Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/9/2011 12:00:00 AM

Marco para la paz incluye justicia transicional a militares

La plenaria de la Cámara, al aprobar en segundo debate del proyecto, le abrió las puertas para que miembros de la fuerza pública, procesados por violaciones a los derechos humanos puedan recibir penas alternativas.

Las fuerzas militares hicieron moñona en el Congreso. Si en la noche del martes, el Senado aprobó la ampliación del fuero militar para que prevalezca la presunción de que todos sus actos hacen parte del servicio, este miércoles, la Cámara de representantes aprobó la posibilidad de que militares y policías, comprometidos en violaciones contra los derechos humanos, puedan beneficiarse de penas alternativas, similares a las de justicia y paz.

Esa posibilidad quedó abierta para que, mediante una futura ley, los militares no sean castigados con 40 años de prisión, sino que a cambio de revelar la verdad de sus actos y reparar a sus víctimas, puedan recibir penas alternativas, inferiores a las que contempla el actual código penal.

Todo, gracias a que en segundo debate, la plenaria de la Cámara aprobó el llamado “Marco jurídico para la paz”, un proyecto que pretende elevar a rango constitucional los mecanismos de justicia transicional como herramienta para poner fin al conflicto armado interno.

Y es que en este proyecto, de apenas dos artículos, se aprobó que “los instrumentos de justicia transicional (…) podrán autorizar un tratamiento diferenciaso para cada una de las distintas partes que hayan participado en las hostilidades”.
Esta última expresión es la que permite que los militares puedan acoigerse a justicia transicional. El Congreso, por iniciativa del gobierno, estudiará una ley que así lo permita.

El Ministro de Justicia, Juan Carlos Esguerra; explicó que teniendo en cuenta que las fuerzas militares sí hacen parte del conflicto armado, eventualmente podrían ser cobijadas por la iniciativa.

“Eventualmente sí, pero repito, a esa justicia transicional futura llegado el caso de ese proceso de paz que se determinara en el momento, podrían acogerse las Fuerzas Militares”.

El representante del Partido Liberal Guillermo Rivera dijo que le preocupa que se incorporen integrantes de las Fuerzas Militares al sistema de justicia transicional porque “eso es abrirle la puerta constitucional a la ley de perdón y olvido que ha propuesto el vicepresidente Angelino Garzón y hace parte de toda una campaña para favorecer a los militares que han cometido delitos”.

Durante el debate de votación del proyecto, Rivera puso un ejemplo hipotético del coronel Alfonso Plazas Vega, que por el delito de desaparición forzada fue condenado a 35 años de prisión, pues esta enmienda constitucional le permitiría acogerse a una futura ley de justicia transicional y pagar ocho años de prisión (esa es la máxima condena de justicia y paz).

El ponente del proyecto, representante Carlos Edward Osorio (La U) controvirtió la tesis de Rivera al señalar que lo aprobado “no es un instrumento de perdón y olvido, no está dirigido a resolver ningún tema de los falsos positivos, porque estos no se dieron en el contexto de acciones propias del conflicto armado. Los falsos positivos son delitos de lesa humanidad. Eso es otra cosa”.

Pero a parte de esta controversia hay otra lectura. Que el marco jurídico para la paz, al establecer mecanismos de justicia transicional, permitiría avanzar en negociaciones con los grupos armados ilegales, pues precisamente trazaría las condiciones legales para las desmovilizaciones.

Así fue como apreció la decisión de la Cámara, de darle segundo debate a la iniciativa, el autor del proyecto, senador Roy Barreras: “Los hechos nos permiten con tranquilidad saber que vamos por el camino correcto, a la par con el fortalecimiento de la Fuerza Pública y la recuperación de la seguridad, y la firmeza en las operaciones militares avanza en el Congreso este marco constitucional que será instrumento indispensable para hacer la paz en Colombia más temprano que tarde”.

El marco legal para la paz, una iniciativa reclamada por el presidente Juan Manuel Santos, pasará a estudio del Senado de la República donde este controvertido debate tendrá su réplica.

Lo único cierto es que con la aprobación de este proyecto las fuerzas militares avanzaron en su propósito de conseguir mayores herramientas para la protección jurídica de la tropa. Y si se suma que en la noche del martes, en la reforma a la justicia, se ampliaron los alcances del fuero militar, se puede decir que hicieron moñona.

Sin duda, el impacto de opinión que produjo el golpe militar contra las Farc, en el que murió el máximo cabecilla, alias Alfonso Cano, permitió el ambiente favorable para el avance de estas iniciativas.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.