Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/24/2016 12:00:00 AM

“El clic no es lo único que importa”: director del Washington Post

Martin Baron es una leyenda del periodismo: ganó un Pulitzer, inspiró un premio Óscar y una revista recién se preguntó si era el mejor director de periódicos de todos los tiempos. Es uno de los grandes invitados al Festival Gabo 2016 en Medellín.

En 2001, cuando era director del Boston Globe, lideró una investigación sobre los miembros de la arquidiócesis de Boston que abusaban de niños. Ese memorable trabajo periodístico recibió un premio Pulitzer y, 15 años después, sirvió de argumento para Spotlight (En primera plana), que este año ganó el premio Óscar a la mejor película.

La revista Esquire, en vista de su éxito, se preguntó en 2015 si Baron era el mejor director de periódicos de todos los tiempos. Hoy dirige The Washington Post y será uno de los grandes invitados a la cuarta edición del Festival y Premio Gabriel García Márquez de Periodismo 2016, que se realizará en Medellín del 29 de septiembre al 1 de octubre. Allí pronunciará un discurso en el que hablará, entre otras cosas, sobre la transición actual del periodismo.

SEMANA: Gabriel García Márquez, en 1996, dijo que el periodismo es “el mejor oficio del mundo”. Pero 20 años después el oficio cambió demasiado, tanto, que los románticos vaticinan su fin. ¿Cree lo mismo?

MARTIN BARON: No está llegando a su fin. La sociedad necesita del periodismo y le anticipo que este va a perdurar. Sin el periodismo nadie le pediría cuentas al poder: a los políticos, a los funcionarios y a los empresarios más poderosos. Lo que sí cambia dramáticamente es la forma de contar historias debido a la tecnología. Por ahora, el reto es buscar un modelo sostenible para nuestro negocio y lo encontraremos porque la demanda para el periodismo no desaparece.

SEMANA: Gabo también dijo aquella vez que el oficio no logró evolucionar a la misma velocidad que sus instrumentos…

M.B.: Sin duda, estábamos extraviados. Sin embargo, creo que algunas empresas han empezado a encontrar su camino en esta nueva era de la tecnología. Sí, tenemos dificultades, pero eso no es equivalente a una imposibilidad. Estamos aprendiendo a utilizar la nueva tecnología para ampliar nuestra audiencia, entregar mejores resultados para nuestros clientes de publicidad, y, sobre todo, para controlar nuestro futuro y servir a nuestra misión.

SEMANA: Y en esa carrera, ¿el periodismo no pierde calidad?

M.B.: No puedo negar que hay muchos ejemplos del descenso de la calidad del periodismo. Obviamente, nos faltan los recursos y el personal que teníamos en el pasado. Pero ahora podemos utilizar nuevas herramientas para contar historias –video, audio, documentos originales, etcétera– y, por eso, así podemos comunicar con mayor eficacia. Insisto: internet requiere nuevas formas de contar historias.

SEMANA: ¿Qué tan importantes son las redes sociales para los medios de comunicación?

M.B.: Son absolutamente importantes: mucha gente (la mayoría jóvenes) recibe información por las redes sociales. Quizás no nos guste ese hecho, pero tenemos que vivir con ello. Hoy en día las redes sociales tienen más poder que los medios de comunicación.

SEMANA: Los viejos periodistas, que ya se autodenominan dinosaurios, ¿qué papel jugarán en esta nueva realidad del periodismo?

M.B.: Depende de su actitud y de su desempeño. Todos nosotros tenemos que cambiar. No importan nuestras experiencias, nuestras edades o nuestra pericia.

SEMANA: Algunos creen que si el periodismo digital es de mala calidad, los poderosos ganan. Pero otros creen que con él, al democratizar la información, los poderosos pierden. ¿Con cuál idea se queda?

M.B.: Necesitamos las dos: democratizar la información y tener fuertes medios de comunicación. Lo cierto es que ahora los ciudadanos pueden compartir información sin la intervención de los medios. Y eso es una ventaja, pero también da pie a un montón de falsedades: los políticos y los ideólogos han descubierto que es muy fácil manipular la información en el mundo digital.

SEMANA: ¿Y qué pasa con los medios tradicionales?

M.B.: También tenemos nuestras ventajas y desventajas. Desventajas: es posible que los medios no les den voz a individuos y grupos y, otro problema, que haya medios aliados con los poderosos. Ventajas: solamente los medios tradicionales tienen recursos suficientes para investigar a fondo a los poderosos, y los medios honestos están dispuestos a hacerlo.

Le puede interesar "No creo que la era digital haya democratizado el periodismo": Santiago Segurola

SEMANA: ¿El periodismo hoy solo busca el clic del lector?

