Viernes, 2 de diciembre de 2016

| 2015/12/21 12:16

La nueva vida de Plazas Vega

Tras recuperar su libertad, el coronel (r) viajó a visitar a sus hijos. La primera parada fue en México para cumplir la promesa a la Virgen de Guadalupe.

Luis Alfonso Plazas Vega Foto: Vía @LAPlazasVega

Ocho años y cinco meses tuvieron que pasar para que el coronel (r) del Ejército, Alfonso Plazas Vega, pudiera recuperar su libertad y retomar su vida. Desde de que la Corte Suprema de Justicia decidió absolverlo por la desaparición de dos personas durante la retoma del Palacio de Justicia, en noviembre de 1985, no ha parado de atender entrevistas de los medios de comunicación y, rápidamente, tomó la decisión de viajar a Estados Unidos y México donde viven sus hijos.

Su primera parada fue en México, en el Santuario de la Virgen de Guadalupe. “Cumplo promesa a la Guadalupana; recuperada mi libertad acá estoy en su Basílica”, señaló Plazas Vega a través de su cuenta de Twitter.

Por su parte su esposa, la senadora Tania Vega, también publicó en la red social, “gracias Dios mío! Ocho años viajando sola a visitar mis hijos y nietos por culpa de la infamia. Hoy no voy sola!”.

La pareja está decidida a recuperar el tiempo perdido. De momento Plazas Vega no descarta demandar al Estado por los años que tuvo que vivir en prisión. De forma contundente, dice no tener “ninguna” expectativa frente al anuncio que hizo el fiscal Eduardo Montealegre sobre un nuevo proceso en su contra, esta vez por la retoma del Palacio de Justicia.

Sin embargo, los abogados de los familiares de las víctimas consideran que el oficial (r) va a tener que seguir rindiendo cuentas ante las autoridades penales.

Para ellos, sigue vigente una medida de aseguramiento en contra del oficial y por eso cuestionan que se le haya concedido la libertad. Lo hicieron a través de un escrito que enviaron a la Fiscalía Cuarta Delegada ante la Corte Suprema de Justicia.

Cuando el Tribunal Superior de Bogotá ratificó la condena a 30 años de prisión contra el coronel (r) Luis Alfonso Plazas Vega, lo hizo por la responsabilidad que, según esa corporación, tenía Plazas en la desaparición de dos de los 11 desaparecidos del Palacio de Justicia.
 
En la misma decisión, la Sala Penal de ese órgano jurisdiccional anuló todo lo actuado en el proceso por los otros nueve desaparecidos. Eso significaba que, en esos eventos particulares, el proceso tenía que volver a adelantarse desde la fase de instrucción.
 
Según el escrito de los abogados, en esa etapa procesal ya estaba vigente una medida de aseguramiento contra Plazas Vega. Por eso cuestionan la validez de la orden de libertad que se le concedió, luego de ser absuelto por estos hechos.
 
En criterio de este grupo de juristas, el militar (r) debe seguir respondiendo ante la justicia por la desaparición de nueve personas más y debería hacerlo en calidad de detenido.
 
En consecuencia, es la Fiscalía la que deberá determinar si dentro del proceso que sigue adelantando para esclarecer lo sucedido a las restantes nueve víctimas, el oficial (r) tiene alguna responsabilidad.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.