Sábado, 3 de diciembre de 2016

| 2016/03/07 06:48

Los magistrados que lograron la certificación Icontec

En medio de una crisis de interinidad y un exceso de vacantes, la Corte Suprema recibirá este lunes un reconocimiento por haber agilizado sus procesos

Los magistrados de la Sala Civil de la Corte Suprema recibirán la certificación Icontec. Las sentencias de casación que antes se demoraban ocho años, hoy alcanzan a sacarse a veces en uno. Foto: Archivo particular

En la rama judicial no todo son malas noticias. En medio de la crisis de prestigio y la interinidad por la que atraviesan las altas cortes, en el Palacio de Justicia el lunes habrá una celebración. Los magistrados de la Corte Suprema asistirán el lunes a una ceremonia en la Bolsa de Valores de Bogotá para recibir tres certificaciones Icontec (IQNET-de carácter internacional, ISO 9001 y NTCGP 1000).

La noticia sería rutinaria si no fuera porque en Colombia la justicia no suele actuar con eficiencia. Y estos certificados precisamente premian los procesos que se llevan en orden y que cumplen con los más altos estándares de calidad. Por eso, Icontec tiene unas categorías aplicables a la Administración de Justicia y Gestión del Conocimiento Jurisprudencial.

La sala civil de la Corte Suprema se propuso alcanzar esta meta en el 2015. Un grupo de 17 abogados, liderados por el entonces presidente de la Sala Civil, Luis Armando Tolosa Villabona, trabajó durante un año y medio en ese proyecto. El pasado 27 de noviembre tres auditores visitaron las instalaciones del Palacio de Justicia y revisaron cada una de las dependencias para determinar si cumplían con los requisitos para llevar este sello.

La idea de entrar en este proceso es modernizar, a través de la tecnología y la sistematización, la forma en cómo se llevan los procesos. Así, esto se tendría que traducir en que los colombianos tengan mayor acceso a la justicia, con mejor tiempo y más comodidad a la hora de hacer los trámites. Estos esfuerzos han hecho, por ejemplo, que una sentencia de casación que antes se demoraba ocho años, hoy pueda demorarse un año en promedio. La meta para los magistrados es que el próximo año además puedan conseguir la Certificación Ambiental ISO 14001.

La noticia de este reconocimiento es como un bálsamo en esa alta corte. Como se sabe, sus magistrados han sido fuertemente criticados por no haber suplido las vacantes que faltan. Como no hay quórum suficiente, se cree que en dos semanas, cuando termine el período de Eduardo Montealegre, el país por cuenta de esa indecisión se quedará sin fiscal. Las pugnas internas en esa corporación tampoco los han dejado elegir un presidente en propiedad.

Por eso, el de recibir esta certificación podrá ser para ellos uno de los momentos más felices de estos meses.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.