Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/1/2015 10:30:00 PM

“Que Pacheco diga dónde y cómo me entregó $400 millones”

El magistrado Jorge Pretelt habló con Semana.com acerca de la polémica acusación de que recibió dineros para favorecer una tutela.

La Corte Constitucional vive uno de sus peores momentos como institución por cuenta del escándalo que estalló este viernes, en una nueva situación que deja ver que la tormenta no amaina en el poder judicial: un largo paro, de rifirrafes en la Judicatura y de controversiales comportamientos de los magistrados, para no mencionar la fallida reforma a la Justicia (lea 'Escándalo en la Corte Constitucional').

El enfrentamiento entre el magistrado Mauricio González y Jorge Pretelt, presidente del alto tribunal, deja un sinsabor. El primero dejó entrever que el segundo, supuestamente, recibió una importante suma por resolver una tutela a favor de una empresa en un millonario litigio. Pretelt se defiende en esta entrevista con Semana.com.

Semana.com: Para contexto de esta entrevista, ¿quién es el señor Víctor Pacheco que, supuestamente dice le entregó 400 millones para que usted resolviera una tutela a su favor?

Jorge Pretelt: Conocí al abogado Víctor Pacheco hace cerca de cuatro años en una serie de eventos sociales. Me lo presentaron otros magistrados del Consejo de Estado, de la Corte Suprema, en un restaurante en Barranquilla. Él viene a Bogotá desde Barraquilla.

Semana.com: ¿Creó algún vínculo de amistad con él?

J. P.: Mantuvimos luego una cercanía. Tal vez me he visto en dos o tres oportunidades con él en Bogotá y otras tantas en Barranquilla. Al Club El Nogal lo invité para un homenaje que le hice a Humberto Sierra Porto (exmagistrado), donde asistieron 250 personas. En tres años lo recibí en tres oportunidades en la Corte Constitucional.

Semana.com: ¿Otros magistrados atendían también a Pacheco?

J. P.: Me percaté de que lo han recibido en cerca de 20 oportunidades en la Corte y en las otras corporaciones. Es una persona que no demuestra nada distinto de ser un abogado decente.

Semana.com: ¿Invitar a ese abogado al Club El Nogal no significa que tenían o tienen una relación estrecha?

J. P.: No. Fueron 250 personas invitadas y muchos de ellos fueron por compromiso político o social. Pero eso no denota que hubiese una cercanía, aunque no puedo decir que era una persona lejana. Desde abril del 2014 no volvió a visitarme. Él fue a mi apartamento el año pasado y en el 2013 fue en dos oportunidades, una de ellas a fin de año.

Semana.com: Lo que quiere decir que si él iba a su casa, ustedes tenían algo más que ser conocidos…

J. P.: No podría ser una amistad porque, repito, vino en dos oportunidades, en una fiesta de fin de año donde había más de 150 personas.

Semana.com: ¿A qué iba Pacheco tan frecuentemente al despacho de los magistrados de las altas cortes?

J. P.: Eso tiene que preguntárselo a cada uno.

Semana.com: ¿Y en el que caso suyo?

J. P.: Jamás me mencionó temas puntuales. En algunas ocasiones iba a saludarme. Él pasaba generalmente por el despacho del magistrado Gabriel Eduardo Mendoza y me saludaba.

Semana.com: ¿Ustedes hablaron de la acción de tutela que lo tiene ahora a usted en problemas?

J. P.: Primero cuento los antecedentes. La tutela fue seleccionada en una sala de revisión integrada por los magistrados Jorge Iván Palacio y Alberto Rojas Ríos. A los tres meses, Pacheco me manifestó que era abogado de Fidupetrol (la empresa que interpuso la tutela contra un fallo de la Corte Suprema que la obligaba a pagar 22.500 millones de pesos).

Le dije categóricamente que no contara conmigo porque era un tema sobre el cual la Contraloría había puesto su empeño y había ya un fallo de la Corte Suprema. Daba la casualidad de que yo había recibido un mensaje de la entonces contralora, Sandra Morelli, que estaba extrañada por la selección de esa tutela.

Semana.com: ¿Y él qué le dijo?

J. P.: Nunca más conversó el tema conmigo.

Semana.com: ¿Dónde hablaron de ese tema?

J. P.: Creo que fue en un restaurante en Barranquilla donde había un grupo de personas. Pero repito, categóricamente, le dije que esa era una causa perdida y no contó con mi voto.

Semana.com: ¿Usted habló con algunos magistrados de esa tutela?

J.P.: Hay mucho respeto entre nosotros y hablamos, quizá, de los temas trascendentales. No es normal ver a un magistrado en otro despacho hablando de las tutelas, jamás lo hecho.

Semana.com: Es que se dice que usted que, supuestamente, habló con el magistrado González en el sentido de que había que favorecer esa tutela.

