Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/27/2015 8:05:00 PM

“En este país todos tenemos que perdonarnos”

Maurice Armitage, el empresario caleño que perdonó a su secuestrador, rompió su silencio y habló de los diálogos en La Habana y su eventual candidatura.

Desde mucho antes que se hablara de reconciliación en el país, Maurice Armitage ya daba cátedra sobre el tema. Este empresario caleño, reconocido el año anterior como uno de los líderes de Colombia, se hizo visible por un episodio admirable de perdón y reconciliación: su mayordomo de toda la vida participó en su secuestro y pese a ello no sólo lo perdonó, sino que les ayudó económicamente a él y a su familia y pagó el abogado que lo sacó de prisión.

Desde entonces, el nombre de Armitage recorre el país como ejemplo de perdón, y a finales del 2014 hizo parte de la última delegación de víctimas que viajó a La Habana para ser escuchado por los negociadores del proceso de paz entre el Gobierno y las FARC.

A su regreso a Colombia, concretamente a Cali, donde tiene su vida, su familia y sus empresas, Maurice comenzó a sonar como uno de los posibles aspirantes a la aAlcaldía de la capital del Valle. De hecho, se especula que estaría avalado por el Partido Alianza Verde y que recibiría el guiño del actual alcalde, Rodrigo Guerrero.

Semana.com habló con este empresario que mezcla sin pudor dos filosofías aparentemente opuestas: capitalismo y socialismo: “Aquí en Colombia la plata la tenemos que hacer con el capitalismo, pero la tenemos que invertir con el socialismo”, asegura.

Semana.com: ¿Qué impresión trajo luego de su visita como víctima a La Habana?

Maurice Armitage: Que el proceso de paz es un proyecto serio, con una dignidad impresionante y que estoy plenamente seguro de que lo van a sacar adelante.

Semana.com: ¿Cree que en las próximas elecciones se hará la refrendación de lo que se acuerde en La Habana?

M. A.: No puedo garantizar eso. Sólo espero que tanto las FARC como el Gobierno tengan la suficiente sensatez de no prolongar mucho este proceso y sacarlo adelante.

Semana.com: ¿Qué mensaje le envía al presidente Santos?

M. A.: Que siga con su proyecto de la paz.

Semana.com: Usted perdonó a su secuestrador y lo ayudó económicamente.

M. A.: Es cierto, pero quisiera que eso se promulgara mucho más. En este país todos tenemos que perdonarnos.

Semana.com: ¿Es cierto que será candidato a la Alcaldía de Cali?

M. A.:
Todo monaguillo quiere ser Papa. Estamos analizando la posibilidad de presentarnos. En el fondo yo creo que es un honor ser alcalde de Cali y es un honor devolverle a la ciudad todo lo que me ha prestado en la vida.

Semana.com: ¿De qué depende entonces ese proyecto político?

M. A.: De la viabilidad que uno vea desde el punto de vista de las adhesiones y que Cali se sume a una propuesta de tipo cívico, no partidista, no comprometida políticamente, sino comprometida básicamente con la ciudad.

Semana.com: O sea que no está buscando el aval de algún partido.

M. A.:
En caso de concretarse la posibilidad de que yo sea candidato, aspiraré por firmas.

Semana.com: Es decir que el rumor de un supuesto aval del Partido Alianza Verde es falso.

M. A.:  La verdad es que yo no he especulado nada con el Partido Verde. Tengo mucha admiración por ese partido, pero en ningún momento he pensado en buscar el aval con nadie; soy de los que creen que el aval tiene que ser de la ciudadanía.

Semana.com: Se ha sugerido que usted sería el heredero político del actual alcalde, Rodrigo Guerrero.

M. A.: Que yo sepa, no heredé sino un esmoquin de mi papá y que por cierto no me sirvió. No soy heredero de nada; me encantaría replicar las cosas buenas que ha podido hacer Guerrero, pero en ningún momento soy su heredero ni soy ungido por él como candidato a la Alcaldía. En absoluto.

Semana.com: ¿Hay alguna relación entre poner a rodar su nombre como candidato y su visita como víctima a La Habana?

M. A.:
Nooo; yo no, pues no sé. El sonajero mío a la Alcaldía tiene que ver con toda mi vida; en absoluto con lo de La Habana. Eso es una circunstancia de la vida y de alguna manera todos los colombianos tenemos que estar comprometidos con la paz de este país. Si me toca volver a La Habana,así sea nadando, allá iré.

Semana.com: Hay quienes dicen que su nombre encaja dentro de ese perfil de gobernantes que requiere el posconflicto.

M. A.:
Pues yo creo que algún requisito debo tener desde que me estén poniendo a sonar. En la vida he buscado ser alcalde de Cali; esto me llegó por pura circunstancias de la vida y si ello hace que yo pueda prestarle un buen servicio a la ciudad, lo haré.

Semana.com: ¿Se ve peleando por la Alcaldía contra el ex vicepresidente Angelino Garzón?

M. A.:
Espero que no porque lo veo como un contendiente casi inderrotable, porque su popularidad es muy grande, ya quisiera yo que él me apoyara y no enfrentarlo.

Semana.com: ¿O sea que Garzón está en la primera línea de sus posibles adhesiones?

M. A.: Pues me encantaría que él apoyara la posibilidad mía. Si él me apoya, eso nos da mayor tranquilidad a una eventual candidatura mía. Eso es verdad.

Semana.com: Sus enemigos lo critican por su tinte socialista.

M. A.: Ojalá me vean bien socialista porque este país necesita mucha política social. Yo no creo que eso sea un mal, eso es un bien. Aquí en Colombia tenemos que hacer la plata con el capitalismo, pero tenemos que invertirla con el socialismo.

Semana.com: ¿Cuál sería su propuesta bandera para los caleños?

M. A.: Trabajar por Cali con total nitidez y pulcritud y con un emprendimiento y capacidad de ejecución. El gran aporte que le puedo dar a la ciudad es que soy un ejecutor por naturaleza, tenga la seguridad.

Semana.com: Las grandes familias económicas caleñas deben temerle a una alcaldía suya.

M. A.: En absoluto. Si hay alguien que cree en el sistema capitalista soy yo. Soy socialista en el sentido de la equidad y la justicia social y eso no quiere decir que vaya en contra del sistema capitalista, que por naturaleza es el que ha dado desarrollo en el mundo. Otra cosa es que lo manejemos mal en este país, que la distribución sea inequitativa.

Semana.com: ¿Dentro de las adhesiones que espera sumar, figura el Centro Democrático?

M. A.: Entre mis posibilidades de adhesiones tengo a todo caleño que esté dispuesto a que Cali siga con el rumbo de progreso, desarrollo social y económico de la ciudad. Si esas personas piensan así, bienvenidos todos a esta campaña. No quiero volver esto una cosa política, es una cosa de ciudad fundamentalmente.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.