Sábado, 29 de noviembre de 2014

| 2013/01/19 00:00

“Mi fuerte nunca ha sido administrar empresas”

Juan Carlos Ortiz, protagonista del descalabro de InterBolsa, habla de los negocios que desataron la crisis.

“Mi fuerte nunca ha sido administrar empresas” Foto: Guillermo Torres / SEMANA

María Jimena Duzan: Le confieso que cuando supe que usted se había ido del país, llegué a pensar que no regresaría. 


Juan Carlos Ortiz: Me fui tres días porque tenía una cita médica en Miami y apenas la cumplí me vine. Y aquí me tiene. 


M.J.D.: Usted ha dicho que luego de la liquidación de Proyectar Valores, su comisionista mimada que ayudó a consolidar, se distanció de Rodrigo y Tomás Jaramillo y que por eso no tuvo nada que ver con la reciente operación de ‘repos’ de Fabricato que llevó a la quiebra a la comisionista de InterBolsa. Sin embargo, han salido al baile evidencias de lo contrario. Se habla de la existencia de un documento con fecha de 2012 firmado entre los Jaramillo y usted con Alessandro Corridori, accionista mayoritario de Fabricato, en el que se pactaba que el 30 por ciento de las ganancias producto de esas operaciones en las que presuntamente pudieron haberse cometido acciones ilícitas, irían a sus cuentas. 


J.C.O.: Antes de contestarle esa pregunta, déjeme decirle que en esa operación que se gesta en la comisionista de InterBolsa de estos últimos meses no tuve nada que ver porque, en efecto a mí me sacan de allá desde 2010 luego de la liquidación de Proyectar y prácticamente no vuelvo a hablar con ellos. 


M.J.D.: Pero sí tuvo que ver con un préstamo que le hizo el Fondo Premium a Corridori por 20 millones de dólares en 2009. Eso está en los documentos que está analizando la Fiscalía. 


J.C.O.: La operación la conocí y como asesor del fondo la estudié y le di concepto favorable. La propuesta de ese negocio consistía básicamente en aprobar un crédito de 20 millones de dólares en 2009 a Corridori y a sus empresas. 


M.J.D.: Un préstamo considerable para alguien que aparentemente era una especie de embajador de la India: según la Revista Dinero, no lo conocía nadie. 


J.C.O.: Pues le confieso que para 2009, Corridori ya era una persona conocida en el sector bursátil. Alguien me lo presentó y no recuerdo bien quién fue. Tenía buenos socios, buenas cartas de presentación, estaba vinculado con los puestos de bolsa. A Corridori se le hace un desembolso de 20 millones de dólares con garantía en acciones de Fabricato y su precio debía ser 26. 50 pesos. Todo venía funcionando muy bien hasta que vino esta debacle. Sin embargo, me atrevo a decir que esa plata no se va a perder.  


M.J.D.: Según el administrador del fondo, Erik Anderson, en este también se quedaron infectados con préstamos sobre acciones de Fabricato. ¿Tampoco supo nada de ese hallazgo? ¿Ni siquiera lo sorprendió

J.C.O.: Solo puedo responder por esta operación de crédito que le menciono. Pero lo que sí le puedo decir es que Valores incorporados y Rentafolio Bursátil y Financiero, que fueron las empresas creadas por mí y que inmediatamente después pasaron a formar parte del Fondo Premiun  para invertir los dineros que captaban los fondos, sesionaban hasta el día de la liquidación de InterBolsa en el edificio de esa empresa en Bogotá. 


M.J.D.: O sea que esa decisión de utilizar dineros del fondo para invertirlos en ‘repos’ de Fabricato  que produjo la caída de InterBolsa fue decidida en Bogotá…


J.C.O.: Sí, eso es muy probable. 


M.J.D.: Sin embargo, hay quienes aseguran que usted es el cerebro que maquinó toda la operación de los ‘repos’ de Fabricato… 


J.C.O.: Para nada. En estos dos años solo he estado pendiente del desarrollo de préstamo que le digo y hasta agosto, por los correos que me cruzaba, todo parecía bien. ¡Si es que la acción estaba a 80!...¿Cómo no nos iba a ir bien 

M.J.D.: Volviendo a la pregunta inicial. ¿Es cierto que hay un documento que habría firmado Corridori para entregarles a Tomás y a usted el 30 por ciento de las ganancias de los ‘repos’ de Fabricato

J.C.O.
: No conozco ese documento. Lo que conozco es que después de que se hace el negocio del crédito de 20 millones de dólares, Corridori le ofrece al fondo en 2011 y de manera voluntaria un 30 por ciento sobre esta operación. Y sí hay correos míos y del Fondo preguntándole a Corrodori  cómo era que se iban a liquidar esos dineros. Pero ese acuerdo nunca se firma. 


M.J.D.: Según la denuncia que hace Jaime Granados ante la Fiscalía hay unos traslados de dinero del Fondo Premium con fecha del año pasado a la cuenta de Víctor Maldonado, uno de los socios de InterBolsa. Y de esa cuenta a la de Tomás Jaramillo y la suya. 


J.C.O.: He leído varias veces esa denuncia y lo que vamos a demostrar es que eso no fue así y que lo que hubo fue un crédito a Víctor Maldonado. Un crédito por lo demás bien prestado porque seguramente lo va a pagar. En cuanto a que hubiera un giro de la cuenta de Víctor Maldonado a la mía, le puedo responder que estoy buscando en mis papeles para poder dar respuesta a qué giros se refiere. 


M.J.D.: ¿Y le parece bien que dinero del Fondo Premiun que capta dineros de clientes de InterBolsa termine prestándole a un socio de esa empresa

J.C.O.:
Lo que le puedo decir es que ese préstamo es legal. 


