Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/13/2015 9:30:00 PM

La cacería contra los asesinos de los cuatro niños sigue

Grupos de inteligencia se mueven entre Caquetá, Huila y Tolima. Se siente la presión por la orden presidencial, pero no se quieren cometer equivocaciones.

Los habitantes de Florencia aplaudieron emocionados cuando el presidente Juan Manuel Santos dio la orden perentoria a la Policía y a la Fiscalía, de que antes del próximo domingo tenía que capturar a los dos delincuentes que asesinaron a los cuatro menores en la Vereda Las Brisas, de la capital caqueteña.

El inusual plazo, si bien generó aplausos, puso en serias dificultades a la Policía y a la Fiscalía, pues cualquier crimen -además uno tan complejo como este- no admite un tiempo tan exacto.

Desde hace dos semanas la Fiscalía y la Policía desplegaron varios grupos de fiscales y decenas de investigadores del CTI que, incluso, fueron llevados desde Bogotá a Caquetá, Tolima y Huila para apoyar las pesquisas.

Algo similar ocurrió con la Policía Judicial (Dijín), que prácticamente puso a todos los grupos de homicidios del país a trabajar en este caso. Incluso, se habrían descuidado investigaciones sensibles, que llevaban mucho tiempo en desarrollo.

La presión mediática que ya tenían las autoridades aumentó dramáticamente con el plazo del primer mandatario. Durante los últimos días los investigadores han logrado consolidar pistas importantes que les permitieron, entre otros, divulgar los retratos hablados de los dos presuntos responsables.

Pudieron también consolidar una hipótesis sobre los eventuales autores materiales. La labor no ha sido sencilla, pues Caquetá -así como la mayoría del suroccidente del país- tiene una base de datos e identificación de personas muy precaria.

La Fiscalía no quiere cometer un error al momento de individualizar a los responsables. Como lo dijo una fuente de la entidad a Semana.com, quieren ir despacio pero seguros para evitar un descalabro y que el caso se vaya a pique.

El temor de muchos investigadores por el plazo presidencial los lleva a creer que la presión podría desembocar en lo que se conoce como un ‘falso positivo’ judicial. Es por eso que, aunque están trabajando a marchas forzadas, prefieren dar el golpe certero aunque no se cumpla la fecha límite.

En la mañana de este viernes circuló un rumor según el cual se habrían librado las órdenes de captura contra los asesinos. Sin embargo, la realidad es que al caer la noche estas aún no se habían expedido, aunque fuentes de la Fiscalía no descartan que eso ocurra en las próximas horas.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.