Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/22/2009 12:00:00 AM

Más y más niñas se vuelven madres en Bogotá

Durante el primer semestre de este año, unas 10 mil adolescentes se convirtieron en mamás prematuras.

Entre enero y junio  de este año, 10.284 adolescentes entre 14 y 19 años reportaron un nacimiento en Bogota. Y 278 niñas aún más chiquitas, entre 10 y 13 años también fueron madres.
 
Muchas se quedan embarazadas por ignorancia de métodos para evitar los hijos; otras, sin embargo, buscan el embarazo como una manera desesperada de buscar afecto en un ambiente hostil.
 
Pero después de la ilusión, vienen las penas. Son niñas que dejan el colegio y con éste sus posibilidades de una mejor vida para ellas y sus hijos. Además tienen que asumir una carga económica, sin ninguna preparación, y una carga afectiva sin ninguna experiencia.

“El hijo también sufre a corto y largo plazo las consecuencias de ser concebido de manera temprana, pues es más vulnerable a enfermedades, es más frecuente que estén desnutridos, menos desarrollados y la probabilidad de que terminen trabajando siendo aún niños es mayor”, dijo Gabriel Ojeda, director de la Encuesta Nacional de Demografía y Salud de Profamilia, una entidad independiente que trabaja en el tema de control de natalidad.

Aunque son 29 casos menos de madres adolescentes que en el primer semestre del 2008, el gobierno distrital espera una reducción mayor, a través de programas y campañas educativas.

Según la Secretaría de Salud del Distrito en 2008, 44.208 jóvenes accedieron a métodos anticonceptivos de forma gratuita, estrategia contemplada en el Plan de Desarrollo ‘Bogotá Positiva’.
 
También el Distrito dice que busca erradicar el abuso sexual en niñas entre los 10 y 14 años. Y se ha propuesto una meta modesta para bajar el número de jovencitas entre 15 y 19  años que se quedan embarazadas en un 20 por ciento.

Como parte de su estrategia, esta semana que ha llamado de Prevención de Embarazos en Adolescentes, funcionarios de la Secretaría de Salud Distrital  están haciendo una ronda por diferentes colegios, universidades y hospitales de la red pública y privada distribuirá panfletos y dará charlas con información en prevención del embarazo y atención integral a víctimas de violencia sexual.
 
Las visitas serán más masivas en Ciudad Bolívar, Kennedy, Bosa, Suba y San Cristóbal, las cinco localidades donde se presentan mayor número de casos. El sábado cerrará su campaña con la celebración del Día Nacional de Prevención del Embarazo no Planificado en Adolescentes.


Embarazo adolescente en Colombia
En Colombia, según informes de Profamilia, el aumento de embarazos en jóvenes ha sido alarmante. Mientras que en 1987, de cada 100 jovencitas, 7,5 se quedaban en embarazo, en 2005, la cifra subió al 21 por ciento. 

“La mayoría de los embarazos en adolescentes son deseados, porque sus hogares son lugares de mucha violencia, entonces piensan que pueden empezar una nueva vida al estar en esta condición”, dijo Ojeda.

Como Profamilia hace la Encuesta Nacional de Demografía y Salud cada cinco años, sólo hasta 2010 se conocerán cifras más actuales.  

Aunque las causas principales en el aumento de embarazos de jóvenes y niñas son la falta de educación y de oportunidades, según Profamilia, hoy una proporción mayor  (pasó del 3 al 9 por ciento) tiene estudios técnicos o universitarios.  

Entre los estratos más altos el porcentaje de embarazos adolescentes es de 11 por ciento, para los más bajos es de 31,5 por ciento. Así mismo, el 51 por ciento de las madres-niñas embarazdas no tienen educación.

Entre los departamentos que en Colombia reportan más casos están Caquetá (32 por ciento), Guainía (31 por ciento), Meta (30 por ciento), Guaviare (30 por ciento) Cesar (28 por ciento) y Vaupés (27 por ciento). Sin embargo Bogotá también registra un alto porcentaje (23 por ciento).


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1830

PORTADA

En la cuerda floja

La economía avanza a paso muy lento. Se necesita con urgencia un estartazo, pero el desánimo y el pesimismo limitan las posibilidades de una recuperación.