Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2015/12/29 11:14

Magistrado de Justicia y paz concede la libertad a Ramón Isaza

Las autoridades penitenciarias revisan la hoja de vida del exjefe paramilitar para establecer si tiene alguna otra deuda pendiente con la justicia.

Se calcula que, en el caso de Isaza, existen alrededor de 1.000 víctimas. Foto: Archivo SEMANA

Este martes, el temido exjefe paramilitar del Magdalena Medio Ramón Isaza recibió un buena noticia. Un magistrado de Justicia y Paz del Tribunal Superior de Bogotá expidió la boleta rotulada con el número 110012252 con la que Isaza recobraría su libertad.
 
Así lo confirmaron a Semana.com fuentes del Inpec que aseguran que el exjefe de las AUC cumplió su condena de ocho años derivada de la Ley de Justicia y Paz. Isaza deberá portar un brazalete electrónico, pues su libertad es condicional.
 
Por ahora las autoridades penitenciarias revisan si Isaza tiene en su hoja de vida alguna otra deuda pendiente con las autoridades, lo que evitaría su salida de la cárcel La Picota, donde se encuentra recluido. De no existir, este mismo martes recobraría su libertad.

El exjefe paramilitar de origen antioqueño se dedicó en el Magdalena Medio a combatir a las guerrillas desde 1978 y con tan solo ocho combatientes, que por esos días pedían ‘vacunas’ a los campesinos y robaban el ganado de las fincas. Se calcula que, en el caso de Isaza, existen alrededor de 1.000 víctimas.  

En diferentes audiencias la defensa había solicitado su libertad teniendo en cuenta sus quebrantos de salud. Durante su proceso judicial aceptó haber cometido un elevado número de crímenes durante su paso por la Autodefensas.

El perfil del 'Viejo’


Según el portal de Verdad Abierta, a principios de los años 90, en pleno auge del narcotráfico, Isaza extendió su guerra contra Pablo Escobar y sus hombres, quienes querían acuerdos con los paramilitares para la expansión de cultivos ilícitos y control en Puerto Boyacá y Puerto Triunfo.

Se presume que Isaza fue aliado de Rodríguez Gacha alias el 'Mexicano' en esa misma época. Por desobedecer órdenes de Escobar, le mataron tres sobrinos y a su hijo John, recordó Isaza en sus declaraciones. Seis de sus ocho hijos siguieron sus pasos como comandantes paramilitares.

Cuando Carlos Castaño quiso unificar las AUC, Isaza aceptó ser parte del proyecto paramilitar. Años después siguió por su cuenta, ya que, según él, fue un error aceptar porque todos los narcotraficantes del país estaban allí.

A pesar de las múltiples acusaciones en su contra, Isaza contó que nunca ha estado involucrado en masacres. Según SEMANA, se le culpa de la cruenta matanza en La Esperanza del Carmen de Viboral en 1996. Ante eso, el excomandante explica que fueron cometidas por su hijo Omar bajo órdenes del general Alfonso Manosalva y del mayor David Hernández.
 
En el 2004, Ramón Isaza se unió a la mesa de Ralito y a principios del 2006 se desmovilizó con 990 hombres. La desmovilización estuvo a punto de fracasar porque su yerno alias 'Mc Giver' y su hijo adoptivo alias el 'Gurre' se negaron al acuerdo por un tiempo. Finalmente todos se presentaron junto al 'Viejo' y entregaron las armas en Puerto Triunfo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.