Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/5/2013 12:00:00 AM

El reversazo de la Fiscalía en el caso Mario Aranguren

Hace un mes una fiscal solicitó a un juez que lo absolviera en el proceso de 'chuzadas' . Pero otro fiscal apeló esa decisión.

La pesadilla que vivieron el exdirector de la Unidad de Información y Análisis Financiero (UIAF) Mario Aranguren y el exsubdirector de la entidad Luis Eduardo Daza por más de tres años llegó su fin. Este jueves la juez décima especializada de Bogotá los declaró inocentes del proceso por las ‘chuzadas’ del DAS. Pero la felicidad para los dos no es completa.

En una determinación que sorprendió el representante de la Fiscalía Misael Rodríguez apeló la decisión, ya que apenas hace dos meses, otra funcionaria de esa misma entidad había solicitado casi con lágrimas que se absolviera a los dos funcionarios. Lo sucedido este jueves, que evidencia un pleno desacuerdo a la actuación de la fiscal. Así las cosas, será el Tribunal Superior de Bogotá el que resuelva si condena o reitera la inocencia de Aranguren.

Ante lo sucedido, Ricardo Calvete, defensor de Aranguren, se mostró sorprendido. No entiende cómo la Fiscalía hace menos de un mes pidió que los procesados fueran liberados de toda responsabilidad y este jueves se muestra en desacuerdo.

“No hay derecho a que la Fiscalía solicite absolución y luego venga a apelar, esto si amerita que el país le preste atención. ¿Qué está pasando con la Fiscalía? No hay derecho a ese tipo de situaciones. No hay derecho que se cambie un fiscal para la sentencia para aumentar el plazo para sustentar”, dijo.

Los representantes de víctimas, quienes habían pedido que se decretara la nulidad en el proceso, se mostraron en desacuerdo con la absolución y también apelaron la determinación de la juez.

Así se pidió la absolución


La petición de absolución el pasado 9 de octubre por parte de la Fiscalía se dio luego de estudiar los testimonios de 35 personas y un elevado número de pruebas documentales, la entidad estimó necesario pedir que se librara de responsabilidad a Aranguren.

En el expediente también se incluyó a Luis Eduardo Daza, exsubdirector de la misma entidad. En el caso de los dos, la Fiscalía solicitó que se les declarara inocentes por los delitos de concierto para delinquir, prevaricato por acción y abuso de función pública.   

¿Por qué lo hizo? No existían evidencias contundentes que llevaran a pedir en contra de Aranguren y Daza un condena por la conducta de las que fueron señalados. La delegada de la Fiscalía aseguró que, incluso, se pudo evidenciar que los dos procesados habrían sido engañados por algunos miembros del DAS quienes, "valiéndose de las herramientas legales que les permitían hacerlo, obtuvieran información financiera de los magistrados de la Corte Suprema de Justicia y de la exsenadora Piedad Córdoba, información que después se conoció públicamente", determinó la fiscal auxiliar ante la Corte Suprema de Justicia.

La petición del ente investigador fue apoyada por el Ministerio Público. El representante de la entidad aseguró que es necesario que se absuelvan de los delitos de concierto para delinquir y prevaricato por acción. Mientras en el caso de la conducta de abuso de función pública, explicó que se debe dar la prescripción ya que pasaron tres años.  

El fallo absolutorio

En el fallo de este jueves la juez indicó que no existen pruebas contundentes para estimar que los exfuncionarios son culpables de entregar información privada de los magistrados de la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia; los entonces senadores Gustavo Petro y Piedad Córdoba, así como el periodista Daniel Coronell al DAS, por lo que es necesario absolverlos de la investigación que se les adelantó por los delitos de concierto para delinquir, prevaricato por acción y abuso de función pública.

La juez estudió las evidencias documentales y lo dicho por los diferentes testigos, luego de lo cual indicó que las primeras dejan sin piso lo dicho por algunas de las personas que a lo largo del juicio comparecieron a declarar. Explicó que los dos procesados “no abusaron de sus respectivos cargos para afectar funciones públicas”.

Para la juez, Aranguren podía desde la UIAF recolectar información de los diferentes organismos del Estado, por lo que se considera que fueron los miembros del DAS los que incurrieron en las irregularidades, pues utilizaron la información de manera irregular.

La imputación

El 26 de mayo del 2010, durante la imputación a los dos procesados, el fiscal del caso dio a conocer que presuntamente la UIAF revisó las cuentas de la senadora Piedad Córdoba, sin orden judicial, y le entregó la información a contrainteligencia del DAS, con el fin de saber si la congresista recibía plata del gobierno venezolano.

El ente acusador también dijo que esa entidad oficial, adscrita al Ministerio de Hacienda, hizo seguimientos a los movimientos financieros de varios magistrados, entre ellos el expresidente del Consejo de Estado Rafael Ostau De Lafont Pianeta.

La Fiscalía también mostró un organigrama en el cual aparecen análisis financieros de los magistrados que estuvieron en un viaje a la ciudad de Neiva patrocinado por el empresario Ascencio Reyes. Junto a ese documento aparecen apartes de la columna de la periodista Salud Hernández, titulada ‘La paja en ojo ajeno’, en la cual se hacen serios cuestionamientos a los magistrados.

De acuerdo con el ente acusador, directivos del DAS y de la UIAF se pusieron de acuerdo para desprestigiar a la Corte. El director del Grupo de Observación y Verificación Nacional e Internacional (GONI) del DAS le confesó a la Fiscalía que esta información se distribuía o se les entregaba a los medios de comunicación por instrucción de la Presidencia de la República.

Lo que se buscaba con la información entregada a los medios era facilitar la apertura de investigaciones contra los magistrados y legalizar los seguimientos que se habían hecho sin información judicial.

En la diligencia, la Fiscalía también reveló una grabación de una Sala Plena de la Corte Suprema de Justicia que el DAS consiguió a través de fuentes humanas que se infiltraron en el alto tribunal. La Fiscalía dijo que la grabación dura cuatro horas y media y aseguró que tiene en su poder más material del mismo tipo.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.