M.B.: No solo eso importa. Sí es importante que el tráfico de nuestros sitios crezca. Necesitamos más lectores (y más dinero). No obstante, sobre todo, tenemos que ganar la confianza de los lectores y no la vamos a ganar si jugamos con ellos. Día tras día, es importante que los lectores vean la honestidad y la integridad de los periodistas. Sin esas cualidades, vamos a perder nuestra credibilidad y a los lectores.

SEMANA: ¿Qué diferencia hay si el medio es digital o impreso para “pedirles cuentas a los poderosos”?

M.B.: Los dos pueden tener impacto, pero hay ventajas si el medio es digital: los consumidores pueden compartir la información más fácilmente. Y así existe la posibilidad de que más personas la lean y reaccionen inmediatamente ante ella.

SEMANA: ¿Se está investigando lo suficiente? Ahora hay muchas filtraciones digitales como Panama Papers o Wikileaks…

M.B.: Ni la investigación ni la reportería desaparecerán. Ha habido muchas otras investigaciones valiosas que no dependieron de casos como los que usted menciona. Sin embargo, no hay duda de que esas filtraciones revelaron información de interés público.

Le sugerimos leer: “El error más común del periodista es el afán”: Jorge Cardona

SEMANA: Hoy los periodistas crean sus propios medios de comunicación: se vuelven ‘youtubers’, tuiteros, blogueros... ¿Tiene futuro esta opción?

M.B.: Sí. ¿Cómo no? La credibilidad depende de la pericia, de la integridad, de la energía y de la visión del periodista. No depende de la plataforma. Además, ahora hay muchos periodistas que tienen la capacidad de independizarse y ganarse la vida gracias también a su espíritu empresarial.

SEMANA: Si hiciese una autocrítica, ¿cuál es el problema más grande del periodismo hoy?

M.B.: La rapidez y la competencia intensa. Y esta lucha para sobrevivir ha desembocado en un periodismo muy superficial.

SEMANA: ¿No hay demasiada opinión y poca información?

M.B.: Sí. Diría que nos sobra opinión y que sería mejor si tuviéramos más información, más hechos y más reportajes.

SEMANA: Gabo también decía que había más protagonismo que vocación en el periodista…

M.B.: Eso no fortalece en nada la profesión. Tenemos que reconocer que nosotros no somos la historia: nuestra obligación es centrarnos en las historias de otras personas.

SEMANA: ¿Sabe qué busca el público en los medios digitales?

M.B.: Busca toda la gran variedad de contenidos que el periodismo le puede ofrecer. No es cierto que el público lea solamente historias cortas o videos cortos en las plataformas digitales.

SEMANA: ¿De qué le ha servido a ‘The Washington Post’ tener a Jeff Bezos (creador de Amazon) como dueño? ¿Qué tanto se involucra en los contenidos?

M.B.: Él se centra solamente en nuestra estrategia y en las tácticas para lograr nuestros objetivos. Nunca se involucra en la cobertura noticiosa. Él no solo aporta capital financiero, sino capital intelectual. Bezos habló de una “pista” para experimentar y hay que aprovechar esa oportunidad...

SEMANA: ¿Cuál es la “pista”? ¿Cómo le va al ‘Post’ con el modelo de cobrar sus contenidos digitales (‘paywall’)?

M.B.: Cada empresa debe tener su propio modelo. La compañía no me permite divulgar las cifras pero estamos bien satisfechos con nuestro progreso incluso con las suscripciones debido al paywall.

SEMANA: Algunos cuestionan al periodismo de Estados Unidos por la excesiva difusión de la campaña de Donald Trump. ¿Trump no sería Trump sin el periodismo?

M.B.: Claro que su candidatura necesitaba la cobertura, pero no solamente la cobertura ha creado su éxito como candidato. Hay que reconocer, guste o no, que su mensaje fue bien recibido por muchos estadounidenses.

SEMANA: ¿Qué cambió en su vida a raíz del éxito de ‘Spotlight’?

M.B.: ¡Personas como usted me hacen esa pregunta! Muchas organizaciones me piden que pronuncie discursos y que participe en paneles de preguntas y respuestas. Y también de vez en cuando hay personas que me reconocen en la calle. Hasta cierto punto, perdí mi anonimato.

SEMANA: ¿Qué papel debe jugar el periodismo en Colombia una vez se firme la paz con las Farc?

M.B.: No me siento preparado para contestar esa pregunta.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1829

PORTADA

Gran encuesta presidencial

Vargas Lleras arranca fuerte, Petro está estancado, Fajardo tiene cómo crecer y los partidos tradicionales andan rezagados. Entre los uribistas, Ramos se ve fuerte. Y Santos tiene 35 por ciento de aceptación. Gran encuesta de Invamer para Caracol Televisión, Blu Radio y SEMANA.