J. P.: Nunca y él me lo reconoció. El 4 de febrero, cuando estaba en marcha la votación donde resulté elegido presidente, el doctor González me dijo que no podía votar por mí. Le pregunté la razón. Me dijo que el magistrado Luis Ernesto Vargas informó que yo había recibido un dinero cuantioso por apoyar una tutela.

Semana.com: ¿Y usted qué hizo?

J. P.: En ese momento no supe cuál era la tutela y seguí adelante con mi proceso de elección. Cuando me eligieron, pedí cita con González y le pregunté por el tema y me ratificó lo que me había dicho, que yo había recibido 400 millones de pesos. Me habló de Fidupetrol y de inmediato le pregunté si yo le insinué alguna vez algo de ese tema o de alguna indelicadeza. Él me respondió que nunca.

Semana.com: Era un asunto delicado ¿Por qué apenas ahora viene usted a interponer alguna denuncia o él por qué no hizo lo propio?

J. P.: No hice nada porque no seleccioné la tutela y no voté aprobándola y acompañé al doctor González en su postura, entonces cómo se me va a decir que yo recibí una plata. Pero además, el propio magistrado González ha dicho que yo no intervine en nada. Quiero ser sincero, en mi caso, no le di importancia al tema.

Semana.com: ¿Y por qué el magistrado Vargas no interpuso alguna denuncia sobre el tema si fue a él a quien le llegó la noticia del presunto recibo de dinero?

J.P.: Él, en octubre, les dijo a varios magistrados que yo supuestamente había recibido ese dinero. Entonces él debió, por lo menos como presidente de la Corte Suprema, pedirme una claridad y poner una denuncia de los hechos, pero no. Es que el comentario fue tan inconsistente, que Mendoza, Pacheco o Palacio optaron por no poner la denuncia.

Semana.com: ¿Cómo es su relación con el magistrado Vargas, el autor del comentario?

J. P.: Muy regular. Nuestras relaciones no son cordiales.

Semana.com: ¿Por qué no son buenas?

J. P.: Ha sido una relación distante, ideológicamente también. No comparto casi con ninguno de los compañeros.

Semana.com: ¿Cuál cree que es la motivación del magistrado Vargas para arrojar este manto de duda sobre usted?

J. P.:
Por el tema de la presidencia de la Corte. Fue él quien puso en alerta al magistrado González y a otros magistrados.

Semana.com: ¿Por qué el abogado Pacheco actuó así contra usted?

J. P.: Es el presidente de Fidupetrol el que tiene que declarar ante la Comisión de Acusaciones. La tutela le fue adversa a la empresa y él ha dicho que nunca se pagaron esas sumas de dinero. Creo que mi voto negativo y la no intervención mía sobre ningún magistrado hicieron que se le fuera una comisión de éxito al abogado Pacheco, que hasta ahora no ha hablado.

Semana.com: ¿Qué ha pasado con esta solicitud suya ante la Comisión de Acusaciones?

J. P.: Le he pedido a la Comisión que actúe pronto. Es importante que el señor Víctor Pacheco diga, con toda claridad, dónde me entregó 400 millones de pesos y que diga cómo y que lo sostenga. Por su parte, el presidente de Fidupetrol que diga si él entregó esa suma al abogado para que me la diera. Invito al señor Pacheco que diga dónde y cómo me entregó ese dinero y de dónde lo sacó. Solo él puede decirlo y probarlo.

Semana.com: La Corte Constitucional era la que se salvaba entre tantos escándalos. ¿Ahora será un infierno?

J. P.: Va a haber dificultades y cité a una sala extraordinaria este lunes en la tarde. Esto es un decir de una persona (Víctor Pacheco) que ha manifestado que me entregó una suma de dinero contra una serie de hechos contundentes: no seleccioné la tutela, voté a favor de la ponencia negando las pretensiones de Fidupetrol y jamás hablé con Mauricio González sobre este tema.

Pregunto, ¿por qué estos magistrados que supieron del tema antes que yo no llevaron el tema ante las autoridades? Ni siquiera en la Sala Plena lo comentaron.

Semana.com: ¿Tiene la conciencia tranquila?

J. P.: Muy tranquila. Con estos rumores, por supuesto, tengo una gran preocupación por el país y por la Corte. Pero puedo decir que jamás he recibido dineros mal habidos por el ejercicio de mis funciones.

Semana.com: ¿Ha pensado en renunciar a la presidencia de la Corte Constitucional?

J. P.: No, porque el día de mañana una persona lanza una acusación contra un magistrado y de inmediato la Corte pedirá la renuncia a sus funcionarios. Creo poder contar con el respaldo de mis compañeros. Me dedicaré a defender mi honra y la de mi familia. Mi nombre tiene que quedar limpio.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.