Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/10/2014 12:00:00 AM

La ofensiva judicial de María Luisa Piraquive

La líder de la Iglesia de Dios Ministerial quiere poner contra las cuerdas a la analista Natalia Springer. ¿Lo logrará?

Poco a poco la propietaria de la Iglesia de Dios Ministerial de Jesucristo Internacional, María Luisa Piraquive, ha denunciado a quienes considera que lanzaron calumnias en su contra, tras la revelación de videos que evidenciaban que ella prohibía subir al púlpito a predicar la palabra sagrada a quienes tenían problemas físicos.

María Luisa ha logrado sobreponerse del duro golpe sufrido hace varios meses por esos videos y ha tratado de limpiar su imagen con entrevistas periodísticas. Pero también, como es su costumbre, con acciones judiciales.

La más reciente fue una denuncia contra la investigadora y analista de La Fm Natalia Springer. La líder de la Iglesia considera que Natalia lanzó comentarios o expresiones constitutivas de delitos por injuria y calumnia. 

Este miércoles hubo una audiencia donde se buscaba una conciliación, paso fundamental para evitar un eventual pleito. Pero no se tomaron decisiones de fondo. Semana.com conoció que el abogado Jaime Granados, quien defiende los intereses de María Luisa, fue muy elogioso con su contraparte. 

En la audiencia quedó claro que María Luisa interpuso la querella porque, de todas las voces que se pronunciaron tras la revelación de los videos en los que María Luisa presuntamente discriminaba, la que más peso tenía era la de la analista radial.

Pero, ¿qué fue lo que dijo Natalia? En enero pasado, cuando el escándalo de María Luisa estaba en su punto más alto, la analista dijo que no creía que la pastora tuviera el poder de la profecía y que, abusando de su posición como autoridad religiosa, estaba defendiendo una ideología abiertamente discriminatoria. 

Para María Luisa estas palabras resultaron inaceptables y por eso, ahora, intenta poner contra las cuerdas a la analista política. En la audiencia de este miércoles Natalia no se pronunció porque, según conoció este portal, esperará a la cita del próximo 26 de septiembre para dar la pelea por lo que argumentó sobre este caso. Como es obvio, lo que pretende María Luisa es que la analista se retracte. 

Pero nadie sabe si esto se dará, entre otras cosas, porque aquí está en juego la libertad de expresión y la libertad religiosa, asuntos que han sido ampliamente debatidos en los tribunales de justicia.

A la cita de este miércoles María Luisa no se presentó. Muchos consideran que deberá hacerlo en las citas posteriores, pues sería la oportunidad para que haga por fin un despliegue de sus conocimientos y virtudes. Pero además, para que demuestre que ella es, como muchos dicen, la enviada de Dios.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.