Viernes, 24 de octubre de 2014

| 2013/09/17 00:00

Piden mano dura a empresas que acuerdan precios

David Barguil denunció que productores acuerdan precios de cemento, fertilizantes y medicamentos.

Representante a la Cámara David Barguil. Foto: Guillermo Torres / Semana

El representante a la Cámara por Córdoba, David Barguil, se fue lanza en ristre contra las empresas que producen y comercializan los fertilizantes en el país, las cementeras y la industria farmacéutica por considerar que están abusando con los consumidores colombianos al hacer acuerdos de precios y cobrar valores muy superiores frente a los que se cobran en otros países.

En un debate realizado en el Congreso, el parlamentario señaló que se necesita más mano dura para prevenir estos abusos y citó casos y ejemplos en los que se pueden estar presentando estas irregularidades. En el caso de los insumos agrícolas sostuvo que en varios de los principales productos que venden las dos empresas más grandes del país se encontraron precios prácticamente idénticos durante un periodo prolongado de tiempo.

Se trata de Monómeros Colombo Venezolanos y Abonos Colombianos (Abocol), que manejan el 50 % de este mercado. Ese es el caso del sulfato de amonio, el fosfato deamónico y cloruro de potasio, productos básicos para los cultivadores. Dice que cuando una empresa subía los precios a los pocos días la otra hacía los mismo.

Denunció también que aunque hay investigaciones desde el año 2006 no han prosperado porque se han cerrado por la ‘perversa figura de los acuerdos de garantías’ que realizan las compañías con la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) y que consiste en que el investigado ofrece a la entidad aportar pruebas, que no lo exime de pagar las sanciones a que haya lugar.

Sin embargo, Barguil indicó que muchas empresas prefieren pagar las multas como pasó con Monómeros que fue investigada en 2011. Funcionarios de la SIC se desplazaron a las oficinas de la compañía pero no los dejaron tomar las pruebas ni revisar los computadores. Por este caso la empresa pagó una sanción de 1.400 millones de pesos. ¿Qué esconde Monómeros que prefirió pagar semejante multa? se interrogó el congresista, quien dijo que la respuesta podría ser que detrás está un acuerdo de precios.

Recordó que el alto costo de los insumos agrícolas fue una de las principales causas para que se hubiera presentado en el país el paro agrario, y es una de las principales preocupaciones de los campesinos porque consideran que estos precios elevados inciden en los altos costos de producción y en la baja rentabilidad del sector.

En el caso del cemento, el congresista señaló que mientras en Nicaragua el precio del bulto de cemento gris de 50 kilos es de 10.500 pesos, en Colombia se duplica ese valor con más de 25.000 pesos. Insistió en que las cementeras llevan 16 años incurriendo en prácticas de acuerdos de precios y de obstrucción del mercado y así lo comprueban una serie de correos electrónicos de directivos de las principales productoras del país.

Y frente al tema de los medicamentos sostuvo que si bien el gobierno expidió varias medidas para regular sus precios, falta avanzar mucho más porque las diferencias frente al precio a que se venden en Colombia frente a otros países son abismales.

Por eso Barguil propone reformar la Superintendencia de Industria y Comercio porque considera que hace falta celeridad en las medidas para contrarrestar los abusos de los oligopolios en Colombia, e insiste en eliminar de una vez los acuerdos de garantías para evitar el cierre de las investigaciones.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×