M.J.D.: Pero no todo lo legal es correcto. Según denuncias ante la Fiscalía, dineros del Fondo habrían sido utilizados para solucionar problemas de iliquidez personal de los socios de InterBolsa. Eso puede ser legal, pero no los deja bien parados.


J.C.O.: Yo lo único que sé es de un pago que salió de InterBolsa por 142 millones y que entró a una empresa en liquidación donde yo soy socio con mi familia, dos días antes de que entrara en liquidación InterBolsa. Eso corresponde a un pago de intereses de bonos que se venía pagando poco a poco. Toda esa información se la envié a la Superintendencia de sociedades. 


M.J.D.: Si todo era tan claro como usted sugiere, ¿Por qué entonces los que invirtieron plata en el Fondo no saben cuánto han perdido

J.C.O.:
Mire, la mejor prueba de que yo no sabía nada de la debacle de InterBolsa es que no vendí. Tenía un paquete de acciones financiado con el sector financiero y ahora lo tengo que reestructurar y pagar. Tengo que vender los activos o entregarlos a las entidades financieras. Si yo hubiera pensado que a esta empresa le iba a pasar algo o no iba a ser vendida, no me hubiera quedado con las manos cruzadas. 


M.J.D.:¿ La plata del Fondo se va a recuperar

J.C.O.:
Yo creo que sí. Están los activos y la acción de Fabricato. El Fondo quedó atado al precio de esa acción. La duda es cuánto vale hoy Fabricato. 


M.J.D.: ¿Le sorprendió encontrar el nombre de Violy McCausland como una de las propietarias de Fabricato

J.C.O.:
La conozco y sí me sorprendió. No lo sabía. 


M.J.D.: ¿Es cierto que la pelea con sus exsocios, Tomás y Rodrigo Jaramillo, surge porque estos se negaron a salvar a Proyectar Valores? 


J.C.O.: Es cierto. Soy de los que creo que cuando una compañía comisionista más pequeña está en problemas lo peor que le puede pasar al mercado es que se quiebre, porque genera un riesgo para el mercado bursátil. Proyectar había salvado a más de cinco puestos de bolsa que iban a quebrar. Cogíamos la partecita buena de la manzana que eran los clientes y desechábamos lo demás. 


M.J.D.: ¿Y por qué no la salvaron?

J.C.O.:
Me dijeron que les parecía riesgoso para InterBolsa y que lo mejor que podían hacer para cuidar la empresa era estar lejos de Proyectar. Y yo pensaba que lo mejor para InterBolsa era no perder la confianza del mercado, -Proyectar era ya el quinto puesto en muchas cosas, 2,8 billones de manejo-,  y salvarla.  Al fin y al cabo esa era la filosofía con que habíamos crecido en InterBolsa y en la que siempre he creído.  


M.J.D.: Para una persona que tuvo a Proyectar Valores tan en su corazón, sorprende que no haya conocido a uno de sus gerentes comerciales, el señor Carlos Eduardo Leyton, un excomisionista de Proyectar Valores, arrestado hace poco por el CTI y extraditado a Estados Unidos acusado de lavado de activos. 


J.C.O.: En Proyectar pasaron muchos corredores que no conocí. Tengo entendido que él vino con uno de estos paquetes nuevos de bolsa que iba adquiriendo. Nunca se le contrató sino que se coló dentro de los pedacitos buenos de la manzana que se trajeron a Proyectar. 


M.J.D.: Oyéndolo, parecería que los que se dedican a especular con el dinero de otros son almas filantrópicas que diferencian muy bien el bien del mal y que lo de Proyectar fue un asunto de poca monta. Sin embargo, en la sanción que le acaba de imponer el Autorregulador del Mercado dijo que hubo manejos irregulares en la captación de dinero y que a los clientes no se les informó adecuadamente en qué se invertían su plata. 


J.C.O.: Cuando una entidad se quiebra es porque hubo un mal manejo. De eso no hay duda. Proyectar llegó a tener 148.000 clientes, 28 muy activos, y tenía que irse fortaleciendo para satisfacer a esos clientes. Lo que falló fue la forma inicial como se hicieron esas fusiones y se asumieron unos riesgos.  


M.J.D.: ¿No será que en el fondo esa fama bien ganada que tiene usted de ser el joven terrible de la bolsa le está pasando cuentas? ¿Por qué en todos los negocios que usted ha creado, ya sea Proyectar o InterBolsa, han terminado quebrados y han debido ser liquidados

J.C.O.:
Es que yo soy muy mal administrador. Mi fuerte nunca ha sido administrar empresas. Yo todo lo delego porque no me interesa mucho ese tema. A mí me gusta crear la empresa y que esta vaya creciendo y desafortunadamente la gente que estaba administrando no fue capaz de prever los riesgos, dos o tres que tuvo; no supo cómo manejarlos. Pero le aclaro: prácticamente a todo el mundo se le pagó y se liquidó bien. 


M.J.D.: ¿Cómo recuperar la confianza en el mercado de capitales después de esta debacle

J.C.O.:
En eso estoy de acuerdo: se perdió una confianza valiosa. 


M.J.D.: ¿Y no cree que personas como usted tienen una gran  responsabilidad en esa pérdida de confianza

J.C.O.:
Mire, yo ayudé muchísimo a que el sector creciera y todo lo que avanzamos se perdió con esta debacle. 


M.J.D.: O sea que usted, como si nada…


J.C.O.: No crea. He cambiado. Ya son dos golpes. Por ahora me voy a dedicar a esto: a poner la cara. 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×