Martes, 6 de diciembre de 2016

| 2016/03/31 09:58

Ponencia pide tumbar la elección del procurador

La magistrada del Consejo de Estado Rocío Araujo presentó una ponencia en la que sostiene que la reelección de Alejandro Ordóñez fue ilegal.

La magistrada Araujo presentó la ponencia que pide tumbar a Alejandro Ordóñez como procurador general de la Nación. Foto: Archivo SEMANA

Luego de varios falsos rumores sobre la radicación de la ponencia que decidiría la suerte del procurador Alejandro Ordóñez, la magistrada Rocío Araújo presentó, finalmente, el proyecto de fallo en cual sugiere anular la elección del alto funcionario.

El documento de 250 páginas, que contiene un informe sobre el expediente y la propuesta de fallo de más de 100 páginas, fue entregado este jueves a los magistrados de la Sala Plena del alto tribunal.

El hecho de no existir una norma que permita expresamente la reelección para ese tipo de cargos habría sido uno de los vicios que rodeó su designación como jefe del Ministerio Público.

Otro elemento que juega en contra del procurador es que muchos de sus electores tenían vínculos cercanos con personas que fueron nombradas como integrantes de esa entidad durante la gestión de Ordóñez.

En efecto, algunos magistrados de la Corte Suprema, que lo ternó como su candidato, y del Senado, que lo reeligió, tenían familiares o personas con las que compartían lazos afectivos que llegaron a la Procuraduría en la era Alejandro Ordóñez.

La buena noticia para el actual procurador es que la terminación del período de los magistrados que estaban dispuestos a tumbarlo y la llegada de sus sustitutos ha nivelado las cargas en su favor, al punto de que la ponencia que pide anular su elección tiene pocas probabilidades de ser aprobada.

Según un sondeo efectuado por Semana.com, el proyecto de fallo solo sería apoyado por siete magistrados, incluida la ponente Rocío Araújo. Los 15 magistrados restantes estarían a favor de la continuidad del procurador.

No obstante ese resultado eventual, Ordóñez tampoco tendría la batalla ganada, pues, además de que tampoco cuenta con el número mínimo de votos que lo salvarían, tres de los que apoyan su permanencia en el cargo están próximos a terminar sus períodos y no alcanzarían a votar.

Así las cosas, es muy probable que el Consejo de Estado se vea obligado a sortear conjueces para decidir la suerte del procurador, que comenzará a dilucidarse a partir del próximo martes.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.