Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/28/2014 12:00:00 AM

El matoneo a un menor que terminó ante un juez

Durante más de un año, un niño fue víctima de discriminación y agresión por parte de sus compañeros.

Pagar el tratamiento psicológico de un menor, reconocer públicamente que se cometió matoneo en contra de niño y una investigación por cuenta de la Fiscalía por ocultamiento de correspondencia, son la consecuencias que le acarreó al colegio Suizo Helvetia, con sede en Bogotá, el no haber actuado para evitar que uno de sus estudiantes fuera víctima del bullying de sus compañeros.

La institución educativa, por su parte, aceptó en un comunicado “la existencia de un caso de bullying”, lamentó los hechos y expresó su solidaridad a la familia afectada.

El juzgado 19 penal del circuito de conocimiento de Bogotá revocó una determinación de primera instancia del juzgado segundo penal municipal y le amparó los derechos fundamentales a la dignidad y a la educación a un niño víctima de matoneo en el colegio.

Los hechos fueron puestos en conocimiento por parte de la madre del pequeño, quien lo mantuvo matriculado en el plantel educativo desde agosto de 2011 a marzo del 2012 cuando no soportó más y lo retiró de la institución.

Ella aseguró que su hijo fue discriminado por no llevar ropa de marca y por provenir de una escuela pública. Hay que anotar, sin embargo, que el pequeño venía de una institución pública de Suiza en donde la educación es de altísima calidad. De hecho, muestran mejores resultados los colegios públicos que los privados.

Según el juzgado el colegio incurrió en graves omisiones pues no actuó a tiempo y por el contrario negó la situación en la que le menor incuso fue víctima de agresiones físicas por parte de sus compañeros. Además criticó de que cuando los pequeños responsables del matoneo reconocieron en cartas lo sucedido al afectado, las directivas de la institución retuvieron las misivas. En el fallo también se ordena que se le entregue a la víctima la correspondencia.

“Para esta juez no hay duda respecto a la existencia de bullying dentro del colegio Helvetia cuya víctima fue el niño S.E.D. adicional a lo expuesto tales episodios discriminatorios resultaron agravados con ciertas posturas adoptadas por las directivas del plantel”, señaló el fallo.

La juez aseguró que las acciones del colegio no fueron suficientes pues antes que se conocieran las agresiones físicas, ya había episodios de discriminación. Todo lo sucedido llevó a que la familia del niño afectado se viera obligada a sacarlo del plantel educativo y llevarlo a estudiar a otra institución, además de que fue necesario ponerlo en manos de profesionales para ayudarlo a superar lo sucedido.

Señaló el fallo, que el rector del colegio se preocupó más porque no se dañara la imagen del colegio y por eso siempre quiso negar el matoneo incluso ante los medios de comunicación que le indagaron por la situación. 

Este es el comunicado de la institución educativa:

“El colegio ha tomado todas las medidas para atender este hecho de forma integral. Una vez aceptado el caso, la comunidad ha respondido de forma ejemplar para prevenir el bullying y afianzar el clima de convivencia. Lamentamos públicamente este hecho que nos ha servido para trabajar en la consolidación del clima de convivencia por el que se ha caracterizado el Helvetia en sus 65 años de existencia”. Pascal Affolter, rector Colegio Helvetia.

Contexto

El hecho ocurrió en noviembre de 2012, hace casi año y medio y se trató de un incidente entre niños de 6 años. La acusación se refiere a una agresión física en la cual sus compañeros de 6 años empujaron al niño hasta meterlo en un arco de futbol. En el hecho no se presentaron heridas y el niño pudo regresar a clase luego del recreo y los días subsiguientes.

1. Jamás se escondieron pruebas.

Luego del incidente, todos los compañeros del niño afectado escribieron cartas (pruebas) al menor pidiendo excusas. Las cartas (pruebas) fueron leídas por el niño afectado al día siguiente del incidente. Las cartas fueron allegadas a la familia por parte del colegio.

2. El colegio tomó todas las medidas para atender al niño y preservar su integridad protegiendo además la tranquilidad de los niños del plantel.

- El Colegio lamentó públicamente el hecho.
- Convocó a toda la comunidad para dialogar sobre el caso.
- Se inició un proceso de formación de docentes y directivos para la atención de casos de bullying.
- Se contrató a los más reconocidos expertos en convivencia escolar para definir acciones concretas y de corto plazo.
- Se implementó un protocolo que asegura el mejor tratamiento de este tipo de casos.

3. Lamentamos públicamente el hecho.

- El colegio publicó dos avisos en medios de circulación nacional siguiendo y acatando la orden del juez (en primera instancia había fallado a favor del Colegio), aceptando el caso de bullying y expresando la solidaridad a la familia.
- El colegio informó a toda la comunidad educativa los hechos y aceptó la existencia de un caso de bullying”.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.