Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/8/2013 12:00:00 AM

“Maloka no tiene nada que esconder”

Nohora E. Hoyos, la presidente ejecutiva de Maloka, respondió a los señalamientos de la Contraloría Distrital.

Por primera vez en su historia, Maloka, el centro interactivo de ciencia y tecnología más importante del país, se enfrentó a fuertes señalamientos por parte de un ente de control. Este lunes, en un comunicado inesperado, la Contraloría de Bogotá alertó sobre un posible detrimento patrimonial y un eventual riesgo de liquidación de la corporación.

Nohora Elizabeth Hoyos, la presidente ejecutiva de Maloka, habló con Semana.com sobre los recientes reparos a la entidad privada que dirige hace 15 años. Tras defender su gestión y asegurar que no son ciertas las irregularidades anunciadas por el contralor distrital, Diego Ardila, Nohora calificó el comunicado del organismo de control como "profundamente lesivo".

Semana.com: ¿Qué le responde a la Contraloría, que tituló su comunicado ‘Maloka: buenas intenciones, recursos mal manejados’?

Nohora Elizabeth Hoyos:
Le diría que sí son buenas intenciones, pero con extraordinarias realizaciones. En Maloka no se ha perdido un solo peso, no hay ningún detrimento patrimonial. Maloka no tiene nada que esconder. Somos transparentes y honrados. No estamos de acuerdo con sus señalamientos. Sencillamente, tenemos puntos de vista muy distintos.

Semana.com: Pero la Contraloría asegura que hay un presunto detrimento patrimonial por 5.500 millones de pesos, un dinero que, dice, se debía invertir en la construcción de la segunda etapa del edificio…

N. E. H.:
Las resoluciones que soportan los aportes a capital de la Secretaría de Desarrollo Económico son muy amplias y hablan de que dichos aportes son para “contribuir a la apropiación social de la ciencia y la tecnología…”. Esos aportes están destinados a los programas misionales de Maloka. Esa secretaría quedó satisfecha con los informes que le remitimos.

Semana.com: Y entonces, ¿qué pasó con la obra de la segunda etapa?

N. E. H.:
Hay 3.500 millones de pesos destinados a ese fin. No los hemos gastado, ahí están. Estamos gestionando los recursos de los sectores público y privado. No podemos ejecutar la obra sin tener toda la plata.

Semana.com: El contralor aseguró que, en caso de que se liquide a Maloka, el lote todavía no puede ser recuperado por el Distrito. ¿Es cierto?

N. E. H.:
No es cierto. Tanto en la escritura pública como en los estatutos de Maloka está claro que el lote se devuelve al Distrito si Maloka se disuelve o se liquida.

Semana.com: Ardila también dice que, desde el 2009, Maloka no ha pagado el impuesto destinado al Fondo de Pobres. ¿Qué tan real es ese incumplimiento?

N. E. H.:
Es un impuesto de 1918 que la anterior administración quiso revivir. Los abogados tributarios no se pusieron de acuerdo sobre si Maloka era sujeto del impuesto, pero decidimos pagar e hicimos un plan de pagos con la Secretaría de Hacienda.

Semana.com: ¿Hace cuánto tiempo Maloka paga el impuesto?

N. E. H.:
No sé si estamos pagando hace uno o dos meses. Sé que estamos negociando hace tres meses y hoy estamos cumpliendo con el pago del tributo, si no, nos íbamos a crear una deuda.

Semana.com: ¿Qué opina sobre el fuerte señalamiento de la Contraloría que asegura que "Maloka maneja a su arbitrio los recursos"?

N. E. H.:
Como en cualquier entidad privada, tenemos una asamblea de asociados, de ahí sale la junta directiva, en la que participan ministros de Gobierno, la Alcaldía de Bogotá, la Gobernación de Cundinamarca, Colciencias, el SENA y unas empresas privadas. Tenemos una revisión fiscal y nos vigila la División de personas jurídicas del Distrito.

Semana.com: El otro baldado de agua fría es el “eventual riesgo de liquidación”. ¿Estaría cerca el final de Maloka?

N. E. H.:
Estamos vivos. Maloka comenzó con un capital social de 15.000 millones de pesos, y al 31 de diciembre del 2010, registró 47.000 millones de pesos. Desde el 2012 estamos comprometidos a reinventarnos e innovar en el modelo de negocio. Ahora, la operación es nacional y tiene programas en todas las regiones. Es una obra heroica mantener la organización. Puedo decir que somos únicos en el mundo frente al reto de la autosostenibilidad: hacemos convenios y patrocinios, y buscamos donaciones.

Semana.com: ¿Cómo recibió las duras observaciones de la Contraloría?

N. E. H.:
Con mucha sorpresa y tristeza. Confío en el buen criterio de nuestros líderes, para que vean que Maloka es una marca que está en el corazón de los colombianos. Es un orgullo nacional. Hasta el momento no estamos notificados sobre el proceso y ya nos están condenando. Lo que está pasando es una oportunidad para hacer un llamado a las sociedades privadas y públicas, para que apoyen a Maloka y el centro interactivo salga fortalecido de este impasse tan incómodo, el cual soportamos con herramientas jurídicas probatorias.

Semana.com: ¿Hace cuánto tiempo está Maloka en su vida?

N. E. H.:
Hace 18 años soñé con hacer un centro de ciencia y tecnología que fuera incluyente y participativo. Fui directora de la Asociación para el avance de la ciencia, que creó a Maloka. Era un grupo de científicos que quiso ir más allá y hacer algo por la sociedad. Maloka fue una quijotada que teníamos que conseguir. Es una entidad privada, sin ánimo de lucro, que se autosostiene hace 15 años.

Semana.com: ¿Cómo recibe Nohora, como persona, los graves señalamientos?

N. E. H.:
Como lo dijo un twittero, “hacer algo contra Maloka es como un crimen social”. Maloka es una organización de personas impecables que decidieron poner sus vidas al servicio de la comunidad, con amor y compromiso, y bajo la absoluta transparencia. El comunicado de la Contraloría es profundamente lesivo.

Las advertencias del contralor

Este lunes, la Contraloría Distrital aseguró que tras una visita fiscal a Maloka, realizada entre los pasados meses de febrero y abril, se evidenció un presunto detrimento patrimonial por 5.500 millones de pesos, monto que hace parte de los 9.250 millones de pesos que recibió la corporación por parte de la Secretaría Distrital de Desarrollo Económico, en el período 2008-2010.

Según la entidad, el dinero estaba destinado a la construcción de la segunda etapa del edificio, pero fue utilizado para “la creación de un centro de innovación para la apropiación social de la ciencia y la tecnología, Maloka viajera sin fronteras, programas de prevención para no contraer el virus AH1N1, foros, eventos corporativos para empresas, y actividades dirigidas a estudiantes y profesores de establecimientos públicos y privados”.

El ente de control fue más allá y dijo que, desde el pasado 19 de junio, advirtió a la Alcaldía de Bogotá sobre un posible riesgo de que se pierdan 9.144 millones de pesos de los recursos públicos manejados por el centro interactivo, contemplados en la titularidad del lote, la inversión en Certificado de Depósito a Término (CDT) y las sanciones por no pagar el impuesto del Fondo de Pobres.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.