Martes, 6 de diciembre de 2016

| 2016/11/01 11:25

La enredada mesa de negociación del Gobierno y el ELN

El grupo guerrillero asegura que la mesa no se ha instalado por culpa del Gobierno. Dicen no entender por qué se preocupan por la liberación de Odín Sánchez, si él es una persona "poco grata" en Chocó.

Juan Camilo Restrepo, jefe negociador del Gobierno, y Pablo Beltrán, jefe negociador del ELN. Foto: Fotomontaje SEMANA

Cada comunicado es más confuso que el anterior. Nadie entiende para dónde van las negociaciones entre el Gobierno y el ELN, que deberían empezar formalmente este 3 de noviembre en Quito, Ecuador.

Las partes no han logrado un consenso público en el punto que más las divide: la liberación de los secuestrados, y más puntualmente la entrega del excongresista chocoano Odín Sánchez Montes de Oca. Justamente esto llevó a que la mesa no se instalara el pasado 27 de octubre, como estaba presupuestado, y parece que será el impedimento para el inicio de la primera ronda de negociaciones, que empezaría este jueves. 

Podría leer: Negociación con el ELN, ¿la quinta será la vencida?

Este lunes la guerrilla aseguró que las partes acordaron no pararse de la mesa por ningún motivo. Pero pese a la “buena noticia”, como ellos la llamaron, el grupo insurgente también aprovechó para reiterar que el incumpliento era del Gobierno, pues en el documento inicial se había reiterado que una tercera liberación -que sería la de Odín- se daría en el transcurso de la primera ronda de diálogos.

Lo justificaron con apartes de los acuerdos firmados a inicios de octubre por el Gobierno y los elenos en Caracas:

Extracto del documento #2
En el marco de las dinámicas y acciones humanitarias de las partes, el ELN iniciará el proceso de liberación de los secuestrados/retenidos con 2 casos antes del 27 de octubre.

Extracto del Documento #3
En el marco de las dinámicas y acciones humanitarias de las Partes: 1- El ELN hará una liberación de un secuestrado/retenido en el transcurso de la primera ronda de conversaciones”, dice en el supuesto documento firmado por ambas partes. 

Con esos fragmentos, los elenos justifican su accionar, pues ese día liberaron al exalcalde de Charalá (Santander) y luego entregaron al último arrocero que tenían en su poder en Arauca. El que falta y sería entregado después del 3 de noviembre sería Odín. Por eso, aseguraron que la falta es del Gobierno.

Le recomendamos: "Nosotros, como el Gobierno, también cobramos impuestos": Pablo Beltrán

Pero aunque prometieron no parar las negociaciones, este martes el grupo guerrillero cambió el tono y emitió un comunicado que asegura que le duele “la instalación de la fallida mesa” y lamentó no lograr un “relacionamiento con quienes llegaron a Quito”. El documento no es claro y no permite entender si, en definitiva, los diálogos se iniciarán o no.

Las cuentas sobre los secuestrados en poder del ELN nunca han estado del todo claras, al parecer ni siquiera para el Gobierno. Más allá de algunos cálculos del Ministerio de Defensa, Odín es uno de los pocos nombres sobre los que hay certeza de que está en cautiverio.

“La responsabilidad en no haber instalado la Mesa está en el incumplimiento del Gobierno a los acuerdos previos, en los que se contemplaba la liberación de un tercer retenido, en este caso Odín Sánchez”, manifestaron.

En el comunicado el ELN asegura que no entiende por qué el Gobierno cancela la instalación justificando que no se ha liberado a Odín, pues -para el grupo insurgente- el excongresista chocoano y su hermano Patrocinio Sánchez son personas “poco gratas para los fondos públicos del departamento de Chocó y para las gentes de la región que han sufrido el terror paramilitar”.

Puede leer: Liberación con ‘cambiazo‘ en Chocó

Por su parte, el Gobierno tampoco cederá. Esta semana el presidente Juan Manuel Santos repitió lo que tanto ha dicho: “Reitero postura frente a diálogo con el ELN: hasta ver a Odín Sánchez libre, sano y salvo no habrá negociación pública con esa guerrilla”.

Esto no es todo. A la tensión entre ambas partes se suma el escalamiento del conflicto entre el ELN y las Fuerzas Militares. Este martes el grupo guerrillero habría hostigado la población de Sipí en Chocó.

Y este lunes también perpetraron un ataque en la vía que comunica Junín con Barbacoas, en Nariño. En el atentado murió el soldado Diego Rodríguez, mientras realizaba labores de servicio.

Por esta razón, las Fuerzas Armadas tampoco se quedan quietas y han dado fuertes golpes al grupo guerrillero, como la captura el pasado 19 de octubre de ‘Culebro viejo’, jefe de los elenos en Venezuela y el segundo después de ‘Pablito’.

Le puede interesar: ELN: 24 desmovilizados, un muerto y una captura en el suroeste

La relación está cada vez más tensa. Si las cosas siguen así, es probable que este jueves no se inicie la ronda de negociaciones. No sería la primera vez que Gobierno y el ELN no llegan a nada después de haber hecho anuncios con bombos y platillos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.