Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/13/2007 12:00:00 AM

Mar abierto

La infiltración de la mafia no se limitó a la Armada colombiana. Hay indicios de venta de cartas de navegación por parte de oficiales de otros países, incluido Estados Unidos.

El contra almirante (r) Gabriel Arango lleva los dos últimos meses en la mira del país. Desde cuando se anunció que un fiscal delegado ante la Corte lo investiga por vínculos con el narcotráfico, su caso ha sido ampliamente difundido por los medios de comunicación. Arango se ha convertido en la figura más pública y en el principal protagonista de lo que se ha llamado la infiltración de la mafia en la Armada Nacional. Aunque el ex oficial no es el único ni el más importante de los involucrados, prácticamente no pasa una semana en la que no haya una noticia sobre su caso.

Pero la realidad es que las investigaciones judiciales han ido mucho más lejos y han empezado a descubrir que, a diferencia de lo que se creía, no es una sino son por lo menos cuatro las organizaciones mafiosas que tenían penetrada la Armada desde hacía varios años. Aunque son de facciones diferentes, todos tienen algo en común: la compra y la venta de cartas de navegación. Y ese es un tema en el que no sólo están investigando las autoridades judiciales colombianas, sino que ya se han involucrado los gobiernos de Estados Unidos, Reino Unido, México y Holanda.
 
En Colombia se adelantan varias investigaciones, una en la Corte Suprema contra Arango, y otras más conducidas por fiscales de la unidad antinarcóticos de la Fiscalía (Unaim). Durante el último año, 17 personas han sido capturadas, entre ellas varios miembros de la Armada colombiana. Trece de éstos están solicitados en extradición. El otro caso tiene que ver con la red de la cual era pieza fundamental el ex suboficial de la marina Víctor Palmera, capturado el pasado 26 de agosto, a quien se le encontró en su computador portátil un archivo con 50 cartas de navegación con las posiciones de guardacostas colombianos, estadounidenses, franceses, y chilenos.

Otra investigación que adelanta la Fiscalía tiene que ver con la información encontrada en el computador del narcotraficante Juan Carlos Ramírez Abadía, alias ‘Chupeta’. Hace pocos días, un grupo de investigadores descubrió que Arango puede ser uno de los beneficiarios que aparecen en la contabilidad del capo. El 22 de enero de 2004 aparece en las finanzas del narco un pago de 70.000 dólares por concepto de “cuadre movida fragata sitio”. De acuerdo con las pesquisas para esa fecha sólo hubo un movimiento de fragatas y corresponde a la orden que dio Arango, quien era el comandante de la Armada en San Andrés para esa fecha, de ordenar el desplazamiento de una fragata que patrullaba el Caribe. Pero si en Colombia hay mucha inquietud por la penetración de los narcos, no menos alarmados están otros países, principalmente Estados Unidos.

Hace más de un mes el gobierno de ese país designó un grupo de fiscales para que investigaran la participación en actividades ilegales de miembros de la Armada de Estados Unidos, lo que es considerado un asunto de seguridad nacional. De hecho, en el computador de ‘Chupeta’ se encontraron cartas y coordenadas que, de acuerdo con los investigadores, sólo podían estar en manos de la Armada gringa, pero que fueron vendidas al grupo mafioso del capo.

En Colombia la mayoría de estas investigaciones ha partido de la propia Armada. Lo que no deja de sorprender es que fue tan solo este año cuando se empezó a destapar la mafia que estaba incrustada desde hace muchos años. Si bien el caso de Arango es el más notorio, es imposible desconocer que ha sido gracias a ese caso que se está empezando a revelar la grave corrupción que silenciosamente se apoderó de esa fuerza. Lo importante es que no basta con saber qué estaba pasando, sino que es primordial castigar ejemplarmente a los corruptos. Y es allí donde es fundamental el trabajo que tiene por delante la Fiscalía.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.