Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/2/2013 12:00:00 AM

El principal secuestrador del ELN se fugó

‘Mario Solarte’, autor del plagio del contratista canadiense, desapareció luego de que un juez le dio casa por cárcel.

El considerado principal secuestrador de la guerrilla del ELN, Homero Calderón, se fugó gracias a una insólita -por decir lo menos- decisión de un juez de Cúcuta. Conocido con el alias de ‘Mario Solarte’, este jefe subversivo se hizo tristemente célebre no sólo en Colombia, sino en el exterior, por ser el responsable del secuestro del contratista canadiense Gernot Wober.

El plagio ocurrió el pasado 18 de enero. El ELN se llevó entonces a cinco contratistas de la multinacional canadiense Braeval Mining Corp.: dos colombianos, dos peruanos y el canadiense. Mientras que los demás fueron liberados a las pocas semanas, Wober, vicepresidente de exploración, fue finalmente liberado el pasado 27 de agosto, luego de que su empresa anunciara que se iba del país.

Fuera de ese secuestro, Calderón era señalado de ser el responsable del 60 % de los plagios y extorsiones de ciudadanos en Bolívar y Norte de Santander e incluso de varios ganaderos venezolanos a quienes secuestro en Táchira, Venezuela.

‘Solarte’ fue capturado el pasado 8 de julio tras una operación adelantada por la dirección de inteligencia de la Policía (DIPOL), en lo que se constituyó un contundente golpe al ELN. No obstante su prontuario y su peligrosidad, el juez Tercero Penal del circuito de descongestión y con funciones de conocimiento de Cúcuta, Carlos Javier Bernal, ordenó el pasado 29 de agosto que al secuestrador le fuera concedida la casa por cárcel.

La determinación no sólo se produjo coincidencialmente dos días después de la liberación del canadiense, sino que contrarió otra determinación de un juez de primera instancia que había enviado a la cárcel al guerrillero.

Cumpliendo la orden, las autoridades penitenciarias trasladaron al guerrillero secuestrador hasta su casa en un barrio de Cúcuta. Durante las primeras semanas de septiembre, no hubo mayores novedades con ese arresto domiciliario.

Sin embargo, en una de la inspección del INPEC del pasado 24 de septiembre, los funcionarios alertaron que el hombre ya no estaba. Ese día se notificó a todas las autoridades respectivas de la fuga del secuestrador, del cual hoy poco se sabe.

Para otorgarle el beneficio de la casa por cárcel al guerrillero, el juez Bernal argumentó que Calderón cumplía los requisitos para tener “la prisión domiciliaria como sustituta de la prisión intramural por reunir los requisitos contenidos en el artículo 314 numeral 5º de la Ley 906 de 2004”.

El artículo al cual hacía referencia al funcionario dice: “La detención preventiva en establecimiento carcelario podrá sustituirse por la del lugar de residencia en los siguientes eventos: cuando la imputada o acusada fuere madre cabeza de familia de hijo menor de doce (12) años o que sufriere incapacidad mental permanente, siempre y cuando haya estado bajo su cuidado. En ausencia de ella, el padre que haga sus veces tendrá el mismo beneficio”.

¿Quién es el guerrillero prófugo?


‘Mario Solano’, alias de Homero Calderón, es el segundo al mando del frente Darío Ramírez del ELN, que actúa principalmente en el departamento de Bolívar. Tras su captura por la DIPOL, el hombre contó a las autoridades las razones del secuestro del canadiense: “La orden siempre vino de arriba. Al comienzo era un tema económico. Pero después la cosa cambió. A él no lo vamos a soltar a menos que el Gobierno nos acepte en la mesa de negociaciones y se siente a negociar con nosotros”.

Calderón, con 23 años en las filas subversivas, es considerado el responsable de la mayoría de las extorsiones, principalmente a mineros y ganaderos. Su habilidad para secuestrar lo sacó de su anonimato.

En el operativo para capturarlo, decenas de hombres de la fuerza pública se desplegaron en la zona y consolidaron los datos que les indicaban el lugar en donde estaría el secuestrador. Burlaron los anillos de seguridad conformados por 40 guerrilleros y en la madrugada del 8 de julio llegaron hasta las inmediaciones de una finca cerca del municipio de Morales, Bolívar.

Allí sorprendieron dormido a Calderón. En el sitio encontraron computadores, memorias portátiles y documentos escritos a mano por el guerrillero en donde estaba parte de las finanzas de esa facción del ELN, en las cuales están documentadas las extorsiones a alcaldías y empresas.

Con cierta frialdad, Calderón contó que pudo ejecutar el secuestro de Wober con relativa facilidad debido a la falta de control en la zona donde ocurrió. “La orden de secuestrarlos fue del COCE. Cuando soltamos a los primeros la orden fue mantener al canadiense porque se iba a convertir en la carta para presionar al Gobierno para que acepte la negociar con la organización”, dijo.

Tras su arresto se conoció que por concepto de secuestros y vacunas, Calderón recibía directamente en promedio 150 millones de pesos mensuales. Empleó parte de ese dinero ilegal en mantener a los siete hijos que tiene con varias mujeres. Dos de sus hijas mayores fueron enviadas a estudiar a costosas universidades de Bogotá, donde las matrículas y sus sostenimientos son cancelados con recursos de los plagios.

Hoy, lo único cierto es que uno de los mayores secuestradores del ELN está libre gracias, en buena medida, a una exótica decisión. A las autoridades no les queda otra opción que comenzar de nuevo para tratar de capturar al subversivo que estuvo menos de dos meses en la cárcel.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.