Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/26/2014 12:00:00 AM

Metrópolis limita el acceso a personas en silla de ruedas

El centro comercial de Bogotá no tiene ascensores para acceder al segundo piso y no dispone de alternativas para el libre acceso.

Uno de los centros comerciales más tradicionales de Bogotá, no cuenta con las herramientas necesarias para la libre movilidad de sus clientes.

En 30 años de existencia, en los que han entrado en vigencia leyes de alcance nacional y distrital que promueven el libre acceso y la no discriminación de las personas con movilidad reducida, este establecimiento ha ignorado la normatividad mínima de construcción de espacios comerciales.

Hasta hace pocos días, la solución que se ofrecía a los clientes que se desplazaban en silla de ruedas, personas de la tercera edad o familias con coches de bebés, era utilizar los ascensores de carga. Para esto se requería primero, ubicar a un vigilante para que permitiera el acceso de los usuarios a la zona de carga y poder activar los ascensores, ya que por no estar hechos para transportar pasajeros, tienen un rudimentario sistema que requiere que una pesada puerta de lata se levante desde el piso hasta el techo para poder acceder y luego volverla a bajar.

Esto de entrada atenta contra el principio de libre movilidad e independencia de una persona con discapacidad ya que para desplazarse por el centro comercial, requiere de asistencia.

Prohibido subir

Sin embargo, lo más sorprendente es que esta semana se prohibió el acceso definitivo a los ascensores. Los usuarios en silla de ruedas al buscar a los vigilantes, obtienen como respuesta: “Usted no puede subir. Está prohibido usar el ascensor”.

La razón que dan los vigilantes, es que la semana pasada una persona mayor había tenido un accidente ya que se le enredó el pie en un vacío que hay entre el piso y el ascensor. Así que para “curarse en salud” el centro comercial decidió restringir el acceso de las personas en silla de ruedas al segundo piso.

Semana.com intentó comunicarse con el gerente de Metrópolis, Jorge Toro Duque, pero no quiso atender la llamada. “Diga que estoy en una reunión”, se le escuchó decir a la secretaria.

El director operativo del establecimiento, Héctor Gómez, confirmó que en efecto el ascensor fue clausurado por petición del Fondo de Prevención y Atención de Emergencias de Bogotá, Fopae.
Al preguntarle, cómo acceden las personas en silla de ruedas o con problemas de movilidad, al segundo piso, aseguró que no hay manera de que accedan y que no hay ninguna solución.


¿Quién responde?

En estos casos, en principio la alcaldía local es la llamada a tomar cartas en el asunto. Semana.com intentó comunicarses con la alcaldía de Barrios Unidos, pero nadie responde el teléfono ni los correos electrónicos para ubicar al alcalde Iván Ernesto Rojas.

Todo indica que es un vicio de las entidades distritales, pues se intentó la comunición con el Fopae y tampoco fue posible. Durante este miércoles no hubo quien respondiera los teléfonos.

Existen varias leyes y acuerdos que establecen que las construcciones deben garantizar el libre acceso de los ciudadanos. Sin embargo esto sigue ocurriendo.

La ley marco del tema de discapacidad, es la 361 de 1997. El artículo 47 de esta ley establece que todas las edificaciones de acceso público, deben proporcionar acceso. Las construcciones que ya existieran para ese momento, debían implementar un plan de eliminación de barreras arquitectónicas.

En teoría, desde 1997, Metrópolis está obligado a disponer de ascensores o de rampas que garanticen el libre acceso. Lo cierto es que hoy, la solución es impedir el acceso a los clientes al segundo piso.

Metrópolis también está desconociendo el decreto 470 de 2007 en el que se adopta la Política Pública de Discapacidad para Bogotá.

¡No más discriminación!

A partir de ahora, Semana.com publicará periódicamente casos como este, de establecimientos públicos que con sus barreras arquitectónicas, discriminan a las personas con movilidad reducida y hará seguimiento de los casos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.