27 septiembre 2008

Enviar a un amigo

Email destino:

Nombre remitente:

Email remitente:

“Mancuso dio una lucha que hemos debido dar todos los cordobeses”

A LA GUILLOTINA CON GUSTAVO GÓMEZ.El abogado Abelardo de la Espriella habló sobre sus polémicos procesos.

“Mancuso dio una lucha que hemos debido dar todos los cordobeses”. “A ernesto báez lo considero el romántico de las autodefensas”

“A ernesto báez lo considero el romántico de las autodefensas”

Elegante y locuaz, Abelardo de la Espriella cree firmemente en que la ética pesa tanto como la estética. Es récord nacional en materia de representación de para-políticos y proclive a asumir defensas peligrosas que otros colegas suyos rechazan de plano. El hoy representante legal de ese manantial in
explicable del dinero que es DMG cree que la inmensa mayoría de los cuestionamientos que le hacen se debe a que es joven, provinciano y exitoso. Si algún día le aplican la guillotina, rodarán, en ese orden, su cabeza y una corbata finísima.

GUSTAVO GÓMEZ: Usted es un imán para los parlamentarios vinculados con la para-política. ¿Qué los atrae de usted?
ABELARDO DE LA ESPRIELLA: Disciplina, resultados y el hecho de que fui el primero en recibir procesos de para-política dando la cara. Hay muchos abogados que atienden a para-políticos pero ponen a otros a firmar. Yo no soy un abogado vergonzante.

G.G.: ¿Antes de aceptar estas defensas se hace algún tipo de planteamiento ético?
A. de la E.: Sólo acepto procesos que me despiertan interés y vértigo.

G.G.: Los delincuentes tienen derecho a la defensa, pero los abogados también tienden a decir que van hasta un punto en la representación de personajes de dudosa reputación. ¿Cuándo va a dejar de defender personas que tuvieron trato con los paramilitares?
A. de la E.: La obligación del abogado es defender las causas, independientemente de consideraciones éticas. La para-política es un excelente nicho de trabajo, y sentí que no quería quedarme por fuera del proceso más importante de Colombia.

G.G.: ¿Qué pasa cuando sabe que el defendido es culpable?
A. de la E.: Cuando existe un material probatorio que devela la responsabilidad de quien defiendo, mi posición es llevarlo a la sentencia anticipada luego de explicarle que saldría derrotado en juicio.

G.G.: Usted ha llevado a sentencia anticipada a tanta gente, que uno tendría que pensar que la mayoría de sus clientes sí son delincuentes…
A. de la E.: Mis clientes de la para-política son delincuentes políticos, gente que se vio arrastrada a hacer unas alianzas por la ausencia del Estado.

G.G.: ¿Ha defendido paramilitares?
A. de la E.: No.

G.G.: ¿Y por qué los escrúpulos?
A. de la E.: Porque hice parte de la comisión civil acompañante en el proceso de paz con ellos. No era ético ser miembro de una comisión avalada por el gobierno y terminar firmando allí clientes.

G.G.: Esa actividad fue en su momento objeto de una dura columna de Daniel Coronell, donde miraba con muy malos ojos los actos que usted organizaba contra la extradición y en los que sorpresivamente se presentaba públicamente con 'Ernesto Báez'.
A. de la E.: Esa columna surge en un momento en el que se estaba tramitando el proceso de licitación del aeropuerto El Dorado y yo representaba al grupo Nule. Mi competencia lo indujo a una serie de errores y él, de buena fe, les creyó. Pero soy respetuoso del periodismo porque lo he practicado: tenía un programa radial en La Voz de Montería, y de ahí pasé a Tele Caribe. También fui analista político con Humberto de la Calle y Jaime Castro en Radiosucesos de RCN. Y, en unos 10 años, cuando me retire del derecho, volveré al periodismo.

G.G.: Era la época en que abogaba por la no extradición de los paramilitares…
A. de la E.: Falso. Existe un documento que prueba que yo proponía una reforma constitucional para impedir la extradición de personas que se acogieran a un proceso de paz, de las autodefensas o de la guerrilla.

G.G.: ¿Ha recibido dineros de 'Ernesto Báez', Salvatore Mancuso o 'Jorge 40'?
A. de la E.: Jamás. Y me someto a polígrafo si usted quiere, Gustavo.

G.G.: ¿Es amigo de ellos?
A. de la E.: A 'Ernesto Báez', a quien considero el romántico de las autodefensas, y a 'Jorge 40' los conocí en las mesas de negociación y entablamos una muy buena amistad. Mancuso es mi paisano y se echó a espaldas una lucha que debimos haber dado todos los cordobeses. En el lugar de él, yo habría hecho lo mismo: me han querido señalar como 'paraco', pero, como dice Uribe, si me hubieran querido matar y extorsionar, habría sido 'paraco' de verdad, con uniforme y con fusil.

G.G.: ¿El fiscal Mario Iguarán fue maestro suyo?
A. de la E.: Sí, en el Externado. Somos amigos, y él lo es de mi padre, el notario.

