Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2010/05/18 00:00

Más de 2.000 patos migratorios murieron envenenados en Cesar

En años anteriores ya se habían registrado casos similares en este mismo departamento.

Más de 2.000 patos migratorios murieron envenenados en Cesar

Más de 2.000 patos migratorios murieron tras ingerir semillas de arroz envenenadas en predios campesinos del departamento de Cesar, denunciaron el domingo fuentes ambientales.

Las aves, procedentes de Canadá, fueron halladas en las zonas rurales de San Martín, dijo prensa Ramón Galvis, uno de los responsables de la Unidad Municipal de Asistencia Técnica Agropecuaria (Umata).

"Es una actividad criminal, porque utilizaron semilla envenenada", afirmó el funcionario durante una visita a las zonas sobre las que se precipitaron sin vida los patos, conocidos en la región con el nombre de pisingos.

El arroz con el tóxico se hallaba en los sitios a los que estas bandadas llegan para proveerse de alimento, agregó Galvis, para apuntar que "todo el (pato) que comió semilla, le ocurrió esto: murió".

El funcionario no descartó que la mortandad pueda ser mayor, dado que, dijo, "son miles los que recorren la zona para alimentarse".

El caso no es el primero de muerte de aves de esta misma especie por efectos de veneno aplicado en la semilla de arroz por campesinos que, al parecer, comercializan la carne de este animal, cuyo nombre científico es el de "Dendrocygna autumnalis".

En 2006, autoridades ambientales de la localidad de San Benito Abad, en el departamento de Sucre, denunciaron la muerte de más de 5.000 ejemplares de pisingo, mientras que las de San Alberto, también en el Cesar, dieron cuenta al año siguiente del envenenamiento de unos 3.000.

EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.