Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 1999/07/19 00:00

MALAS NOTICIAS

Después de 15 días de absoluto silencio el ELN reconoce que tiene en su poder a nueve <BR>pescadores barranquilleros y que va a pedir plata para liberarlos.

MALAS NOTICIAS

No se sabe que es peor, si el hecho de que Antonio García, jefe militar del Ejército de
Liberación Nacional (ELN), haya reconocido que esa organización guerrillera secuestró a nueve pescadores
deportivos en uno de los caños cercanos a Barranquilla, después de 15 días de angustia de sus familiares, o
el anuncio del mismo líder subversivo de que esas personas tendrán que pagar una alta suma de dinero por su
liberación. La información suministrada por García puso fin a las conjeturas que se habían hecho sobre los
responsables de la acción criminal, que iban desde delincuentes comunes hasta el propio ELN, pasando
por las autodefensas.Aunque las autoridades tenían serios indicios que apuntaban al ELN hasta el viernes
existían algunas dudas acerca de los verdaderos autores del secuestro colectivo. Pero lo que muy pocos
barranquilleros llegaron a imaginar es que se trataba de un secuestro extorsivo con fines económicos. El
hecho de que el ELN hubiera liberado a varios de los pasajeros del avión de Avianca, retenidos cuando
viajaban de Bucaramanga hacia Bogotá, y a algunos de los feligreses de la capilla de La María, en Cali, hacía
pensar que de un momento a otro no sólo reconocería la acción sino que también procedería a liberar a los
pescadores plagiados. Pero en la noche del viernes el propio García reconoció al noticiero Caracol que su
grupo tenía a los pescadores y que cobraría por su rescate. "Ahora estamos peor que al comienzo. Antes
teníamos la esperanza de que por tratarse de un secuestro político el gobierno llegaría a un acuerdo con el
ELN para liberarlos. Pero ahora resulta que es un secuestro extorsivo y que nosotros tenemos que
responder por la vida de ellos. Si escasamente tenemos para comer ¿de dónde vamos a sacar plata para pagar
un rescate?", dijo a SEMANA la hermana de uno de los secuestrados.La autoría del plagio de los
pescadores del caño del Torno se había convertido en uno de los mayores misterios para las
autoridades. Las primeras averiguaciones, sin embargo, llevaron a las autoridades a responsabilizar a la
cuadrilla 'Domingo Barrios' del ELN de ser la responsable de lo sucedido.Todo hace pensar que el hecho de
que los máximos cabecillas del ELN no se hubieran referido al tema antes del viernes se debió, básicamente,
a razones de incomunicación entre los autores materiales del acto criminal y los miembros del comando
central. Al parecer se trata de un frente recién creado, el cual no tiene una relación estrecha y directa con sus
superiores.Pero lo más impactante del triste episodio que están viviendo las nueve familias barranquilleras es
que el anuncio de Antonio García en lugar de solucionarles el problema lo agrava. Al dolor que les produce
el hecho de saber que sus seres queridos están sometidos al peor de los delitos tienen que sumar ahora la
incertidumbre de estar conscientes de que la suerte de sus familiares no depende de una negociación
política, que involucra de forma directa al gobierno, sino de una humillante operación comercial en la que
está en juego nada más y nada menos que la vida de las personas a quienes ellos más aman.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.