Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/20/2014 12:00:00 AM

A María del Pilar le quedan tres días de asilo

Luego del fallo de la Corte Suprema panameña y de ser notificada, se le acaba el tiempo a Hurtado.

A María del Pilar Hurtado, al parecer, cada vez se le cierran más las puertas. Al fallo producido por el pleno de la Corte Suprema de Justicia de Panamá que declaró inconstitucional el asilo a la exdirectora del DAS se suman las gestiones de la Fiscalía, que continúa en sus gestiones para extraditarla.

Hace pocos días el ente acusador envió una nueva carta a la Corte Suprema de Justicia donde le solicita que haga todas las gestiones que sean necesarias para lograr la repatriación de la exfuncionaria.

Y es que la Corte Suprema panameña le dio un verdadero ‘jalón de orejas’ al gobierno del presidente Ricardo Martinelli, quien le concedió el asilo en noviembre del 2010. El fallo, de 22 páginas, es categórico en el sentido de que ese beneficio le fue otorgado a María del Pilar Hurtado desconociendo los principios constitucionales, pues la exfuncionaria no era víctima de una persecución por sus ideales políticas.

“Estima el activador constitucional que de conformidad con las normas de estos instrumentos internacionales enunciados, el decreto ejecutivo acusado altera el orden constitucional al desconocer la figura del asilo, que constituye una forma de protección de las personas que sufren o son víctimas de persecución como resultado de sus ideologías políticas, lo que excluye los delitos comunes, situación que no es acorde con la condición de la señora Hurtado Afanador, quien ha sido incorrectamente beneficiada”, señala un aparte de la sentencia.

Esto porque quien interpuso la demanda en contra de María del Pilar fue claro en advertir que a ella se le concedió el beneficio para permitirle la evasión o sustracción de la jurisdicción competente para juzgarla por la posible comisión de delitos comunes.

“Se advierte que el Órgano Ejecutivo no motivó la concesión de la condición de asilada a la señora Hurtado Afanador en razones de persecución de índole política o por delitos políticos. Splo hizo alusión a los requerimientos de estabilidad social y política en la región”, dice el fallo.

La Corte endurece su discurso y en su sentencia asegura que el Ejecutivo otorgó el beneficio por encima de las normas constitucionales: “Visto lo anterior, advertimos que se otorgó la condición de asilada en su modalidad territorial a la señora Hurtado Afanador, a pesar de la inexistencia y el consecuente incumplimiento de uno de los elementos sine qua non en la condición de la persona que solicitó el asilo”.

Semana.com habló con el abogado panameño Ángel Álvarez, quien interpuso la demanda en contra de la exdirectora del DAS. Él fue enfático en señalar que luego de este fallo, a la exfuncionaria le quedan tres días para que pierda la condición de asilada.

Lo dice porque, luego del fallo, ni la Procuraduría panameña ni los demandantes interpusieron recurso alguno (como el de aclaración) y ya las partes se notificaron este jueves. “Cuando pasan tres días luego de la notificación, el efecto de la sentencia debe ser inmediato”, dijo el jurista.

De esta manera a Hurtado le queda hasta el día martes en condición de asilada y luego de ello, pasa a ser una migrante irregular, lo que indica que puede ser detenida con fines de deportación o extradición. “El primero depende del Servicio Nacional de Migración, mientras que el segundo se hace vía Cancillería”, concluyó el jurista.

También se espera que con este fallo la Interpol emita, si así lo considera, la orden de captura internacional solicitada por la Fiscalía colombiana. Lo que nadie sabe es dónde se encuentra la exdirectora.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.