Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/18/2011 12:00:00 AM

Mensaje del ELN, ¿qué significa?

La carta del Ejército de Liberación Nacional (ELN) reitera su deseo de buscar una salida política al conflicto, pero sin hechos que demuestren su interés, difícilmente lograrán llamar la atención del Gobierno.

No es la primera vez que el Ejército de Liberación Nacional (ELN) dice estar dispuesto a buscar una salida negociada al conflicto. La carta que se conoció hace apenas unas horas, firmada por Nicolás Rodríguez, alias 'Gabino', el jefe de este grupo, reitera un anuncio que habían hecho en diciembre, cuando se conoció un comunicado del comando central en el que se proponía un cese al fuego "ante la magnitud de la tragedia invernal" y hablaba sobre la "urgencia de encontrar una salida política al conflicto social y armado que vive Colombia".
 
Para el analista Luis Eduardo Celis, de la Corporación Nuevo Arco Iris, "no son suficientes las cartas" para lograr llamar la atención del Gobierno frente a las intenciones que estas guerrillas dicen tener. Son necesarias, dice, acciones más contundentes como dejar de secuestrar y liberar a quienes tienen en cautiverio.
 
Sin embargo, más allá de esas muestras, el analista asegura que hace falta estar en el momento político oportuno para que se pueda empezar a hablar de una salida negociada al conflicto, y no solo en lo que tiene que ver con el ELN, también con las FARC, cuyos recientes pronunciamientos también han mostrado el mismo interés: el de hablar, negociar.
 
"Es muy difícil que en este momento se abra un escenario de negociación. El Gobierno les está apostando a grandes cosas como la Ley de Víctimas y el Plan de Desarrollo, lo que ha generado un pulso con el gobierno anterior, por lo que hablar de diálogo con las guerrillas aún está muy lejos", señala Celis.
 
Pero tampoco es absurdo pensarlo. El presidente Juan Manuel Santos ha reiterado que la puerta de los diálogos de paz no está cerrada, aunque ha dicho que primero las guerrillas deben cesar sus ataques, liberar secuestrados y romper su vínculo con el narcotráfico.
 
Es así como para el analista la reciente carta del ELN y la que han anunciado que bajo la misma línea está por conocerse de parte de las FARC son valiosas, en cuanto a que reiteran su interés en la salida negociada, pero tienen poco valor, tanto para el Gobierno como para la sociedad si es que no están acompañadas por hechos concretos y, además, no se dan en el momento político oportuno. “Los mensajes corren el riesgo de irse al vacío si no se pone sobre la mesa algo más que palabras”, señala Luis Eduardo Celis.
 
Para Carlos Lozano, de Colombianas y colombianos por la paz, organización a la que fue remitido el mensaje del ELN, este es claro y se trata de poner el tema del conflicto en un escenario de diálogo. Según él, se han logrado recientemente grandes avances en materia humanitaria, por lo que ya es hora de que se hable de la salida a través de otros caminos. Y aunque considera significativo el mensaje, coincide con el analista Luis Eduardo Celis al decir que se debe ir “más allá”.
 
Lozano asegura que aunque han existido, desde hace mucho, pronunciamientos del ELN en el mismo sentido, este es diferente por el momento en que se da, cuando hay otra posición por parte del Gobierno frente al tema del conflicto.
 
"Aunque el Gobierno ha hablado de exigencias, como cese al fuego, liberar secuestrados, lo cierto es que se ha mostrado abierto a que este tema se pueda desarrollar. Sin duda este es otro momento", señala Lozano, quien ha dicho que si bien el colectivo del que es miembro "no está autorizado para adelantar ningún diálogo directo", están dispuestos a buscar un acercamiento entre las guerrillas y el Gobierno.
 
Sin embargo, Santos ha desautorizado cualquier gestión de cualquier persona, incluida a la exsenadora Piedad Córdoba, de hacer contactos con las guerrillas en temas de paz.
 
Hasta ahora, al menos tres distintos intentos de negociaciones de paz de gobiernos colombianos con el ELN y con las FARC, desde fines de la década de 1980 y comienzos de la del 2010, han fracasado en medio de distintos hechos armados y mutuas recriminaciones de incumplir términos de los diálogos de paz.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.