Sábado, 3 de diciembre de 2016

| 2016/03/31 22:46

La monarquía que está enfurecida con Luis Fernando Velasco

Noureddine Khalifa, embajador marroquí en Colombia, dice que la presencia de representantes de Sahara Occidental en el Congreso colombiano es una “bofetada” a las relaciones bilaterales.

Luis Fernando Velasco, presidente del Senado. Foto: Daniel Reina / SEMANA

El pasado miércoles, en uno de los principales recintos del Capitolio, el Salón de la Constitución, el presidente del Congreso, Luis Fernando Velasco, instaló un seminario académico internacional denominado ‘Sahara Occidental, la última colonia en África’.

Parecía uno de tantos foros y discusiones que a diario tienen lugar en el parlamento y que poco trascienden. Pero ese evento terminó por generar una enorme molestia en una monarquía: el Reino de Marruecos.

En el evento, Velasco dio la bienvenida a dos representantes del pueblo saharaui: Suelma Beiruk, vicepresidenta del parlamento Panafricano, y Omar Mansur, ministro saharaui encargado de las relaciones con América Latina.

Aunque no fueron objeto de grandes honores, como otras delegaciones, el que hayan pisado el Capitolio y que hayan sido recibidos por el propio presidente del Congreso generó la ira de la delegación diplomática marroquí en Colombia.

Y es que el Sahara Occidental es un territorio del norte de África situado en el extremo occidental del desierto del Sahara, a orillas del Océano Atlántico. Es uno de los 17 territorios no autónomos bajo supervisión del Comité Especial de Descolonización de Naciones Unidas, con el fin de eliminar el colonialismo, y fue incorporado en la lista de los territorios no autónomos en 1960.

Durante años fue una colonia de España hasta que este país, en 1976, abandonó el Sahara Occidental, y desde entonces hace parte del Reino de Marruecos hace presencia. Sin embargo, los saharauis no reconocen la soberanía marroquí. Establecieron el Frente Polisario, que proclamó su independencia en 1976 y creó la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), que administra la región no controlada por Marruecos, la cual se denomina Zona Libre, pero lo hace desde la ciudad de Tinduf en Argelia. 

El Frente Polisario es un movimiento de liberación nacional del Sahara Occidental que trabaja para acabar con la ocupación de Marruecos y conseguir la autodeterminación del pueblo saharaui. Para los marroquíes no es más que un grupo rebelde y separatista promovido por Argelia, país que ha tenido un histórico conflicto con Marruecos por la salida al Atlántico.  

En diálogo con Semana.com, Noureddine Khalifa, embajador de Marruecos en Colombia, manifestó el malestar de su país por el seminario promovido por el presidente del Congreso. Para él, que Velasco haya recibido a la delegación saharaui “es una bofetada a las buenas relaciones entre Colombia y Marruecos”.

“Quedamos muy sorprendidos al ver a estos separatistas en el Congreso colombiano. Es un hecho que podría poner en riesgo las relaciones bilaterales del reino y Colombia, que hemos venido fortaleciendo desde 1985. Le explicamos que no estaba recibiendo a representantes de un Estado o Nación reconocida, sino que se trata de unos separatistas financiados desde Argelia”, dijo el embajador.

Khalifa también aseguró que en la comunicación con Velasco le reclamaron neutralidad, pero que al recibir a la delegación saharaui el mensaje es que el Congreso colombiano tomaba partido en este conflicto. “Esto no es más que un acto de propaganda. Los saharauis vienen haciéndola en los países del ALBA y nos sorprende que una institución del Estado colombiano se haya prestado para ello”.

Al preguntarle si el gobierno o la monarquía de Marruecos enviaría una nota de protesta a la Cancillería colombiana, Noureddine Khalifa dijo que entiende que es un acto de la rama legislativa y no del gobierno colombiano, pero no descartó que en los próximos días se manifieste por escrito y de forma oficial el malestar que generó ese evento en el Congreso.

Semana.com habló con el senador Luis Fernando Velasco sobre este episodio y defendió la presencia en el Congreso de la delegación saharaui porque asegura que Colombia reconoció la República del Sahara Occidental, aunque admite que en el año 2000 el gobierno del entonces presidente Andrés Pastrana decidió congelar las relaciones con ese territorio.

Dijo que el seminario fue promovido en diciembre del año pasado por un grupo de senadores que, solidarios con un pueblo ocupado, propusieron en la plenaria la realización de un evento para que los saharauis puedan contar en Colombia la situación que están viviendo. Y en una decisión autónoma y unánime del Senado se aprobó el foro. “El Congreso puede evaluar no sólo los temas nacionales, sino temas internacionales que considere de relevancia”, indicó.

La propuesta de oír a los saharauis en el Senado fue presentada en diciembre del año pasado por Horacio Serpa y Juan Manuel Galán, del Partido Liberal; Carlos Fernando Galán, de Cambio Radical; Roy Barreras, del Partido de la U; Antonio Navarro, de Alianza Verde, y Jorge Enrique Robledo, del Polo Democrático.

“Tengo profundo respeto por la monarquía de Marruecos, pero ni el mismísimo rey de Marruecos ni el embajador le van a decir al Congreso qué temas puede discutir y qué temas no puede discutir”, dijo el presidente del Legislativo.

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.