe Guerra.

Luis Pérez regresa a la política en Antioquia

Como el visionario que ideó y gestionó los primeros proyectos que hicieron de Medellín una ciudad innovadora, y dejando atrás todas la polémicas en torno a su nombre, Luis Pérez Gutiérrez volvió a la vida pública al ser elegido el nuevo gobernador de Antioquia. Derrotó, con una amplia votación, al candidato del uribismo, Andrés Felipe Guerra.

Fueron 10 años difíciles para el exalcalde de Medellín, quien entre el 2001 y el 2004 se la jugó por la construcción del Metrocable de Santo Domingo; la doble calzada a las Palmas que conecta, rodeando la montaña, con el aeropuerto internacional José María Córdova, y por otros proyectos que fueron, según él, los pasos que guiaron a la ciudad hacia su transformación.

Después de terminar su periodo fue reemplazado por Sergio Fajardo. En el 2007, estando en desacuerdo con las ideas del hoy saliente gobernador de Antioquia, que en ese periodo fue alcalde de Medellín, se enfrentó –sin el aval del Partido Liberal, al que había representado en su primer mandato-- a Alonso Salazar a la Alcaldía de la ciudad. Pérez perdió.

En el 2011 lo intentó de nuevo, pero luego de unas denuncias del entonces alcalde Salazar que lo vinculaban, supuestamente, con grupos al margen de la Ley, perdió  de nuevo la Alcaldía, esa vez con un representante de su antiguo partido, el liberal Aníbal Gaviria Correa, quien se quedó con el cargo.

Y es que mencionar el nombre Luis Pérez en Antioquia produce controversia. Algunos lo defienden por sus proyectos innovadores, otros lo acusan por los cuestionamientos que le han hecho. Pese a todo lo que se ha dicho, en el 2012 la Fiscalía archivó las investigaciones en su contra, y aunque muchos pensaron que este periodo iba a ser candidato a la Alcaldía, después de la decisión judicial, este se la jugó por darle un vuelco a la región y, de nuevo, con el Partido Liberal, que le dio el aval.

Como gobernador quiere para Antioquia muchas de las estrategias que, según él, le devolvieron la dignidad a la población más pobre de Medellín. Una de sus principales apuestas es la creación de la que en campaña llamó la Empresa del Desarrollo Agropecuario de Antioquia.

Asegura que con 500.000 millones de pesos, que saldrán de las arcas del departamento y de los recursos que la Nación destina para el sector agropecuario, creará esa empresa que le dará a 150.000 campesinos un salario justo, con seguridad social y garantías de jubilación, cosa que hasta el momento no tienen los agricultores.

Y es que su gran apuesta es serle útil al proceso de paz entre el gobierno nacional y las FARC, por lo que entiende que uno de los compromisos de esa firma de convivencia es la renovación de la productividad agropecuaria, que le devuelva al campesino, como él mismo dice, la dignidad que históricamente ha perdido.

Pese a que hay quienes lo ven como el gobernador que pondrá el palo en la rueda a procesos que se han forjado, Pérez ha dicho que lo único que desea es dejarse de odios y construir una Antioquia que, en concordancia con las políticas de Medellín y de Colombia, avance hacia un nuevo camino, el de la reconciliación, no en vano es uno de los pocos candidatos que habla de fortalecer la Ley de Restitución de Tierras y acelerar los procesos de los reclamantes que buscan recuperar lo que los violentos les arrebataron.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.