Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/4/2014 12:00:00 AM

¿Matoneo en el Concejo de Bogotá?

Un grupo de empleados le envió una carta al comité de convivencia del Concejo, quejándose de malos tratos por parte de una concejala.

Hace una semana este portal mostró la historia de los contratiempos que ha tenido que enfrentar Lucía Bastidas, la concejala que llegó a reemplazar a José Juan Rodríguez, conocido como el ‘amo y señor del IDU’. Lucía denunciaba que tiene que despachar desde múltiples lugares del Concejo de Bogotá porque los asesores del exconcejal seguían trabajando desde la que sería su oficina.

La otra versión es la de los asesores del exconcejal, pues, según le dijeron a Semana.com, aunque la concejala Lucía no les ha dicho nada de frente, están cansados de que difame de ellos a través de redes sociales, por medios de comunicación, incluso, dentro del Concejo.

Rubiela Casas, una de las seis personas que hacían parte del grupo de trabajo del exconcejal y que ahora fueron asignados a la concejala Lucía, cuenta que desde cuando la concejala se posesionó (26 de noviembre del 2013), ha ido a la oficina sólo un día, que los rechazó como grupo de trabajo y empezó a referirse a ellos despectivamente en el recinto.

“Estamos cobijados bajo la Ley de garantías, esto es un bien público y en ningún momento vamos a impedir que ella entre a la oficina. Desde cuando Lucía se posesionó le hicieron entrega de la oficina, de los recursos físicos y se le informó que nosotros estábamos asignados a ese lugar, pero hizo caso omiso”, explicó Rubiela.

Además, la funcionaria asegura que a los tres días de que Lucía se posesionara, empezó decir que no iba a trabajar con la gente de un concejal corrupto. “Nunca nos ha dado la posibilidad de hablar y dice que es la única concejal que no tiene grupo de trabajo normativo ni oficina, pero sí los tiene”, afirma la funcionaria.

Como la concejala no ha querido trabajar con ellos, el grupo se dedica a realizar otras de sus labores: informes sobre las comisiones, asistir a los debates del recinto y atender las denuncias de la comunidad.

El memorando al Comité de Convivencia y Conciliación Laboral fue enviado el pasado miércoles. En él, el grupo de trabajo normativo hace un recuento de los encuentros con el equipo de Lucía. 

El señalamiento puntual que hacen a través del memorando es que la concejala por el partido Alianza Verde dice: “No voy a trabajar con un equipo que yo no nombré porque es un equipo nombrado por un concejal que se encuentra preso en La Picota por corrupción", y que éramos a imagen y semejanza del concejal.

El grupo también manifiesta que Lucía, a través de su cuenta de Twitter y de otros medios de comunicación, ha expresado que por dignidad ellos deben renunciar a lo que se oponen rotundamente. Incluso, recuerdan que en diciembre le manifestaron a la concejala por escrito de su disposición para trabajar con ella, a lo que no recibieron respuesta alguna.

El grupo concluye en el memorando que la concejala está vulnerando su derecho al buen nombre y al derecho al trabajo. La carta está firmada por los seis funcionarios: Irma Lucía Cárdenas, Édgar Darío Ruiz, Aura María Casas, Rosalba Villalobos, Benjamín Gómez y Rubiela Casas.

Mientras tanto, Rubiela asegura que no piensan renunciar, que quieren reunirse con la concejala y que aunque son conscientes de que son personas contratadas por libre nombramiento y remoción, para ellos, Lucía ha sido ‘intransigible’.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.