Sábado, 22 de noviembre de 2014

| 2013/04/23 00:00

Matrimonio igualitario se niega a morir

Por segunda vez se aplazó el debate del matrimonio igualitario. Gerlein volvió a hablar de "sexo escatológico".

El debate del proyecto de ley del matrimonio gay en el Congreso generó roces entre varios congresistas. Foto: Guillermo Torres / SEMANA

Aunque el proyecto de matrimonio igualitario no cuenta con los votos necesarios para pasar a tercer debate, este martes quedó claro que es un proyecto duro de matar.

Por segunda vez, los senadores decidieron aplazar su decisión. Esta vez no fue por la falta de señal de televisión sino porque el desorden se tomó el recinto del Senado.

Después de dos horas de debate ordenado, el senador conservador José Darío Salazar le cedió el turno de la palabra a su copartidario el veterano senador Roberto Gerlein, quien se explayó durante 20 minutos en su explicación de por qué iba a votar negativo el proyecto.

Habló de lo que denominó la “violencia del lobby gay”, de por qué está en contra de que a los miembros de la comunidad LGBTI “se les dé todo lo que piden”. Nuevamente abrió la polémica al referirse de nuevo al sexo escatológico y recordó la ‘besatón’ –que tildó de “indignante”- que se permitió en el patio Nuñez en diciembre pasado.

Pero más que sus polémicos argumentos, lo que alborotó a sus colegas es que Gerlein, que para muchos se ha ganado ciertos privilegios por su larga carrera en el Capitolio, violó el plazo que la mesa directiva había otorgado a los senadores inscritos y que se había establecido en 5 minutos.

Debate decaído

La larga exposición de Gerlein desató la ira de varios de sus colegas, entre ellos Luis Carlos Avellaneda (Polo) y Honorio Galvis (partido Liberal), a quien no le permitieron el mismo privilegio.

Desde ese momento, el interés en la discusión disminuyó y el cansancio aumentó. Por esa razón hicieron un conteo rápido de los senadores para establecer si había el quórum suficiente para votar. El resultado fue negativo.

Algunas voces indicaron a Semana.com que algunos senadores querían evacuar prontamente el recinto del Capitolio para asistir a un coctel que tenían preparado.

Sin embargo, la mesa directiva del Senado decidió que la noche de este martes se extenderá el debate para escuchar todas las intervenciones pendientes y que el proyecto se votará el miércoles hacia las 3:00 p. m.

Son contadas las veces que un proyecto, listo para hundirse, resucite más de una vez. Seguramente, la comunidad LGBTI pasará la noche en vela esperando un milagro, las redes sociales criticarán al Congreso por perezoso y el debate se retomará por tercera vez.

Aún queda por determinar si en esa ocasión se transmitirá el debate por el Canal del Congreso, causa de que se suspendiera la primera vez. ¿Será posible un nuevo aplazamiento?

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×