Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/12/2013 12:00:00 AM

Medellín: La Bella Villa

Un particular concurso tiene a Medellín cerca de ganarse el título de la ciudad más innovadora del mundo. Estos son los méritos para que la capital antioqueña se lleve el premio.

Los medellinenses siempre se han sentido orgullosos de tener una ciudad pujante, que vio nacer a las más importantes empresas del país y que ha contado con una dirigencia pública y privada competente y emprendedora. Pero también es cierto que han tenido que cargar con el lastre del narcotráfico que, no hace muchos años, convirtió a la ciudad en una de las más peligrosas del mundo, sede de algunas de las mayores organizaciones de droga del planeta.

La verdad es que no ha sido fácil desprenderse de este último estigma, pero poco a poco la capital antioqueña ha ido dejando atrás ese periodo aciago de su historia. En la última década, Medellín se ha venido transformando. Ha recuperado el espíritu emprendedor del pasado, han surgido nuevos negocios y el ánimo innovador florece como un propósito regional. 

La ciudad se está convirtiendo en una de las más prometedoras del mundo y ahora, gracias a un peculiar concurso, está a punto de llevarse el título de la más innovadora del planeta. Se trata de un premio que organizan Citibank y el prestigioso diario económico The Wall Street Journal en asocio con Urban Land Institute, entidad que lidera a nivel mundial el uso responsable de la tierra y la sostenibilidad ambiental.

De un grupo inicial de 200 ciudades estudiadas, la capital antioqueña pasó a uno de 25, donde solo clasificó otra latinoamericana, Sao Paulo. El proceso de escogencia continuó y hoy La Bella Villa, como se le conoce, entró en la etapa final con Nueva York y Tel Aviv.

Medellín está en ese selecto grupo por los siguientes avances: El sistema Metro, que reduce las emisiones de CO2. Las escaleras eléctricas de la comuna de San Javier, que mejoran dramáticamente la calidad de vida de sus habitantes. Los grandes avances en el transporte público, con Metrocable, Metroplús y el programa de bicicletas públicas. La labor de Empresas Públicas de Medellín y su contribución a los objetivos comunitarios públicos. Los parques biblioteca y centros culturales que ha construido la ciudad en barrios marginados. Y, finalmente, la reducción sustancial en la tasa de criminalidad.

Como dice el alcalde Aníbal Gaviria, la innovación no está en los desarrollos como tal, pues ya existen en otras partes, sino en el uso que la capital antioqueña les ha dado para tocar a toda la ciudadanía. Los metros suelen ser una locura, casi una vorágine, en todas partes. La novedad es que en Medellín desarrollamos la Cultura Metro, en la que está comprometida toda la ciudad. Esto se ha traducido en un sentimiento de pertenencia, símbolo de civismo, respeto y limpieza del metro.

En general, la ciudad ha sido testigo de grandes avances en el transporte público, con más de 500.000 personas que utilizan el sistema Metro cada día. La ciudad también cuenta con un servicio público de bicicletas.

En cuanto al Metrocable, la novedad radica en el uso que se le da como medio de transporte cotidiano, pues en el mundo cables similares se suelen usar para turismo o para movilizar equipos en construcciones complejas. El Metrocable tiene un importante carácter social y de beneficio común, ya que están dirigido a mejorar las condiciones de calidad de vida de la población de menores ingresos.

En cuanto a las escaleras mecánicas al aire libre construidas en 2011 tienen el tamaño de un edificio de 28 pisos y permiten a los residentes de una ladera empinada en la Comuna 13 movilizarse de forma segura. El alcalde Gaviria señala que es la mejor muestra de intervención urbana, de cómo el Estado puede llegar a donde ha estado ausente. Con esta obra se hizo un proceso de intervención integral, de mejoramiento de viviendas, accesos peatonales y vías. Y en el aspecto cultural se destacan las nuevas instalaciones de la Biblioteca España y un centro en Moravia, construidas en barrios marginados de la ciudad.

Frente a la reducción de la tasa de criminalidad, lo que también reconoce el premio, el mandatario local señala que el año pasado las muertes violentas disminuyeron en 25 por ciento. Gaviria reconoce que hay que reducir aún más estas cifras y ser cada vez más exigente en este propósito.

La verdad es que esta transformación positiva ha sido producto del trabajo de varias administraciones de la ciudad y del departamento. Es el resultado de pensar en políticas de largo plazo y no del gobierno de turno. El alcalde dice, además, que el gran propósito es convertir a Medellín en la capital de Latinoamérica en ciencia, innovación y tecnología. Y el paquete de obras que tiene prevista la ciudad para los próximos años muestra que definitivamente la innovación está en el centro de la cultura de Medellín.

Entre estos está construir el Jardín Circunvalar, una zona de varios kilómetros entre los límites urbano y rural, con el que se busca evitar que la ciudad siga creciendo en la parte alta de las laderas del Valle de Aburrá. La idea no solo es tener una cadena de bosques sino también espacios y equipamientos públicos para recreación, educación, deporte y encuentro ciudadano.

Otro de los proyectos estrella de la actual administración es el Parque Vial del Río que atravesará la ciudad de norte a sur. “Con él mejorará la movilidad de la ciudad con propuestas vanguardistas. Vamos a soterrar las vías al lado y lado del río”, dijo Gaviria.

Como le dijo recientemente a SEMANA Rosario Córdoba Garcés, presidenta del Consejo Privado de Competitividad (CPC), el hecho de que Medellín sea postulada como unas de las tres ciudades más innovadoras del mundo no surge porque sí. Según Córdoba “es un trabajo conjunto entre la Alcaldía, los empresarios, las universidades y la Gobernación. Hay una coordinación perfecta para desarrollar una ciudad tecnológica. Uno ve esa región trabajando coordinadamente con visión de futuro, todos juntos”.

En unas semanas se sabrá si la votación pública convierte a La Bella Villa en la ciudad más innovadora del mundo. La gente podrá votar hasta febrero en la página dispuesta por los organizadores, a la que se puede acceder a través de la página web de la Alcaldía de Medellín. Independiente del resultado, los medellinenses ya se sienten ganadores. Estar en el podio de los tres mejores del mundo ya es un orgullo. 
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.