G.G.: ¿Cómo le fue a su padre en el concurso de notarios?
A. de la E.: Muy bien. Es uno de los pocos notarios nombrados por el presidente Uribe que salieron bien librados en el concurso. Curiosamente, cuando tenía aspiraciones políticas fue perseguido por los paramilitares. Mancuso lo mandó citar y mi padre dijo que antes muerto que cumplirle la reunión. Años después se lo recordé a Mancuso, y me dijo: "Tú sabes cómo es la política".

G.G.: ¿No le puede hacer daño al Fiscal la cercanía con alguien que defiende a cuanto para-político se lo solicita?
A. de la E.: El abogado que más sentencias anticipadas ha llevado a la Fiscalía soy yo: las de Dieb Maloof, Jorge Caballero, Eleonora Pineda, Rocío Arias, Jaime García... Le he ahorrado al Estado y a la Fiscalía mucho tiempo y trabajo, y jamás le he pedido al doctor Iguarán que tenga una consideración especial conmigo.

G.G.: ¿Cuál ha sido su cliente más 'caliente'?
A. de la E.: Dos: Rocío Arias y Eleonora Pineda, ambas valientes y consecuentes con su pensamiento.

G.G.: ¿No será más bien que tenían la misión de enredar a todo político que se les pasara por delante?
A. de la E.: Eso hace parte de la colaboración eficaz que estaban prestando a la Fiscalía. Yo me enorgullezco de ellas y de mis causas, como hoy lo estoy de David Murcia y de DMG.

G.G.: El día que se desinfle la burbuja de DMG y mucha gente quede en la calle, ¿seguirá tan orgulloso?
A. de la E.: Si DMG pierde la confianza de sus clientes, le ocurriría lo mismo que le pasó a Lehman Brothers. Si DMG no pierde la credibilidad de sus clientes, nunca va a pasar nada.

G.G.: ¿En DMG están lavando activos?
A. de la E.: No.

G.G.: ¿Confía en la honestidad de David Murcia?
A. de la E: Plenamente, la suya es una actividad legal que no está prohibida por la ley y que ha generado revuelo porque les compite a sectores privilegiados de la economía. Mientras que los bancos quitan, DMG entrega.

G.G.: ¿Usted qué ha comprado en DMG?
A. de la E.: Dos computadores, un televisor y una nevera.

G.G.: Natalia París lo buscó para que la defendiera en el caso contra los editores de 'Las prepago'. ¿Es una mujer transparente?
A. de la E.: Lo es. Hay una gran diferencia entre ser prepago y haber estado casada con un narcotraficante.

G.G.: ¿Y en cuál de las dos categorías le parece que encaja París?
A. de la E.: Ella se casó con un narcotraficante porque el amor es ciego, sordo y mudo.

G.G.: Otra de sus clientes, la modelo Marilyn Patiño, ¿tampoco sabía quien era Wílber Varela cuando la llenó de regalos?
A. de la E.: No lo supo sino tiempo después. Esos obsequios fueron en realidad premios que recibió por participar en el concurso Chica Med, y a ella se lo presentaron como uno de los dueños de la marca.

 G.G.: ¿Por qué no quiso representar a Virginia Vallejo?
A. de la E.: Porque ha mentido en todo lo que ha dicho sobre mi querido amigo Alberto Santofimio. Ella ha sido infame con él, y él es inocente, él no mató a Galán.

G.G.: ¿Cuándo recuperará la libertad Santofimio?
A. de la E.: Antes de que finalice el año.

G.G.: ¿Usted fue padrino del matrimonio de Sabas?
A. de la E.: Sí, en una ceremonia muy íntima, junto a Mario Iguarán y José Félix Lafaurie.

G.G.: Llegado el momento, cómo ha hecho con sus clientes, ¿le aconsejaría a Sabas que se acogiera a sentencia anticipada?
A. de la E.: Nunca. Es inocente.

G.G.: Usted tentó a José Obdulio Gaviria con el documento aquel que sugería pasar del concierto para delinquir a la sedición. ¿Qué tanto los acercó esa tesis?
A. de la E.: Todo lo contrario: nos alejó. Él debió creer que lo hacía representando intereses de clientes míos.

G.G.: ¿Gaviria lo separó a usted de Uribe?
A. de la E.: Eso dicen.

G.G.: ¿De no ser por José Obdulio, usted habría ocupado el lugar que tiene hoy Jaime Lombana, a quien muchos insisten en llamar el 'abogado del Presidente'?
A. de la E.: El mejor abogado de este país es Fernando Hinestroza, pero el creador de la nueva manera de ejercer el derecho aquí es Lombana. Yo no tengo perfil de abogado del Presidente: él sí, y lo hace muy bien.

G.G.: ¿'Defensor de la para-política' es un título que lo enorgullece?
A. de la E.: Por supuesto, ahora quiero que alguien titule el 'Defensor de DMG', o que se use más el que me puso Coronell: el 'Apoderado'. A veces les contesto el teléfono a los amigos y cuando me preguntan que quién habla, les digo: "El 'Apoderado'".
Publicidad
Horóscopo
Semana en Facebook
Publicidad