Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/30/2013 12:00:00 AM

Ratificarían condena al general Uscátegui

Semana.com revela la ponencia de la Corte contra el oficial por el caso de la masacre de Mapiripán.

El 15 de julio de 1997 inició la tragedia para los pobladores de Mapiripán (Meta). En esa fecha se iniciaría una semana de terror cuando los paramilitares -en complicidad con el Ejército y la Policía, en unos casos; y por omisión, en otros- perpetraron una de las más masacres de que se tenga memoria en Colombia: 49 personas fueron torturadas y descuartizadas, una a una.

“A él lo tuvieron tres días en El Matadero. El señor alcalde en ese entonces le llevó unos cigarrillos y le llevaron tinto y lo tenían amarradito, esposado. El alcalde dijo que iban a ver qué podían hacer y trató de hablar por él y el señor juez de esa época también habló por mi papá, pero lo amenazaron y al juez le tocó quedarse callado. Todo el mundo se quedó callado”, dice una víctima de este horror al recordar cómo mataron a su padre.

Añadió: “A mi papá le escucharon gritos. Decía que por favor no lo martirizaran así, que si lo iban a matar que lo mataran, pero que no fueran tan canallas de martirizarlo de esa manera… él pedía auxilio pero ¿quién lo iba a auxiliar en ese momento?, en eso nadie se metía”.

El responsable más visible hasta ahora por este doloroso episodio es el general Jaime Humberto Uscátegui quien se desempeñaba como comandante de la Séptima Brigada con tropas en Meta y Guaviare. El 25 de noviembre del 2011 el Tribunal Superior de Bogotá lo condenó a 40 años de cárcel por homicidio agravado y secuestro, luego de revocar una absolución en primera instancia proferida por un juez.

Los abogados del oficial interpusieron un recurso de casación ante la Corte Suprema de Justicia y en los próximos días los magistrados harán el debate respectivo en la Sala Penal para dar su fallo.

Semana.com conoció en primicia aspectos del proyecto de fallo sobre el recurso del general, quien espera que todo el proceso se caiga, pues ha insistido en su inocencia. Según él, durante julio de 1997 no tenía mando operacional sobre las tropas responsables de Mapiripán y “mucho menos tenía medios para operar en una zona distinta a la de mi jurisdicción”.

El proyecto de fallo según se pudo establecer va encaminado a ratificar la condena del General Uscategui. Pero hay una diferencia sustancial: el general recibiría una rebaja en su condena pues se habría evidenciado un error de cálculo en la condena inicial. ¿Cuántos años? Las fuentes prefirieron mantener el dato en secreto.

La semana pasada el magistrado ponente del fallo distribuyó el proyecto entre los ocho magistrados que conforman la Sala Penal. Sin embargo, el estudio y debate de este no se pudo dar a la espera que uno de los magistrados recientemente nombrados por el presidente se posesionara.

En el proyecto la Corte le da la razón a la Fiscalía en la responsabilidad de Uscátegui en los hechos y ratifica lo que dijo el Tribunal en su fallo: “Él no habría realizado ninguna acción positiva contando con los medios y el deber jurídico de hacerlo en su calidad de comandante de la Séptima Brigada, dejando a los habitantes de Mapiripán a merced de un grupo de autodefensas ilegales”.

El proyecto de fallo no es una sentencia definitiva, simplemente es un análisis realizado por un magistrado de la Sala, que por sorteo tuvo el caso y expreso su teoría.

Esta ponencia será debatida este miércoles y ahora la decisión será tomada por todos los magistrados de la sala quienes tienen en sus manos la suerte de un general tropero que insiste en defender su honor y repetir que es inocente.

“La masacre de Mapiripán fue una operación militar de gran magnitud. Está demostrado que los paramilitares viajaron en dos aviones desde el Urabá Antioqueño, llegaron al aeropuerto de San José del Guaviare y se transportaron hasta Mapiripán por vía terrestre y fluvial. Estas rutas estaban custodiadas por miembros de la Fuerza Pública, distintos a los que estaban bajo mi mando, e infortunadamente ellos fueron cómplices de los paramilitares”, explica el oficial.

“Soy inocente, soy inocente”, reitera.

Por este caso Colombia fue condenada por la Corte Interamericana de Derechos Humanos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.