Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/13/2015 7:00:00 PM

"La locura homofóbica del procurador ha llegado a niveles insostenibles"

El director de Colombia Diversa, Mauricio Albarracín, habla de la posibilidad de que la Corte Constitucional anule los matrimonios de parejas del mismo sexo.

Este jueves será un día clave para la comunidad LGBTI. En la Corte Constitucional se discutirá un tema clave: si los matrimonios entre parejas del mismo sexo son válidos o no.

Para ayudar a la reflexión, Colombia Diversa organizó en simultánea el foro "Adopción y matrimonio igualitarios: un camino inconcluso", en asocio con la Facultad de Derecho de la Universidad de los Andes y la Fundación Buen Gobierno. El debate comenzará a las 7 y 30 de la mañana y se acabará a la 1 de la tarde.

Hablarán de ese tema Juan Fernando Cristo, ministro del Interior; la senadora Claudia López; el exmagistrado Nilson Pinilla; Monseñor Juan Vicente Córdoba, y varios activistas de la comunidad LGBTI que han logrado que los jueces les reconozcan su matrimonio o la posibilidad de adoptar, como Ana Leiderman, una de las mamás de Medellín a quienes la Corte les reconoció el derecho de adoptar a sus hijos biológicos.

Semana.com habló con Mauricio Albarracín, director de Colombia Diversa, sobre la polémica discusión que tendrá lugar mañana en el Palacio de Justicia.

Semana.com: Este jueves la Corte Constitucional discutirá sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo. ¿Qué cree que pueda pasar?
 
Mauricio Albarracín: En primer lugar, en conjunto con Dejusticia solicitamos a la Corte que realizara una audiencia pública sobre este caso para tener un espacio de deliberación jurídica y social sobre las implicaciones sobre nuestros derechos. Segundo, esperamos que la ponencia del magistrado Pretelt que busca anular los matrimonios sea derrotada por ser un asalto a nuestra dignidad.
 
Semana.com: ¿Por qué la Corte está estudiando este tema?
 
M. A.: Ha sido un largo camino que hemos recorrido desde la exclusión legal hasta la igualdad. En Colombia era un delito ser homosexual hasta 1980, no podíamos ser profesores hasta el año 1998 ni notarios hasta el año 2002. Solamente en el año 2007 se reconocieron los derechos de las parejas del mismo sexo no casadas y en el 2011 que estas parejas son familias protegidas por la Constitución. Con esto quiero decir que la discriminación se encarnó en nuestras instituciones jurídicas.

Semana.com: Y en el caso del matrimonio, ¿cómo se encarnó esa discriminacion?

M. A.: La Corte está estudiando una de las últimas discriminaciones legales contra gais y lesbianas. Para ello tomó un camino confuso y complejo. En el año 2011 dijo que las parejas del mismo sexo son una familia y que la falta de un contrato formal y solemne para protegerlas violaba la Constitución. Sin embargo, dijo que era el Congreso quien debía regular la materia. Pero al mismo tiempo, decidió que si el Congreso no expedía una ley en dos años, las parejas del mismo sexo podrían acudir ante los notarios y jueces para proteger a sus familias. Esto abrió un debate sobre la interpretación de esa orden de la Corte que nos tiene de nuevo debatiendo en caso.

Semana.com: ¿Por qué la Procuraduría pide que se anulen esas uniones?
 
M. A.: La orden de la Corte para que las parejas acudieran a los jueces y notarios a proteger a sus familias a través de un contrato formal y solemne abrió tres interpretaciones. Colombia Diversa, Dejusticia y algunos jueces civiles han sostenido que el único contrato formal y solemne que protege a la familia es el matrimonio. Los notarios dicen que se deben realizar “contratos solemnes”, que es una institución inexistente en el ordenamiento jurídico y que no otorga ningún derecho. Finalmente, la Procuraduría asegura que todo sigue igual y que las parejas del mismo sexo no tienen ninguna protección legal. Con este argumento la Procuraduría quiere anular los matrimonios válidamente celebrados por los jueces civiles.
 
Semana.com: Cuando la Corte estableció hace unos años que las parejas del mismo sexo eran una familia, unos entendieron matrimonio y otros crearon un contrato raro, que no existía, llamado unión solemne. ¿Por qué paso eso?
 
M. A.: Esto sucedió porque la Corte fue ambigua en el lenguaje legal y porque existen magistrados que aún sostienen que no somos iguales ante la ley. La ambigüedad legal en la protección de las familias de parejas del mismo sexo ha sido lo peor que nos ha pasado en los últimos años porque estamos al vaivén de notarios y jueces, junto con las presiones indebidas de la Procuraduría. Hoy tenemos una sentencia que dice que somos una familia protegida por la Constitución, pero los funcionarios se inventan cualquier cosa para crear instituciones jurídicas discriminatorias.
 
Semana.com: ¿Qué tiene el matrimonio que no tenga la unión solemne?
 
M. A.: La “unión solemne” es una forma de segregación legal porque establece una institución distinta para personas iguales. Es la versión colombiana de la peligrosa doctrina de “separados pero iguales” que sustentó la discriminación racial en la Corte Suprema de los Estados Unidos por muchos años. La existencia de una “unión solemne” solo para parejas del mismo sexo es la marca de la desigualdad y lesiona nuestra dignidad.
Además, es una institución inexistente en el ordenamiento jurídico, no otorga ningún derecho, tampoco establece ninguna obligación, no modifica el estado civil, no es válida en otros países. La “unión solemne” es mala por discriminatoria y por inútil.
 
Semana.com: Las parejas que se han casado cuentan que a muchas les llega la Procuraduría a las bodas. ¿Eso es verdad?
 
M. A.: Es verdad y es una vergüenza que el procurador hubiese llegado incluso a la persecución física, como si estuviéramos en la Inquisición. En una de las ceremonias el procurador delegado estuvo presente todo el tiempo presentando recursos y siendo un intruso en un momento familiar. La locura homofóbica del procurador ha llegado a niveles insostenibles.

Semana.com: ¿Se han sentido perseguidos por la Procuraduría?
 
M. A.: La Procuraduría es una aparato organizado para discriminar a nuestras familias y nuestros hijos. Con los recursos de todos los colombianos se financia la peor persecución oficial contra nosotros y ninguna autoridad le pone un freno efectivo.
 
Semana.com: ¿Por qué cree que la corte debería declarar válidos los matrimonios de estas parejas mañana?
 
M. A.: Porque los jueces cumplieron con su deber de garantizar los derechos de las familias de parejas del mismo sexo tal como lo ordenó la Corte. Porque los jueces honraron la promesa de igualdad y libertad de nuestra democracia. Porque los jueces al realizar estos matrimonios lograron la igualdad plena que el resto de instituciones nos han negado. Porque estos jueces honraron la majestad de la justicia y dan ejemplo de valentía y seriedad.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.