Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/7/2011 12:00:00 AM

Mario Uribe habría influido en elección de magistrado de la Corte Constitucional

El poder del primo del expresidente Álvaro Uribe en el Capitolio y en la Casa de Nariño habría quedado comprobado con las sugerencias que él hizo a uno de los candidatos a la Corte Constitucional para que fuera elegido por el Senado.

“(...) Yo padecí los gobiernos de Uribe. Eso lo sabe el entorno cercano de él, el equipo de gobierno en general y la gente del Congreso. Nadie más alejado de Palacio”.

Las palabras son de Mario Uribe en la entrevista de portada de la edición 1485 (17 de octubre de 2010) de la revista SEMANA. El expresidente del Congreso estaba a punto de recibir el fallo por sus presuntos nexos con paramilitares. Y desde La Picota quiso aclarar que entre él y su primo Álvaro Uribe no había una estrecha relación.

Sin embargo, unas interceptaciones telefónicas, autorizadas por la justicia, dan cuenta de que otra sería la realidad.

Las comunicaciones fueron reveladas por Semana.com en la columna del periodista Daniel Coronell. Dos de ellas, en las que habla con el entonces secretario jurídico de Casa de Nariño, Mauricio González, y el secretario de presidencia, Bernardo Moreno, dan cuenta de que Mario Uribe no sería tan alejado a Palacio.

La ‘terna limpia’

En el diálogo con Mauricio González, Mario Uribe hace algunas sugerencias para que el entonces secretario jurídico de Casa de Nariño pudiera ser elegido sin ningún tipo de inconveniente en el Senado.

González, uno de los hombres más cercanos a Uribe, había sido ternado por el presidente de la República para sumir una de las plazas vacantes en la Corte Constitucional. Y después de la postulación se había comunicado con el expresidente del Senado quien le dio indicaciones para que pudiera ser elegido en el Congreso.

Los magistrados de la Corte Constitucional son elegidos por la plenaria del Senado de ternas enviadas por el presidente de la República y las altas cortes.

En el caso de González, Mario Uribe le sugirió en la conversación que el presidente tendría que rodearlo con “una terna limpia”, es decir que de los tres candidatos sólo existiera la opción de que el Senado lo eligiera.

En agosto de 2007 la terna fue presentada. Acompañaban a Mauricio González dos abogadas con más prestigio jurídico que él, pero sin posibilidad política. Ellas eran Ilva Myriam Hoyos, actual procuradora delegada, y Cristina Pardo, hoy secretaria jurídica de la Presidencia.

En la conversación, González le agradece a Mario Uribe por considerar que sus recomendaciones fueron importantes para que fuera ternado. “Recordé sus buenos deseos cuando esto andaba muy crudo”, le dice González que a la vez le pide su apoyo.

Y el entonces senador le aclara que no va a haber problema con el Partido Conservador, que al parecer reclamaba el origen de la terna, y le sugiere que el Presidente debía conformar una terna en la que no hubiera inconvenientes para que el Congreso lo respaldara.

“Usted que es de confianza allá manden esa terna limpia para que podamos votar por usted (…) si ponen a Pretelt…. nos han querido comprometer a todos... entonces nos pueden meter a uno en lío (sic). Que le pongan dos personas que no aspiren y verán que nos ayudan mucho”, dijo Mario Uribe.

El diálogo con Bernardo Moreno

En otra de las conversaciones, según el columnista Daniel Coronell, Mario Uribe habla con el entonces secretario general de la Presidencia, Bernardo Moreno, a quien llama "bacancito". Además de una alusión al "número uno", es claro que negociaban un nombramiento para Carlos Higuera Escalante, exsenador mencionado por los paramilitares como su candidato en el Magdalena Medio.

Higuera fue designado como miembro de la junta directiva de Ecopetrol cuando comenzaba el gobierno Uribe, pero cuando el escándalo lo volvió innombrable, la estrategia fue otra.

En un aparte de la conversación, "el bacancito" Moreno le dice a Mario Uribe: "Hablé con el presidente también de ese tema, y él me dice que por qué no mandamos a gente de Higuera para allá, para esa vaina de Montreal; y para no llevar entonces a Carlos, que se vaya ella y pues que ella se lleve a Carlos, ¿cierto?".

Mario Uribe responde que la solución le parece "muy salomónica y muy generosa". (Ver conversación)

La esposa de Higuera, Gilda Rueda, fue designada como representante de Colombia en un organismo aeronáutico multigubernamental que funciona en Montreal, Canadá.

Las conversaciones telefónicas reveladas por Coronell demostrarían que a diferencia de lo que confiesa Mario Uribe, él sí tenía poder en la Casa de Nariño.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1844

PORTADA

Francisco superstar

La esperada visita del papa a Colombia tiene tres dimensiones: una religiosa, una política y otra social. ¿Qué puede esperarse de la peregrinación del sumo pontífice?