Lunes, 5 de diciembre de 2016

| 2016/01/12 18:12

Las madres comunitarias se van contra el ICBF

Las mujeres están inconformes con el instituto por la cancelación de contratos en el programa de Primera Infancia. El miércoles asistirán a una mesa de trabajo con el director regional de Atlántico.

Las madres comunitarias anunciaron en días pasados que iban a empezar una “revolución” para defender sus derechos. Foto: Tomada de El Heraldo

La confrontación entre el ICBF y las madres comunitarias que trabajan en el programa de Primera Infancia pasó de las palabras a las acciones. Las mujeres –tal como lo anunciaron– protestaron este martes hasta las 3:30 p. m. afuera de la sede regional del instituto en Atlántico, en Barranquilla, para exigir sus “derechos”.

La protesta se disolvió después de que las madres y el director regional del Atlántico acordaran reunirse. El miércoles en la mañana realizarán una mesa de trabajo para intentar resolver las diferencias.

Una situación similar se presentó en Manizales. Las madres comunitarias de Supía, Riosucio y Marmato protestaron para pedirle a la entidad que les explique las razones que la llevaron a querer cancelar los contratos del programa de Primera Infancia, alegrando que su trabajo ha sido bueno.

La tensión se generó a raíz de la decisión del ICBF de cancelar los contratos con varios operadores que no estaban brindando servicios de calidad para los niños.

La noticia no cayó bien entre las madres comunitarias, pues consideran que con la salida de dichos operadores sus contratos de trabajo podrían terminar.

La directora nacional de la entidad, Cristina Plazas, manifestó en su cuenta de Twitter que no cederían ante la presión de las madres.

“¡En el país los derechos de los niños prevalecen! ¡Por esta razón no permitiremos que operadores que no prestan el servicio con calidad sigan!”, aseguró.

Sin embargo, Plazas manifestó a la Emisora Atlántico que su intención no es cancelarles los contratos a las mujeres, sino a los operadores que no están cumpliendo debidamente con su trabajo.

Fuentes del ICBF le aseguraron a Semana.com que estas situaciones se están presentando porque las madres comunitarias estarían siendo manipuladas por los operadores, pues han recibido correos en los que les aseguran que se quedarán sin trabajo si la entidad cancela las licitaciones con ellos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.