14 mayo 2013

Enviar a un amigo

Email destino:

Nombre remitente:

Email remitente:

¿Manchó Santos el honor de Vivianne Morales?

DUELOLa exfiscal lleva ante la justicia a Francisco Santos por los presuntos delitos de injuria y calumnia.

¿Manchó Santos el honor de Vivianne Morales?.

Foto: Archivo SEMANA

Hasta ahora no había ningún antecedente de esta magnitud. Una exfiscal general de la Nación interpuso una denuncia contra un ex vicepresidente y, por si fuera poco, por estos días aspirante a Jefe del Estado. Vivianne Morales cumplió su palabra. A través de su abogado Abelardo de la Espriella, denunció formalmente al Francisco Santos Calderón.

El ex vicepresidente y precandidato presidencial del Centro Democrático Francisco Santos deberá así acudir a responder a los estrados judiciales. Pero ¿qué motivos tan poderosos tuvo ella para tomar una decisión de semejante trascendencia? Lo hizo después de que este, en entrevistas radiales y en su cuenta de Twitter, descalificó a Vivianne por considerar que había politizado la Fiscalía que dirigió y porque, según él, se había ‘ensañado’ en algunos procesos judiciales como el del exministro Andrés Felipe Arias.

En la denuncia, la fiscal argumenta que el ex vicepresidente se metió de lleno con temas personales de la exfiscal y cómo llegó al punto de tocar temas relativos a su matrimonio, cuando se refirió a procesos judiciales.

“Sin lugar a dudas el señor Francisco Santos profirió afirmaciones injuriosas en la medida en que, manifestando abierto menosprecio por el honor de la doctora Vivianne Morales, se refiere a ella como una persona que tiene ‘rabo de paja de aquí a la luna’. La expresión rabo de paja tiene un cariz peyorativo y descalificante en la medida en que tal expresión encubre una acusación”, dice el texto de la denuncia.

En ella el abogado De la Espriella incluye otra afirmación injuriosa del ex vicepresidente contra la exfiscal. “Vivianne Morales es una fiscal con todas las atribulaciones políticas y con un rabo de paja que va de aquí a la luna –especialmente por quien la acompaña en su matrimonio (Carlos Alonso Lucio)-”. Según la denuncia, tal alusión demuestra el dolo con el cual llevó a cabo su comportamiento Francisco Santos, dado que la afirmación deshonrosa y descalificante hizo referencia a la vida personal de Vivianne.

Para el jurista la pretensión de Santos de cuestionar la gestión de la exfiscal a partir de circunstancias de su ámbito íntimo evidenció que su única intención fue dañar la imagen y la honra de la exfuncionaria.

De otro lado, la denuncia está enfocada a que los fiscales actúen sobre el daño que el ex vicepresidente le hace a Vivianne al asegurar que “la exfiscal es una persona que en todo sentido politizó su labor”. Considera el jurista que Santos da a entender que la exfiscal no actuó con imparcialidad durante su gestión como fiscal, sino que, por el contrario, buscó favorecer intereses políticos.

La extensa denuncia también se refiere al hecho de que el ex vicepresidente haya asegurado que Vivianne Morales se haya prácticamente ‘encarnizado’ en el proceso contra el exministro Andrés Felipe Arias en el proceso judicial de Agro Ingreso Seguro. “No hay derecho a una fiscal que se cebó en Arias como es la exfiscal Vivianne Morales”, dijo Santos.

Para el abogado, esa sindicación por parte de Santos advierte que Vivianne Morales ha incurrido en un presunto delito de prevaricato por acción, pues expresar que una funcionaria se ha ‘cebado’ al tomar determinadas decisiones en contra de un procesado, como es el caso de Arias, “es lo mismo que afirmar que las mismas son abiertamente contrarias a la ley”.

Por último, la denuncia recuerda que el mismo Santos, el 20 de marzo del 2012, tuvo que retractarse de afirmaciones calumniosas e injuriosas que realizó en contra de miembros de Sintraemcali, Sintrateléfonos y Sintraunicol, cuando aseguró que ellos como sindicalistas, habían participado en un Seminario en Quito (Ecuador) en el 2009, como “auxiliadores de la guerrilla”.

La mención a este suceso en la denuncia quizá quiere dejar entrever que Santos en el pasado ha cometido ligerezas en sus declaraciones y que, por orden judicial, se ha visto obligado a rectificar.

Así va este nuevo pleito, un duelo de quilates que apenas comienza y que seguramente traerá un nuevo dolor de cabeza al precandidato. Para él, el panorama es incierto porque deberá demostrar con pruebas lo que dijo contra la exfiscal general.
Publicidad
Horóscopo
Semana en Facebook
Publicidad