Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/28/2011 12:00:00 AM

¡Manizales, acorralada!

El invierno ha dejado en evidencia lo frágil que es la infraestructura que conecta a la capital de Caldas con el resto del país. Hay días en los que ni por tierra y mucho menos por aire es posible salir o ingresar a la ciudad.

Que una carretera permanezca taponada medio mes podría sonar normal en una topografía tan accidentada como la de Colombia. Pero que esa vía cerrada sea la que conecta a una de las ciudades más grandes del país con Bogotá no deja de sorprender, a pesar de un invierno tan violento como el actual.

Eso le pasó a Manizales. La vía que la une con la capital del país estuvo taponada 17 días. Un fatigado viajero a través de una emisora dio el último reporte testimonial de lo que significó hacer ese periplo. "Duré 15 horas en ese trayecto, cuando lo normal son seis", dijo.

El tormento que vive la ciudad por cuenta de la lluvia tal vez ha pasado inad-vertido para el resto del país en medio de las imágenes catastróficas de las inundaciones. Pero lo que muchos no saben es que el grado de afectación de Manizales es de tal magnitud que hay días en que prácticamente se convierte en un convento de clausura: ni siquiera por aire es posible salir o arribar a esa ciudad, ya que su único aeropuerto, La Nubia, permanece cerrado la mayor parte del tiempo. Pedro Misas, gerente de Inficaldas, la entidad dueña de la terminal aérea, explica que "las operaciones están reducidas a un 45 por ciento", lo cual quiere decir que más de la mitad del tiempo esta capital permanece cerrada.

A eso se suma que la otra gran arteria, la que une a Manizales con Medellín, también sufre de taponamientos continuos debido a los deslizamientos de roca y tierra en el sector conocido como Cauyá-La Pintada. Quienes insisten en viajar hacia el centro u oriente del país deben tomar la ruta por Pereira y atravesar el tortuoso paso de La Línea.

Semejante encierro tiene preocupados a los dirigentes gremiales por cuanto Manizales es el corazón productivo del departamento. La capital concentra el 70 por ciento del Producto Interno Bruto de la región, que es de 3,7 billones de pesos. "Estamos acorralados", expresó a SEMANA Gildardo Armel, presidente de la Cámara de Comercio de Manizales.

Ese temor no es solo de los empresarios, sino del propio gobierno nacional. De hecho, el pasado 20 de abril el presidente Juan Manuel Santos visitó la zona industrial de Manizales, afectada por las crecientes de una quebrada que amenaza a 31 complejos empresariales. Según cifras de la ANDI, ya hay afectadas una decena de industrias y seis microempresas.

Sumado a ello, el más reciente Boletín Económico Regional del Banco de la República reveló que el invierno y el cierre de las vías tuvieron un particular impacto en la producción de Manizales al finalizar 2010. No solo su industria decreció, sino que también cayó la movilización de pasajeros tanto terrestres -en un 3,6 por ciento- como aéreos -con 7.000 pasajeros menos-. Y fue dramática la caída del número de turistas en el Parque Natural Los Nevados: las visitas se redujeron en un 57 por ciento.

El balance de las pérdidas de la primera ola invernal en Caldas, la de finales del año pasado y principios de este, es de 250.000 millones de pesos. Temen que los resultados de la segunda ola sean aún más desastrosos.

Salir o llegar a Manizales, una ciudad donde viven 390.000 personas, se convirtió en una suerte de ruleta rusa. Las montañas empinadas y las torrenciales lluvias pueden convertirse, en cualquier momento, en un coctel mortal y disparar toneladas de piedra y lodo. Tal y como sucedió la noche del 15 de abril, cuando un alud de tierra arrastró por un abismo un bus con 20 personas a bordo. Todas murieron.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.