Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/13/2011 12:00:00 AM

Me arrepiento de haber dicho que era gay: Chandler Burr

Tras nueve meses de batallas jurídicas el Icbf le entregó la patria potestad de dos niños colombianos de difícil adopción al periodista Chandler Burr. Algunos se preguntan si este caso abre el camino hacia la adopción por parte de parejas del mismo sexo en el país.

El periodista y curador del Museo de Arte Moderno de Nueva York, Chandler Burr, recibió el mejor regalo de navidad. El Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (Icbf) le entregó nuevamente la patria potestad de los dos niños que tuvo a su cargo y que le fueron quitados luego de que una funcionaria del Icbf considerara inadecuado que Burr no contara que era homosexual.

La historia, como lo dijo Burr, tuvo un final feliz pues los dos menores de 13 y 10 años son niños de difícil adopción, con baja escolaridad y carentes de afecto, pero hoy ya tienen un hogar en los Estados Unidos. Los niños ya están con su padre, quien desde abril de este año no descansó un minuto para luchar por lo que él consideró una injusticia.

Semana.com habló con Burr para conocer detalles de este hecho que le dio la vuelta al mundo.

Semana.com: ¿Cómo conoció a los dos niños?

Chandler Burr: Hay un programa que se llama kidsave que lleva niños de adopción difícil a los Estados Unidos y que trabaja con el Icbf. Las familias pasan un verano con ellos. Se espera que adopten a los niños.

Semana.com: ¿Por qué decidió adoptar a los dos hermanitos?

C.B.: Me mandaron algunas fotos. Yo quería dos niños. Cuando llegaron pasamos cinco semanas juntos. La primera semana no fue fácil, pero después fue un sueño. No tengo una pareja que me ayude, era la primera vez en la vida que tenía niños las 24 horas del día. (Recuerdo que) una semana antes de que volvieran a Colombia mi hijo mayor, estábamos desayunando, me miró a los ojos y me dijo “por qué no nos adopta”. Yo no sabía qué decir porque nosotros no podemos usar la palabra adopción.

Semana.com: Estuvo nueve meses alejado de los niños ¿en ese tiempo tuvo contacto con ellos?

CB: Hablé con ellos hasta septiembre de este año. Los niños estaban muy tristes.

Semana.com: Hay algo curioso en este episodio y es el cambio de los nombres, ¿por qué lo hizo?

CB: Yo le pregunté a mi hijo menor qué nombre quería y a él no le importó y elegí el nombre en inglés que es el correspondiente en español. A mi hijo mayor no le gusta como los americanos dicen su nombre en inglés. No quería el mismo nombre y decidió que se iba a llamar como un amigo de la escuela.

Semana.com: Hablemos del grueso de la demanda. ¿Por qué su orientación sexual se convirtió en un problema?

CB: Este es un tema controversial en Colombia, es mucho menos en los Estados Unidos. Yo había visto muchos niños que necesitan ser adoptados. (…) Yo fui ingenuo porque no me di cuenta de que hablar sobre mi orientación sexual en el contexto del Icbf era difícil.

Semana.com: ¿Cree que un homosexual puede cuidar un niño en las mismas condiciones que un heterosexual?

CB: Exactamente es la misma cosa. Lo siento porque sé que muchos colombianos no lo creen, pero la orientación sexual del padre no tiene ningún efecto positivo ni negativo sobre los hijos. Mis padres eran heterosexuales y a veces hicieron el bien y otras estaban equivocados.

Semana.com: ¿Ha pensado tener pareja?

CB: Sí. Cada ser humano en su orientación sexual quiere una pareja, quiere el amor, quiere conocer el alma gemela. Yo nunca he tenido eso y en este momento no pienso en eso. Mis hijos son mi prioridad número uno y dos. Si un día pasa, pues bueno.

Semana.com: ¿Se arrepiente de haber expuesto abiertamente su condición homosexual?

CB: Sí. Si tuviera que hacerlo otra vez yo no lo digo. Ese proceso les hizo daños terribles a mis hijos y fue emocionalmente tortuoso para ellos. Los niños perdieron nueve meses de escuela, de ayuda especial en Nueva Jersey para los niños atrasados. Perdieron nueve meses de inglés para aprender a leer y escribir, pero sobre todo, perdieron nueve meses de mi amor como su padre. Eso es imperdonable.

Semana.com: ¿Los niños conocen su orientación sexual? ¿Qué le han dicho sobre ella?
 
CB: Nunca hable de mi orientación sexual con mis niños porque los padres heterosexuales no hablan con sus hijos de su heterosexualidad. No se hace, es idiota. No tenía porque hacerlo.

Semana.com: ¿Qué les dice a las personas que dicen que un gay no debería adoptar hijos?

CB: Hay personas que no conocen a los homosexuales y yo les pregunto: ¿por qué no dejan sus creencias y hablan una hora con ellos (gays) y me dicen qué piensan? Si ellos no hacen eso no pueden decir nada sobre los homosexuales.

Semana.com: ¿Cómo le ayudó la embajada de EE.UU. en Colombia para resolver este caso?

CB: La embajada me apoyó cien por ciento en su rol de embajada americana, pero esto es una cuestión colombiana.

Semana.com: ¿Cree que en Colombia somos conservadores en estos temas?

CB: Para mí es extraño ya que los colombianos que conocí son personas completamente abiertas, muy educados y tienen amigos gays y lesbianas. Cuando yo iba a la playa hablé con las personas y me preguntaban dónde está su esposa y yo les dije que no tenía. Soy gay, soy soltero y a ellos no les molestó. Yo esperé la misma reacción del Icbf, pero fui ingenuo porque me pusieron en una posición difícil.

Semana.com: ¿Una vez lleguen a Estados Unidos qué les va a ofrecer a los niños?

CB: Tenía un apartamento en Manhattan y me decidí mudar por los niños a un pueblo pequeño. Elegí esta zona porque la educación es excelente, hay recursos del Estado, hay parques, centros comunitarios para hacer deporte y muchos niños.

Semana.com: ¿Qué dice su familia y sobre todo su mamá que se apegó a los niños?

CB: Ella va a estar sobre la luna. Los niños la adoran. La quieren menos cuando ella insiste en que estudien, pero ella es muy incisiva por la educación. Les ama mucho.

Semana.com: ¿Por qué quiere regresar a Colombia?

CB: Yo quiero que los niños conozcan su país de origen y quiero que conserven el español. También por ver a la familia sustituta que son personas increíbles. Son amables abiertos, simpáticos, cuidaron a mis hijos… les debo mi gratitud.

Semana.com: ¿Se considera usted un padre ideal?

CB: Por supuesto que no, si me considerada el padre ideal yo sería un loco y me pondrían en una institución. Espero ser un padre normal con mis valores e ideas y amar mucho a mis hijos.

Semana.com: ¿Qué tiene preparado para la navidad?

CB: Ya he comparado las luces de navidad, vamos a comprar el árbol y decorarlo. Vamos a pasear por Nueva York porque sus luces son lindas. Mi madre va a mudarse para cuidar a los niños y apoyarme.



¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.