Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/20/2014 12:00:00 AM

“Si quieren que deje de trinar, tendrán que asesinarme”

La legisladora uribista María Fernanda Cabal, autora de un mensaje mentiroso contra una víctima de las FARC, dice que no la silenciarán.

María Fernanda Cabal, representante a la Cámara por Bogotá, no es una de las tuiteras que más seguidores tienen en el país. En realidad, son casi 28.000. Esto es una cifra marginal en comparación con su mentor político, Álvaro Uribe Vélez, quien supera los tres millones de cibernautas detrás de él.

Sin embargo, sí es una de las más polémicas. Desde cuando mandó al infierno a Gabriel García Márquez en el preciso instante en el que su familia lloraba su muerte, muchos están pendientes de sus comentarios en la red.

La última persona contra la que se fue en contra es Ángela Giraldo, hermana de Francisco Giraldo, uno de los diputados secuestrados, torturados y fusilados por las FARC. Ella es una de las 12 víctimas que viajaron el fin de semana a La Habana, Cuba, para el primer cara a cara con los representantes de la guerrilla y el Estado colombiano que buscan una salida negociada al conflicto.

En su cuenta de Twitter la representante Cabal puso una foto en la que Ángela saluda sonriente a un hombre al que ella señaló de ser de las FARC y se preguntó si era que le había dado ‘síndrome de Estocolmo’, un desorden mental conocido cuando las víctimas terminan creando vínculos de afecto con sus secuestradores. La congresista mintió porque ella en realidad está dándole la mano a Jaime Avendaño, miembro del equipo negociador del Gobierno y uno de los funcionarios designados por la Casa de Nariño para el proceso.

“A mí no me van a callar”, dijo en la mañana de este miércoles cuando se le preguntó su reacción por este caso. “¿Sabía que usted mentía cuando puso ese mensaje porque ese hombre no es un guerrillero?”, le preguntaron. “Y, ¿qué quiere? ¿Qué cada vez que comente una foto les pida el pasado judicial a los que aparecen en la imagen?”, respondió.

Más allá de sus puntos de vista, lo concreto es que el trino de la representante a la Cámara tuvo tres reacciones: una, del presidente Juan Manuel Santos, quien, sin mencionarla, hizo una llamado para “hacer a un lado ese odio que el país ha venido acumulando después de 50 años de violencia para poder reconciliarnos, para poder perdonarnos”.

Dos, del jefe de la delegación del Gobierno Nacional en los diálogos de La Habana, Humberto de la Calle, quien pidió no politizar, ni estigmatizar, ni dividir a las víctimas. “La delegación de víctimas nos exigió llevar a buen término estas conversaciones y poner en marcha gestos de paz. No puede suceder que la presencia de una persona que ha sufrido la violación de sus derechos sea nuevamente victimizada, sólo por venir a La Habana a contar su tragedia. No podemos perpetuar el odio. Justicia sí, pero no venganza”, afirmó De la Calle.

Y tres, una apertura de investigación por parte de la Fiscalía para establecer si la representante a la cámara es responsable de “discriminación, injuria y calumnia”.

Ella se defiende y dice que no se va a callar sino que, por el contrario, seguirá expresando sus opiniones a través de la red social. “Me tendrán que meter presa, me tendrán que asesinar”. La representante se mostró molesta con “la Fiscalía, que ahora tiene la costumbre de notificar a través de los medios masivos de comunicación”.

Al margen de la investigación judicial, ella insiste en su ataque a Ángela Giraldo a quien dice no conocer. “Pero ella no debe tener esa actitud, que no es la que debe tener la hermana de un diputado que estuvo diez años secuestrado. Si ella está yendo al velorio de su hermano o al entierro, no da para reírse”, les dijo en la mañana de este miércoles a los periodistas de Blu Radio. Cuando se le repreguntó por qué su insistencia en atacarla si el señor que aparece en la foto no es un guerrillero, ella dijo: “De eso me enteré después porque el señor estaba de espaldas”.

Para la congresista, este asunto no debería ser tema de discusión porque lo que realmente está en juego es que se está atentando contra la libertad de expresión. “Es vergonzoso que la Fiscalía me ataque por unos trinos”, dijo.

Entonces reiteró que iba a seguir trinando desde su cuenta en la red social: “¿Quién me lo impide? Me tendrán que ver presa o me tendrán que asesinar”.

Dijo que ella no le tiene miedo a la Fiscalía y aseguró que “aquí el matoneo ahora es contra mí, que soy una persona de bien, que soy conservadora, que tengo una familia y que pago impuestos”.

En la entrevista con Blu Radio, la representante hizo nuevas críticas contra la hermana de Francisco Giraldo, uno de los 11 diputados de la asamblea del Valle secuestrados y asesinados por las FARC en el 2002.

“Que Ángela María Giraldo no venga ahora a revictimizarse porque esa es la típica actitud para no dar el debate (…) Lo hice como rechazo, como libre opinión, como el derecho que tiene cualquier colombiano”, manifestó.

Finalmente, calificó a la Fiscalía como un “desastre institucional”. “Me parece que es un show innecesario, pierde la Fiscalía (…) Me parece vergonzoso que la Fiscalía sólo se mueva para atacar un trino”, dijo Cabal.

Por estos hechos, la representante de las víctimas Ángela María Giraldo recibió un esquema de protección y la Fiscalía conformó una comisión especial para atender cualquier denuncia de este tipo.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.