Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/13/2011 12:00:00 AM

Mataron a 'La Muerte'

Héctor Úsuga Higuita, alias 'La Muerte', subcomandante del Quinto Frente de las Farc, murió el 4 de abril en una operación de la Fuerza de Tarea Conjunta del Paramillo. ¿Quién era éste guerrillero?

A orillas del río Manso mataron a ‘La Muerte’. El pasado lunes, mientras leía unos apuntes en una libreta que sostenía en su mano izquierda, sentado bajo un bosque de guaduas, una bala de fusil disparada por un francotirador acabó con la vida de uno de los guerrilleros más sanguinarios que haya conocido la región del Nudo de Paramillo.
 
Según los militares, durante un año lo siguieron y en los últimos diez días lo esperaron en diferentes sitios entre los cuales se movía, por las cabeceras de los ríos Sinú y San Jorge.
 
Alrededor de la vida de Héctor Úsuga Higuita, alias ‘La Muerte’ o ‘Hermes’, se había tejido una leyenda de inmortalidad, de alguien a quien no le entraban las balas. Decían que tenía un pacto con el diablo, porque durante sus 26 años en la subversión enfrentó en combates al Ejército y a los paramilitares, pero los proyectiles no lo alcanzaban.
 
El lunes terminó la cacería que durante doce meses desplegó la Fuerza de Tarea Conjunta del Nudo de Paramillo, comandada por el general Juan Bautista Yepes Bedoya. Un grupo especial le hizo seguimiento en el área donde se movía, con base en las declaraciones de guerrilleros desmovilizados que informaron sobre las rutinas de alias ‘La Muerte’, lo siguieron y establecieron que se movía entre los ríos Manso, Sinú y San Jorge, en la región de los Llanos del Tigre, una zona de asentamiento de unas quinientas familias de colonos campesinos, donde hace presencia el Quinto Frente de las Farc, comandado por alias ‘Jacobo Arango’, su hermano. Héctor Úsuga, ‘la Muerte’, era el segundo al mando.
 
"Cuando determinamos su rutina -afirmó el Comandante de la Séptima División, general Manuel Guzmán, en una rueda de prensa- y vimos que no salía de seis sitios, seleccionamos tres y filtramos tres grupos especiales en esos sitios. Lo que hicimos fue esperar y dar el golpe preciso".
 
Desde hace meses se sabía que andaba con un pequeño grupo de 20 hombres, una especie de guardia personal, pues, según los militares, ha habido deserciones de casi un centenar de guerrilleros de los frentes 5, 18, 58 y la móvil Mario Vélez, que delinquen en el Parque Paramillo.
 
Finalmente lo encontraron en el Zancón, vereda de Tierralta, a cinco horas en barcazas con motores fuera de borda del puerto de Frasquillo. Para llegar hasta donde se encontraba hay que atravesar la represa de Urrá y los ríos Sinú y Manso, a orillas del cual lo encontraron vestido con botas pantaneras un pantalón y camisa de dril azul y franelilla gris. Aunque hubo un intercambio entre los guerrilleros y el ejército, los subalternos de ‘La Muerte’ lograron huir del campamento.
 
Familia fariana
 
Hermes Úsuga Higuita pertenecía a una familia de guerrilleros. Su hermano Luis Carlos Úsuga Higuita, alias ‘Jacobo Arango’, es el comandante del Quinto Frente, al que pertenecía ‘La Muerte’. Ambos son de San José de Apartadó, Urabá. Alias ‘Samir’, desmovilizado hace tres años, dice que el padre se llamaba Fernando Úsuga, asesinado por las autodefensas y la mamá Dioselina Higuita. Son primos de Luis Óscar Úsuga Restrepo, alias ‘Isaías Trujillo’, principal jefe del bloque Iván Ríos.
 
Los hermanos Úsuga, dice Samir, han hecho mucho daño minando extensas zonas de manera indiscriminada, han ordenado asesinatos y secuestros en Urabá y Córdoba.
 
Alias ‘Jacobo Arango’, es un analfabeta que lo que sabe lo aprendió en la guerrilla; es un bruto y prepotente, agrega Samir. El pasado 20 de marzo cumplió 55 años, su hermano Hermes o ‘La Muerte’, rondaba los 50 años.
 
Últimamente, se han dedicado al cultivo y tráfico de drogas en la zona de los ríos Verde y Esmeralda. Alias Elkín, otro desmovilizado que estuvo durante 26 años en el quinto frente, dice que tanto ‘Jacobo’ como ‘La Muerte’ "son unos tiranos y déspotas, que maltratan a la guerrillerada y a las familias de la zona las tratan como esclavos, poniéndolos a trabajar pastoreando los ganados que se roban y quitándoles gran parte de la yuca, el maíz y el fríjol que cultivan".
 
‘Carmenza’, otra guerrillera que se desmovilizó el pasado 26 de enero y está bajo protección del Ejército, dice que aunque ‘La Muerte’ era uno de los comandantes superiores y tenía fama de bravo, “eso no es cierto. A él lo salvaban sus hombres en la parte militar, porque él no es muy guapo, es más bien miedoso pero se salva porque anda con hombres muy buenos; ellos son los que le han dado la fama. Cuando lo atropellan -remata- afloja rapidito”.
 
Los hermanos Úsuga no tenían mucha inclinación por la parte política, se dedicaban a lo militar. ‘La Muerte’ participó en retenes, tomas guerrilleras, secuestros y asesinatos. De acuerdo con información del ejército, en 1987 estuvo en el ataque a Saiza (Córdoba); en 1993, estuvo al frente de la emboscada a las tropas de la brigada número 11 en el corregimiento de La Rica, de Montelíbano (Córdoba), donde resultaron heridos varios soldados. También se le atribuye la toma a la base militar de Piedras, corregimiento de Carepa (Antioquia) en 1998, donde fueron asesinados 20 soldados y 12 más secuestrados.
 
Para el Ejército es un golpe estratégico a las Farc, que afecta a "Jacobo Arango", jefe del Quinto Frente y a "Isaías Trujillo", comandante del bloque. También se afectarán otros grupos criminales en el sur de Córdoba y en el Urabá antioqueño, pues Úsuga como responsable de las finanzas del bloque noroccidental, negociaba con miembros de las bandas criminales armas y base de coca.
 
A pesar de algunos resultados favorables en la lucha de las tropas del Ejército contra la subversión, existen grandes dificultades para derrotar a los frentes que se encuentran el Nudo de Paramillo. Según fuentes del Ejército, la guerrilla cuenta con milicianos que le informan sobre el movimiento de las tropas y, además, el Parque de Paramillo está completamente poblado de minas antipersona. Todo eso hace más difícil cualquier operación para controlar la presencia de las bandas armadas en la región donde confluyen los departamentos de Antioquia y Córdoba, en particular las zonas altas de los ríos San Jorge y Sinú en Paramillo y en Urabá.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.