Domingo, 4 de diciembre de 2016

| 2016/10/19 07:41

El regaño de Marta Lucía Ramírez a la premio Nobel

En una enérgica carta, la líder conservadora le asegura a Jody Williams que es una falta de respeto decir que es “increíblemente estúpido” haber votado No en el plebiscito.

El regaño de Marta Lucía Ramírez a la premio Nobel Foto: Guillermo Torres

Hay quienes dicen que Marta Lucía Ramírez es la voz más sensata y conciliadora entre los promotores del No. En las múltiples reuniones que ha sostenido ese grupo con el Gobierno y con otras instancias de la sociedad civil, la excandidata presidencial ha dado aportes concretos y ha construido puentes en donde antes no existían. Por eso, llamó mucho la atención el tono de una carta redactada por ella y dirigida a la premio nobel de paz Jody Williams.

La líder en el tema de las minas antipersonal aseguró en una entrevista con el diario El Tiempo que “fue increíblemente estúpido votar ‘No‘, tras cinco décadas de guerra‘. A Ramírez, una de las principales líderes de esa opción en el plebiscito, le indignó ese comentario.

“Con mucha sorpresa hemos leído en los periódicos del país la noticia de su concepto tratándonos de estúpidos a quienes nos manifestamos en contra de los acuerdos celebrados entre el equipo negociador del Gobierno y el grupo narcoterrorista FARC”, comienza la misiva.

Ramírez señala que le causó sorpresa leer que una persona que ha luchado tanto contra uno de los flagelos perpetrados por las FARC que más han afectado a cientos de colombianos, como son las minas antipersonal, cuestione las dudas y los temores de los colombianos frente a un proceso que puede dejar estos y otros crímenes en la impunidad.

Para ella, “el problema del acuerdo no es el 50,2 % de los votos en contra, sino el 62,6 % de abstención, lo que evidencia que es un acuerdo que no convence ni estimula a los colombianos porque no da certeza sobre un futuro sin armas, con mejor democracia y bajo el imperio de la ley”.

En la carta Ramírez condensa los principales argumentos que la llevaron a votar por el No. Asegura que pedir que los guerrilleros que cometieron delitos atroces pasen de tres a cinco años en unas granjas agrícolas “no nos convierten en un pueblo estúpido”. Y que “la insensatez estaría en mantener actitudes ingenuas y políticamente correctas para ganar aplausos internacionales”.

La misiva termina así: “Señora Williams, usted escogió muy mal sus palabras… Colombia es un país que ha sufrido inmensamente y que merece respeto suyo”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.